La relación entre el tango y Reinaldo Spitaletta

La relación entre el tango y Reinaldo Spitaletta

El periodista y escritor presentó 'Tango sol, tango luna', libro de crónicas y relatos sobre tango.

fg

Este libro de Reinaldo Spitaletta (foto) fue editado por la Editorial UPB y presentado el pasado martes en la librería El Acontista.

Foto:

Mateo García

28 de octubre 2016 , 11:12 p.m.

En cada esquina de Bello había una cantina, un bar o un café. En esos lugares, día y noche, lo único que sonaba era tango. Nadie, ni en Bello ni en Medellín, podía ser indiferente a esas melodías.

Desde que estaba en la cuna, el periodista y escritor Reinaldo Spitaletta escucha tango. Este género musical siempre ha estado en su vida y eso lo llevó a escribir Tango sol, tango luna, un libro de relatos sobre la poética y la metafísica del género musical.

Aunque por algún tiempo Spitaletta, como muchos jóvenes de su generación, se inclinó por otros géneros como el rock y las baladas, la música porteña comenzó a tener otro significado para él.

“Ya cuando tuvimos sentido de razón romántica de la vida, de lo que es la condición humana, el tango nos empezó a comunicar un poco de discursos”, recuerda Spitaletta.

Desde entonces no ha abandonado el tango. En el libro que ahora entrega, el autor destaca a esta melodía como “una música muy bien elaborada, las letras son poéticas, hay una relación con la literatura y conserva la narración como condición humana”.

Esta publicación es una banda sonora y, de alguna manera, cuenta los mensajes, nostalgias, melancolías y tristezas que están presentes en muchas historias del tango.

Así mismo cuenta su evolución y la manera en que pasó de ser un género popular en Buenos Aires y las élites comenzaron a escucharlo.

Aquí se pueden leer historias del barrio y el tango, el tango y la amistad, el tango y la calle, el tango y el desamor.
Además hay un análisis de la relación entre el tango y la literatura y cómo la literatura ha influenciado a los poetas del tango.

“Se analiza cómo Rubén Darío, García Lorca y otros van a tener una emanación poética sobre los otros de Argentina y de Uruguay, que son los generadores del tango, en la composición de letras, en la autoría de letras”, explica Spitaletta.
Borges también es protagonista de las historias.

En el libro habla sobre la relación del escritor y el tango, una relación de enemistad y amistad con el tango porque a Borges le gustaba cuando era alegre, hasta que los extranjeros, sobre todo los italianos, entristecieron la música con su llegada.

Incluye, también, relatos sobre figuras destacadas del género como el bandoneonista Néstor Marconi, quien aún vive y es uno de los grandes exponentes del tango que no ha muerto.

De igual forma se refiere a Astor Piazzolla, Homero Manzi, Horacio Ferrer y Carlos Gardel, entre otros.“Cómo no iba a mencionar a Gardel, entonces hay una crónica sobre su muerte en la que se explica cómo fue un accidente provocado, producto de la competencia de las aerolíneas alemanas y norteamericanas y el desenlace es fatal”, comenta Spitaletta.

La ciudad está presente, no solo Medellín, también está Buenos Aires. Las dos ciudades tienen espíritus distintos, pero están unidas por eso que se llama tango y cómo este crea otros paisajes urbanos.

Medellín ha tenido entre sus gustos musicales y populares el tango, no solamente porque aquí haya muerto Gardel, sino porque desde antes el tango tenía una presencia en ciertos sectores.

El centro de la ciudad es narrado, pero no es de una manera evidente. Los que sí son evidentes son algunos bares de Bello, como el Torrente, el Viejo Café y Los Tres Amigos.

“Hay una especie de inmersión en los viejos cafés y bares que tenían sus pianolas, traganíqueles, en donde sonaban mucho tango”, agrega el escritor,

Aunque Spitaletta reconoce que el género no es lo mismo, dice que “así no haya hoy los grandes poetas del tango, este siempre subsistirá por lo que ya se hizo y porque es una cosa muy bien elaborada, la letra poética y la música absolutamente tremenda, las armonías y las interpretaciones vocales”.

Por estas razones, no le era posible escribir sobre otros sonidos que no fueran estos.

MATEO GARCÍA
Para EL TIEMPO
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA