Las difíciles decisiones de Comfenalco para evitar cierre definitivo

Las difíciles decisiones de Comfenalco para evitar cierre definitivo

La caja de compensación celebra 60 años de creación con un presente financiero más estable.

Carlos Mario Estrada

Carlos Mario Estrada lleva casi cinco años al frente de la Caja de Compensación Comfenalco.

Foto:

Jaiver Nieto / ETCE

07 de marzo 2017 , 09:08 a.m.

Carlos Mario Estrada se presentó ante mí como Gestor de Felicidad de Comfenalco Antioquia, no como director Ejecutivo, que es su cargo.

Aunque él mismo reconoció que Felicidad es una emoción que parece cliché, es algo que se toma muy en serio como temática para direccionar la Caja de Compensación que este año celebra seis décadas de existencia.

Y es entendible. Después de la tristeza y los momentos amargos que pasó la Caja de Compensación y algunos de sus trabajadores, debido a pérdidas económicas por el modelo de salud, es apenas lógico que la meta de Estrada, ahora que el presente es mucho mejor, esté enfocada en ofrecer una mejor calidad de vida tanto a empleados como a afiliados.

En el piso 15 de la sede de la Caja, ubicada en Palacé (centro de Medellín), Estrada se acomodó en silencio en un mueble marrón de cuero. Está algo prevenido. Viste un saco de lana oscuro que contrasta con unos lentes blancos. No hay corbata.

“Eso desapareció hace rato. Es una pequeña muestra visible del cambio que ha vivido Comfenalco en seis décadas, pasando de un estilo rígido, como de capataz, a uno más flexible y cercano”, dijo.


Su estilo ‘relajado’ es genuino. Lo supe cuando me acosó para agilizar la entrevista pues su intención era salir de la oficina a las 4 de la tarde para “dar el ejemplo” a los empleados de que se puede ser productivo y a la vez tener calidad de vida. Un organigrama circular en el que en el medio está la felicidad, según él.

–¿Cuál es el balance que hace de Comfenalco en estos 60 años?- pregunté. No bastó más. La respuesta fue tan corta como la pregunta.

-Tenemos muchas razones para celebrar, porque hace cinco años la Caja estuvo a punto de cerrar por las pérdidas económicas. Respondió el directivo, de manera solemne.

Pudo haberse enfocado en la actualidad o, quizá, en el futuro. Pero Estrada pasó la mayor parte de la entrevista recordando las dificultades previas del ayer que llevaron a la relativa tranquilidad del ahora.

Decisiones difíciles, cuestionadas e impopulares, según él, para asegurar la supervivencia de Comfenalco tras un periodo de pérdidas económicas de 2012 a 2014. Había que hacer algo.

Parece fácil, pero no lo es. Mientras la mayoría de empresarios estudia para hacer prósperos los negocios, desde que Estrada llegó a la dirección de Comfenalco, también tuvo que estudiar. Pero para acabar con una de las líneas de negocio de la Caja: La salud.“A las empresas que iba el objetivo era hacerla crecer. Esta vez fue un choque, porque llegué a hacer todo lo contrario. Tenía que marchitar un negocio”, contó.

Ha sido el momento que más lo ha marcado. Personalmente fue quien informó la terminación de la prestación del servicio de salud de la Caja, uno que se venía prestando hace 20 años en la ciudad.

Comfenalco Antioquia

Uno de los servicios que la Caja tuvo que dejar a un lado fue el de la salud, el cuál prestó por 20 años.

Foto:

Archivo Particular

Aseguró que el modelo de salud del país se comenzó a deteriorar. Así, después de tres años en proceso de liquidación con venta de la clínica y los biosignos moría el servicio de Salud.

Más allá de lo material, Estrada lo que más lamenta es la pérdida de personal. “Lo más duro fue dejar ir a tanto personal, tanta calidad humana. Hubo muchos odios, quejas y tristezas. Pero algo que había que hacerse para garantizar el funcionamiento de la empresa. Yo llegué en abril y recibí la caja con pérdidas de 9.000 millones de pesos al mes, si no hacía algo en diciembre la Caja no existiría”, confesó Estrada.

El tiempo le dio la razón. Comfenalco pasó de tener 99.000 millones de pérdidas en 2012 a tener ganancias por 38.000 millones de pesos en 2016.

No solo eso. Hace casi un mes se convirtió en la primera EPS en liquidación forzosa que cumplió con sus deudas a los 490 acreedores. “Honramos la palabra. A todos los que le debían menos de 600 millones de pesos (436) les pagamos en efectivo –casi 30.000 millones de pesos–, al resto, cerca de 4.000 millones en efectivo y el resto con dos lotes”, explicó con cierto orgullo, ese que tiene un típico paisa al que ‘le pican las deudas’.

Hoy, aunque todavía lo persiguen esas decisiones impopulares, drásticas y dolorosas, le queda la tranquilidad de que fueron las que necesitaba la Caja para garantizar su sostenibilidad, y brindarles tranquilidad a las 20.000 empresas y 900.000 personas afiliadas.

El piso 15 de la sede de Comfenalco tiene dos grandes ventanales, uno mira al sur y otro al norte. Casualidad o no, al mirar al sur se puede apreciar el negro nubarrón cuyas lluvias azotan el sur. En la del norte, aún brilla el sol que se mueve hacia las montañas paisas.

Ese panorama climático es la realidad de la caja en su devenir: una fase oscura pero pasajera. Y un futuro más promisorio en el que esperan llegar al millón de afiliados, superar las 10.000 soluciones habitacionales que ofrecen y los 40.000 empleos que generan con las concesionarias 4G.

“Queremos ser el brazo operativo de las políticas sociales del Gobierno Nacional durante el posconflicto. Todo, sin perder la orientación social”, contó Estrada.

Uno de los programas a los que hace referencia es a uno desarrollado articuladamente con el Gobierno Nacional para emplear a 400 mujeres afro desmovilizadas de grupos armados al margen de la ley en el Urabá antioqueño.

“son mujeres a las que se les dificultará encontrar empleo. Entonces aprovecharemos su conocimiento de la zona para capacitarlas en atención turística aprovechando el auge de la región”, indicó el dirigente.

Precisamente, el empleo será una de las líneas a las que le apuntan para fortalecer Comfenalco. A los hoteles que ya tienen en municipios turísticos como Jardín o Santa Elena, les sumarán paquetes viajeros mediante la Agencia de viajes de Comfenalco, que en el 2016 facturó más de 2.000 millones de pesos.

David Alejandro Mercado
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA