La mayoría de gente con discapacidad es de bajos recursos económicos

La mayoría de gente con discapacidad es de bajos recursos económicos

El 12 por ciento de habitantes con una discapacidad, la adquirió en un accidente.

Estudiantes con discapacidad

Muchas de las personas que resultan con alguna discapacidad luego de un accidente no acceden a una correcta rehabilitación.

Foto:

Guillermo González / Archivo EL TIEMPO

02 de octubre 2017 , 06:03 p.m.

En Medellín, según cifras de la Secretaría de Movilidad, entre el primero de enero y el 24 de septiembre de este año 23.559 personas resultaron lesionadas en siniestros viales, 88 por día en estos nueve meses, esto es el equivalente a más de la mitad de los hinchas que caben en el estadio Atanasio Girardot, que tiene una capacidad total para 45.087 espectadores.

Muchas de ellas pasaron por procesos de recuperación. Sin embargo, los actores viales que sobreviven a incidentes de tránsito graves tienen una alta probabilidad de quedar con discapacidades; la mayoría de los lesionados en estos hechos son motociclistas, parrilleros y peatones.

En la ciudad, al menos 3.178 personas tienen una discapacidad de origen vial, según el Estudio descriptivo Discapacidad de Origen Vial Medellín 2016, que recopiló datos del Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad de Medellín hasta el año pasado.

Esto es el 38,4 por ciento de las 8.280 personas cuya discapacidad es producto de un accidente, que es la segunda causa, debajo de ‘enfermedad general’. En total, en la ciudad hay registradas 68.622 personas con alguna discapacidad.

El panorama de la recuperación no es muy alentador. De acuerdo con el estudio, solo el 19 por ciento de las personas con discapacidad de origen vial reportaban recuperación. Esto en parte se debe a la no asistencia a terapias de rehabilitación.

De acuerdo con Gustavo Cabrera, experto en seguridad vial y líder de la iniciativa Movilidad Segura Colombia, esto se explica en parte porque muchas personas no pueden asistir a la rehabilitación.

De acuerdo con el estudio, el 44 por ciento de las personas con discapacidad de origen vial no iba a rehabilitación, sobre el por qué, el 16 por ciento no lo hacía porque consideraba que ya había terminado su proceso, el 12 por ciento, por falta de dinero y el 6 por ciento porque la rehabilitación no había sido aprobada por su EPS.

La cobertura de la rehabilitación por la EPS o por la ARL, es una trampa para las personas desde el punto de vista social y económico porque rápidamente tienden a quedarse sin protección

Todos estos datos apuntan a un aspecto que es importante resaltar, según el experto, y es que la mayoría de las personas con alguna discapacidad tiene bajos recursos económicos, algo que juega muy en contra teniendo en cuenta que los procesos de recuperación pueden durar varios años y que muchas personas deben dejar de trabajar debido a su discapacidad.

Si bien el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) cubre una parte de los costos en un incidente de tránsito, no es un fondo sin límites, lo mismo sucede con otras opciones.

“La cobertura de la rehabilitación por la EPS o por la ARL, si es que se logra, se agota muy rápidamente entonces es una trampa para las personas desde el punto de vista social y económico porque rápidamente tiende a quedarse sin protección”, acotó Cabrera.

La discapacidad de todas las causas es un problema que se concentra mucho en personas pobres, y estas personas mientras no tengan voz, no tengan quién reclame, a nadie le interesan mucho

Es así como hay varias cosas que juegan en contra, “la discapacidad de todas las causas es un problema que se concentra mucho en personas pobres, y estas personas mientras no tengan voz, no tengan quién reclame, a nadie le interesan mucho”, agregó el experto.

Por otro lado, si bien las ciudades se han ido adaptando para ser amigables con personas en situación de discapacidad, aún falta mucho camino por recorrer. Algo apreciable, por ejemplo, durante el foro ‘Movilidad Vial Medellín: Hechos viales, discapacidad y calidad de vida’, realizado el pasado 15 de septiembre en la Sede de Investigación Universitaria de la Universidad de Antioquia.

En ese lugar faltaron algunas condiciones para garantizar la movilidad de las más de 70 personas en situación de discapacidad que asistieron al foro, contó Cabrera como anécdota para reflejar el nivel de este problema.

Además, en el caso de Medellín, aunque sistemas de transporte masivo como el metro tienen ingresos especiales para esta población, no todas las calles de la ciudad tienen cruces diferenciales o con suficiente tiempo semafórico para el cruce de peatones con movilidad reducida.

A esto debe sumarse que a los ciudadanos aún les falta conciencia sobre cómo tratar o ayudar a personas con alguna discapacidad.

No se trata de asistencialismo o lástima, sino de facilitarles a estas personas herramientas suficientes para que tengan la mayor cantidad de independencia posible, concluyó Cabrera.


María Isabel Ortiz Fonnegra
Redactora de EL TIEMPO
marfon@eltiempo.com

MEDELLÍN 

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA