Mauj, un colegio a todo dar que sigue escalando

Mauj, un colegio a todo dar que sigue escalando

El Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo es considerado uno de los mejores del oriente antioqueño.

Colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

Con el colegio se tiene el firme propósito de formar personas íntegras desde la etapa inicial del desarrollo humano.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

15 de agosto 2017 , 11:03 p.m.

Un total de 760 estudiantes, desde los 5 años, de transición, a grado 11, tienen la fortuna de formar parte del colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo (Mauj), catalogado hoy como uno de los mejores del oriente antioqueño por su oferta educativa, calidad académica y formación integral.

El colegio nació hace 18 años en las instalaciones de la Universidad Católica de Oriente, del municipio de Rionegro, con la cual comparte los mismos principios para educar: la lealtad, la honestidad, la generosidad, la solidaridad, la transparencia y todos los valores que abarca una vida cristiana.

El establecimiento educativo mixto, regido por los lineamientos del Ministerio de Educación Nacional y la Secretaría de Educación Municipal está en unos niveles altos de desempeño en el Icfes. El año pasado se ubicó en el puesto 35 en Antioquia y en cuarto lugar en Rionegro.

El colegio cuenta con parque infantil y zonas verdes, salas de cómputo, y el libre acceso a los laboratorios, la biblioteca, las canchas y el coliseo de la universidad.
Ha habido una gran apuesta por la implementación de recursos tecnológicos para educar. Cuenta con 29 aulas, gran parte de ellas dotadas con tableros de última generación que incluyen sonido y una llave digital. Además de un convenio con la editorial Santillana, que provee plataformas online y offline para alimentar, reforzar y perfeccionar en casa los conocimientos adquiridos.

A eso se suma que en el 2014 inició un proyecto piloto para convertirse en colegio bilingüe, empleando el inglés como lengua extranjera en los niveles de preescolar a tercero.

Su calidad educativa es notable. Sin embargo, es la formación en valores cristianos una de las opciones más claras por las que las familias optan por el colegio, de acuerdo con el Padre Ángel David Agudelo Mesa, actual rector.

“A la par de la exigencia académica, nos interesa mucho la persona; el niño, sus necesidades, sus sueños, que sean niños alegres”, expresó Eliana Ortega Madrid, profesional de lenguaje que integra el equipo de 53 docentes de todas las áreas.

Es la formación en valores cristianos una de las opciones por las que las familias optan por el colegio

Actualmente hay presencia de estudiantes de ocho municipios cercanos: Rionegro, El Retiro, La Ceja, El Carmen, Guarne, San Vicente, Marinilla y El Santuario.
Ellos pueden, además de formarse en las aulas, acceder a una amplia oferta extracurricular de semilleros de investigación, deporte y música.

En la articulación que hay entre colegio y universidad, los niños, niñas y jóvenes pueden hacer uso de recursos y espacios como los laboratorios y la granja, donde albergan diferentes proyectos de biología y ciencias naturales.

De igual forma, ahora podrán participar de la banda sinfónica, un sueño de la universidad hecho realidad recientemente y que permitirá visibilizar los talentos musicales.

Aún queriendo que los niños permanezcan activos y todo el tiempo estén conectados al conocimiento, en el Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo cuidan el tiempo familiar y trabajan bajo la estrategia de tareas significativas, eliminando talleres largos y aprovechando al máximo el tiempo fijado en el aula de clase para desarrollar las actividades y que a la casa se lleven lo mínimo.

La demanda de padres de familia para ingresar a sus hijos al colegio siempre ha sido grande, pero hoy es mayor por el desplazamiento masivo de personas hacia el oriente.

En este momento hay 200 niños nuevos en lista de espera de un cupo escolar. De acuerdo a esto, para el año entrante tendrán que abrir por lo menos seis grupos nuevos, lo que implica la construcción de seis salones nuevos y la contratación de más personal docente.

Colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

Tanto la sección de primaria, como la de bachillerato, estudian en jornada diurna de 7 de la mañana a 1:45 de la tarde.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Este proceso de admisión es inclusivo y, por lo general, se aceptan todos los niños. El rector afirma que lo más importante para el colegio es que haya una familia que se comprometa con la educación de los menores.

“Tenemos una estrategia que se llama la inseparabilidad de la formación, así que tenemos estudiantes desde el preescolar, cumpliendo con el compromiso de formar desde el principio en los valores y la calidad, añadió monseñor Darío Gómez Zuluaga, rector de la Universidad Católica de Oriente”.

El propósito común del colegio y la universidad es ser eje del desarrollo territorial del oriente antioqueño y el centro donde se reúnen todos los intereses.

Por eso, todo lo que hacen lo ofrecen, no se quedan con nada: la ciencia, el conocimiento, la investigación, el desarrollo y todo lo que logran no es para el colegio ni la universidad sino para el territorio, con la finalidad de formar profesionales íntegros que conlleven a su transformación en un futuro cercano.

Desde la infancia se vive la ciencia

Niños de básica primaria y octavo que sienten gusto por la investigación, el cuidado del medio ambiente, el patrimonio institucional y municipal, dedican su tiempo libre a la formación en diversas áreas del saber, participando del Club Científico.
Este es uno de los proyectos insignes del colegio, del cual se tienen registros de proyectos investigativos desde el año 2012.

Colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

José Castaño, del grado octavo, en el Club de Ciencia.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Los menores se organizan en grupos de trabajo y asisten a seminarios y congresos. El año pasado 11 estudiantes, dos docentes y ocho padres de familia viajaron a Cúcuta al Encuentro Nacional de Semilleros de Investigación de RedCOLSI, para llevar a cabo la demostración de hallazgos investigativos de cinco proyectos desarrollados entre el 2015 y 2016.

Estos proyectos no se quedan en el papel. Como verdaderos científicos, estos niños y niñas le dan forma y vida a sus estudios científicos en una granja, ubicada en una zona especial cedida por la Universidad Católica, en la que tienen animales y plantaciones.

Se destacan el de reciclaje de papeles al interior de botellas de plástico para desarrollar un tipo de madera ecológica y el estudio de método de propagación del yarumo blanco, árbol en vía de extinción.

Avances en el proceso de bilingüismo nacional de calidad

Hace tres años el colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo adelanta un trabajo sistemático para convertirse en un colegio bilingüe que responda a la necesidad del territorio de desarrollar competencias y habilidades en el idioma inglés como lengua extranjera.

Su proceso de implementación en la enseñanza se inició con niños y niñas de transición, primero, segundo y tercer grado, pero se irá fijando paulatinamente en un nuevo grado escolar por año; así, en el 2018, el alcance irá hasta cuarto grado.

Según lo explica el rector Agudelo, hay bilingüismo con énfasis intensivo, internacional, y nacional; a este último se acogió el colegio, lo cual implica que un 50 por ciento de las asignaturas se dictan en inglés y el otro 50 por ciento en español.
Esto quiere decir que el 95 por ciento de la clase es en inglés.


El español solo les es permitido por cinco minutos para algunas explicaciones importantes. En inglés se dictan las áreas de menor intensidad como educación artística, educación física, religión, ética y valores, y se hace una excepción con ciencias naturales. Para un total de siete horas semanales.

Colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

La meta final es lograr que cuando los estudiantes finalicen su ciclo escolar en su totalidad, tengan competencia en el nivel B2 de inglés.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Para poner en marcha este proceso, el colegio ha pasado por varias etapas: se realizó un diagnóstico inicial en el que se pudo elaborar la propuesta general y tener los fundamentos para empezar desde el preescolar bilingüe y llegar hasta los otros grados. Después se hizo una revisión de la realidad del grado preescolar, de su proyecto educativo, su misión, su visión, su metodología, los planes de estudio, y a partir de ahí se armó todo el plan.

Así mismo, se hizo selección de material de trabajo, se analizó el currículo para ver cuáles eran las asignaturas que se iban a trabajar de forma bilingüe, se distribuyeron las horas en el grado preescolar y los demás grados y, por último, se contrató nuevo personal docente para apoyar las áreas de menor intensidad de instrucción en inglés.

Gracias a un convenio de la oficina de relaciones internacionales, el centro de idiomas y el colegio, la semana pasada, por primera vez, cinco estudiantes, uno de grado 8°, uno de 9°, uno de 10° y dos del grado 11, estuvieron de intercambio en Alabama, Estados Unidos, en un campamento espacial de la nasa, con el fin de fortalecer sus competencias en el idioma y relacionarse con la cultura del país.

A lo social le ponen todo el corazón

Tras las Huellas’ es un proyecto social que responde al sentido humanista de la institución educativa.

Su propósito es sensibilizar a los niños para que aprendan a valorar lo que tienen, a desprenderse de lo material, a enfrentarse con la realidad de sus semejantes, a ser generosos en su propia familia, con sus compañeros y con personas de escasos recursos.

Cada año, un grupo de estudiantes de grado 11, en representación del estudiantado, visita un lugar del oriente antioqueño, de difícil acceso, que haya presentado situaciones de violencia, pobreza, o vulnerabilidad.

Colegio Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

Pbro. Ángel David Agudelo Mesa, actual rector del Mauj.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Ellos recolectan con la población estudiantil, alimentos no perecederos, juguetes y kits de aseo, los cuales entregan al llegar al lugar del destino, que este año será un sector del municipio de San Rafael.

Las donaciones se recogen mediante la campaña que lleva el nombre de ‘Abraza a tu Hermano’, con la celebración de una eucaristía cada fin de mes. La Universidad también se vincula a esta jornada enviando a profesionales de las facultades de enfermería y nutrición para realizar brigadas de salud.

NATALY BARRIENTOS GRISALES 
Para EL TIEMPO
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA