'Esta fiesta debe ser consecuente con el progreso de Medellín'

'Esta fiesta debe ser consecuente con el progreso de Medellín'

La 'Fiesta del Libro y la Cultura', que cumple una década, se realizará del 9 al 18 de septiembre.

fg

Diferentes actividades de promoción de lectura para toda la familia hacen parte de la programación de la fiesta cultural.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

22 de agosto 2016 , 02:02 a.m.

La celebración del libro es el reflejo de la situación que vive la ciudad, una ciudad que logró recuperarse de años difíciles y que hoy está a menos de un mes de para iniciar la décima versión de la ‘Fiesta del Libro y la Cultura’, evento que ya anida en el corazón de Medellín. EL TIEMPO habló con su director, Juan Diego Mejía.

rtyhfgh

Juan Diego Mejía, escritor y actual director de la ‘Fiesta del Libro’. Foto: Mateo García

Foto:

¿Por qué fiesta y no feria?

Ese concepto de fiesta nosotros lo hemos ido aclarando sobre la marcha y eso quiere decir que primero fue como una intuición, fue el instinto de que teníamos que hacer algo diferente a lo que se hacía antes.
Estamos hablando de 2006, cuando todos los años anteriores se había hecho una feria del libro, pero una feria que no convocaba. Nos preguntamos ¿Por qué no hacer algo que fuera público? ¿Por qué no hacer algo en donde todos los ciudadanos fueran los dueños?
Ahí se cerró el círculo: componente comercial fuerte, espacio público, promoción de lectura, evento gratuito convocado por la alcaldía, financiado por los recursos de la gente, celebremos el momento nuevo que vive la ciudad, y entonces se llamó fiesta.

¿Entonces la ‘Fiesta del Libro’ se abrió y le dijo a la gente que no necesita dinero para asistir?

Eso no es poco, eso tiene un significado muy fuerte, eso significa democratizar el evento y ponerlo al alcance de todo el mundo.

¿Cómo hacer para que esta ‘Fiesta’ sea exitosa?

Hay que cuidar tanto el componente comercial, como el componente de la promoción de lectura. Los dos tienen que ser muy importantes, si aquí para alguna editorial no es rentable venir, pues no viene, entonces nos quedamos con una feria chiquita. Sin embargo, si hay que hacer una inversión, y hay que tomar una decisión, yo le invierto mejor a los niños que quieren asistir a los talleres de promoción de lectura.

El éxito de la ‘Fiesta’ es comprender que tienen que ganar las editoriales, pero que el negocio de la ciudad es la promoción de lectura.

Esas son las palabras. Eso es. No hay que demeritar ni lo uno ni lo otro. No nos debe dar pena de que las editoriales ganen plata, es que lo necesitamos, y también necesitamos que las editoriales locales se fortalezcan.

¿Cuál ha sido la importancia de la ‘Fiesta’ para la ciudad y cómo ha sido la aceptación durante todos los años?

Pienso que ese crecimiento paulatino y sostenido, lo que nos está diciendo es que alguna cosa debemos estar haciendo bien, y yo creo que lo que estamos haciendo bien es garantizar que siga siendo una ‘Fiesta’ de todos.
Durante mucho tiempo tuvimos miedo, entonces colectivamente se ha exorcizado el miedo, el hecho de que la gente va cada vez más allá, y la gente ve que no pasa nada malo, sino todo bueno. La gente está tocando ese territorio que antes era tan oscuro y era tan peligroso, la sola presencia de la gente hace que eso se transforme, eso ya tiene otro significado.

¿Por qué razón se decidió hacerlo en la Zona Norte y no en otro lugar de la ciudad?

Eso fue una decisión muy importante, eso fue pensada, razonada, y me parece que fue acertada.
No podemos perder de vista que si abandonamos el espacio público podemos perderlo. Es como tomar posesión de un lugar, como marcar territorio, esto es de nosotros, y no no lo vuelven a quitar, yo lo entiendo así, simbólicamente. Entonces cada vez tratamos de que sea más cómodo.

¿Por qué ir a este cumpleaños número 10 de la ‘Fiesta del Libro’?

Los cumpleaños con números redondos, con múltiplos de cinco, tienen un encanto porque lo hacen a uno tener conversaciones cómo esta, ver cómo fue, qué ha pasado, dar una mirada hacia atrás y hacer como un balance.
Eso nos ha llevado a nosotros a depurar mucho. Los errores que cometimos en el pasado, ya no se van a repetir, seguramente hay nuevos errores, pero uno espera que esta sea la mejor de todos los diez años.
Uno piensa que esta Fiesta del Libro debe ser consecuente con el progreso que ha tenido la ciudad y ha tenido el país, no puede ser inferior.

Hay una eterna discusión, y es una pregunta que no puede faltar: ¿Medellín es, o no es una plaza para el libro?

Medellín es una muy buena plaza para el libro. Lo digo sin dudarlo, porque siento la ilusión que tienen todos los editores, el cambio que han dado tan grande. En una época no querían venir y ya, últimamente, dicen “véndame el espacio que me quiera vender, que yo se lo compro”. Entonces es una gran plaza para el libro y no nos preocupemos por las estadísticas, lo que nos debe importar es que la gente sea feliz leyendo.

Un poeta venezolano se llevó el primer premio

Como parte de los 10 años que cumple la ‘Fiesta del Libro y la Cultura’, llega un nuevo espacio a este evento de ciudad: el premio León de Greiff al Mérito Literario.

Juan Calzadilla fue seleccionado como el primer ganador de dicho premio.

Este reconocimiento busca hacer un homenaje a la obra de autores iberoemericanos en poesía y narrativa.
El venezolano Calzadilla, que nació en 1931, tiene como temas recurrentes la ciudad contemporánea y la urbe occidental.

Juan Diego Mejía, director de ‘La Fiesta del Libro’ comentó que “más que un concurso es un premio de reconocimiento a la obra de un poeta y de un narrador”.

Este premio, que se da gracias a varios patrocinadores, entrega un estímulo económico de 30 millones de pesos al ganador, rinde homenaje a la memoria del poeta antioqueño León de Greiff y reconoce la totalidad de la obra de un autor vivo publicada en español.

Durante los años pares, la oportunidad para aspirar al reconocimiento será para poetas, mientras que en los años impares, el turno será para novelistas y cuentistas.

Juan Calzadilla tiene una gran trayectoria como autor. Su obra poética, además de ser extensa, se reconoce como original y moderna. De igual forma, está asociado a diferentes movimientos estéticos como vanguardia, artes plásticas y dibujo.

Además de la contemporaneidad de las ciudades y de la urbe occidental, Calzadilla incorpora en ocasiones elementos del dibujo y la caligrafía a sus obras literarias.

La postulaciones de los escritores la hicieron las bibliotecas públicas y privadas de toda Iberoamérica, y algunos miembros del jurado, entre quienes se encontraron los escritores colombianos Piedad Bonnett, Juan Manuel Roca y el venezolano Alberto Barrera.

En esta primera edición del premio participaron 132 bibliotecas de 9 países diferentes: Colombia, Cuba, Argentina, Venezuela, Ecuador, Chile, Uruguay, España y Brasil. Estas bibliotecas postularon a 37 escritores.

La ceremonia de premiación se realizará el miércoles 14 de septiembre durante la ‘Fiesta del Libro’.
Allí el venezolano será homenajeado y recibirá su galardón.

Mateo García
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA