Familia de gobernador indígena asesinado tuvo que huir de su resguardo

Familia de gobernador indígena asesinado tuvo que huir de su resguardo

Tras el crimen, 10 embera dóbida se fueron de su resguardo para proteger sus vidas. 

Gobernador Aulio Isarama Forastero

Gobernador Aulio Isarama Forastero del Resguardo Indígena Catru, Dubaza, Ancoso del municipio de Alto Baudó (Chocó), perteneciente al Pueblo Embera Dóbida.

Foto:

Archivo comunidad.

26 de octubre 2017 , 02:40 p.m.

Con dos bebés de 1 y 3 años amarrados a la espalda y otros dos niños de 5 y 7 años pegados de la mano, salió de su resguardo la esposa de Aulio Isarama Forastero, el gobernador indígena asesinado el pasado martes en el Alto Baudó (Chocó).

Ella salió del resguardo Catru Dubaza Ancoso con poca ropa y tuvo que escoger entre dejar atrás el cadáver de su esposo o proteger su vida y la de sus niños. Otros seis emberá dóbida, de la familia del gobernador, salieron a buscar refugio en un pueblo indígena, ubicado a seis horas de camino del suyo.

Así lo aseguró Diomedes Isarama Crich, hermano mayor del gobernador, quien dijo que salieron a las 5:00 a.m. del día después del homicidio, atribuido a la guerrilla del Eln.

Diomedes dijo que lo que más le duele es que la esposa y los cuatro niñitos quedaron desamparados, “sin protección ni nada, porque él veía por ellos. Ahora quién sabe cuándo podrán volver a su resguardo”.

Tampoco saben cuándo despedirán a Aulio porque hay mucho miedo. “Esa gente amenazó con asesinar a más líderes, a más personas de esta comunidad.
La familia tiene  mucho temor de ir a la zona de donde lo sacaron, hasta que no se les quite el dolor, no van a subir a la comunidad a la que él pertenecía”, recalcó.

La familia tiene mucho temor de ir a la zona de donde lo sacaron, hasta que no se les quite el dolor, no van a subir a la comunidad a la que él pertenecía

Peregrino Isarama, también hermano del gobernador,  quien vive en Quibdó, la capital chocoana, tiene miedo de desplazarse hasta la zona del Alto Baudó.  “Este homicidio generó mucho pavor, tristeza e impotencia, no sabemos por qué lo mataron, él no tenía amenazas directas ni problemas”, contó.

Diomedes describió a su hermano como una persona  honorable, generosa, muy pendiente de su pueblo, quien defendía los derechos  y la soberanía de los indígenas.  "él representaba a la comunidad Docasina,  que integra a 7.200 habitantes, ubicada a ocho horas del casco urbano del Alto Baudó", añadió. 

Aulio era docente de primaria, daba clases de Matemáticas, Español, lingüística y Ética y Valores. “Este 2017,  a sus 28 años, fue elegido gobernador por su liderazgo. Su función era ser líder constante y atender al pueblo con buena fe”, concluyó. 

Diomedes advirtió que habrá más desplazamientos no solo de la familia sino también de otros embera. 

El defensor del Pueblo del Chocó, Luis Enrique Murillo, aseguró que el homicidio causó una gran afectación al pueblo ancestral y que el temor era que frente a un hecho así, se genere un desplazamiento forzado.

El representante del ministerio Público dijo que todavía no hay información precisa porque no está en terreno, que ni siquiera las autoridades locales tienen un consolidado del desplazamiento.

Frente a la denuncia sobre el homicidio, atribuido al Eln, el Defensor dijo que las autoridades indígenas son legitimas, pero la posición institucional se dará cuando haya hechos confirmados".

Por ello, la ONU será el mecanismo de verificación para determinar si esa guerrilla está tras el homicidio, de ser así, se trataría de la primera violación de la suspensión de hostilidades pactada en los diálogos de paz entre el Gobierno y el Eln.

Su función era ser líder constante y atender al pueblo con buena fe

La Mesa Indígena del Chocó aseguró que el asesinato fue cometido por hombres del frente Cimarrón del Eln, a las cinco de la tarde del 24 de octubre, cuando el gobernador realizaba actividades de su comunidad, “cinco hombres, identificados con prendas del Eln, lo intimidan y se lo llevan bajo engaño, diciendo que van a hablar con los jefes de ellos”.

Dos horas después, la comunidad escuchó varios tiros, por lo que cree que fue en ese momento que acabaron con la vida del líder. “Posteriormente, este grupo armado envía la razón a la comunidad de que puede ir a reclamar el cuerpo”, detalló la Mesa. 

Además, del asesinato del gobernador, las autoridades indígenas denunciaron el secuestro de Jhon Eriberto Isarama, docente del mismo resguardo embera, de quien no se sabe si está vivo o muerto. Este hecho, que ocurrió el 7 de octubre, también fue atribuido al Eln.

Los líderes del Chocó advirtieron que a pesar de que hay un cese bilateral entre el Gobierno y el Eln, vigente desde el primero de octubre hasta el 9 de enero, esa guerrilla no ha suspendido sus acciones contra la población civil.

Además denunciaron que “el accionar de esta guerrilla en nuestros territorios no ha cesado, siguen sembrando minas antipersonas, con el confinamiento, el reclutamiento forzado y la amenaza a nuestros territorios ancestrales del Chocó. A la fecha no se han tomado medidas que garanticen la protección real y efectiva de las comunidades”.

La Mesa Indígena agregó que el Eln le causa terror “porque dice tener una lista con nombres específicos de los que presuntamente van a asesinar”.

Deicy Johana Pareja M.
Redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA