‘Muévete’ en bicicleta y por la vía, un plan de sostenibilidad activa

‘Muévete’ en bicicleta y por la vía, un plan de sostenibilidad activa

La estrategia busca expandir el programa EnCicla y construir infraestructuras incluyentes y seguras.

EnCicla

La movilidad sostenible busca priorizar al peatón y al ciclista.

Foto:

Guillermo Ossa / Archivo EL TIEMPO

26 de octubre 2017 , 08:56 a.m.

La implementación del pico y placa ha sido una decisión de paños tibios. La construcción de nuevas vías para vehículos es una idea poco viable y muy costosa. Así está el panorama de la movilidad en Medellín, ciudad a la que ingresan 386 vehículos nuevos por día y 140.000 al año.

La problemática también llegó al ámbito ambiental y ocasionó que desde el año pasado, y en varias ocasiones, se declarara la alerta roja por los altos niveles de contaminación. Una situación que llevó al Área Metropolitana del Valle de Aburrá a tomar cartas en el asunto.

Presentación programa Muévete

El Área Metropolitana del valle de Aburrá realizó una presentación teatral del programa Muévete

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Con motivo de lo anterior, nació la estrategia ‘Muévete’, el plan de movilidad sostenible en el que se integran el sistema de transporte público masivo del área metropolitana con el sistema de bicicletas públicas EnCicla, que será expandido a los 10 municipios que conforman el valle de Aburrá.

La construcción de 100 estaciones de bicicletas, 300 cicloparqueaderos y 120 kilómetros de ciclorrutas fue la promesa de la entidad, en la que se invertirán 180.000 millones de pesos.

Aunque el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del 2014 priorizó al peatón, el ciclista y el transporte público masivo (en ese orden), las cifras mortales por accidentes de tránsito las siguen encabezando, con un 47 por ciento, los caminantes, según el informe de calidad de vida de Medellín Cómo Vamos.

La solución pensada para amortiguar el impacto ambiental, pues el parque automotor ha sido el responsable en un 80 por ciento de las emisiones contaminantes, vendrá acompañada de senderos de ciclocaminabilidad, un espacio de rutas para los peatones.

Eugenio Prieto Soto, director del Área, tradujo la propuesta como una “ciudad para los ciudadanos”, en la que se espera recuperar el espacio público vial, utilizado en un 57 por ciento por carros y motos.

Una ciudad para los ciudadanos

Para Mauricio Mesa, líder del colectivo Ciclas, “los ciclistas están en riesgo por el comportamiento de los conductores de automotores, no porque la bicicleta sea peligrosa”, señaló.

Ante ello, la autoridad ambiental implementará una serie de actividades que provoquen la reflexión sobre los actores protagonistas de la movilidad. La primera campaña y quizá, una de las más importantes, será la ‘Biciescuela para adultos’ en la que se enseñará a las personas a moverse por la ciudad en bicicleta, medio que solo es usado por un 0,7 por ciento de la población.

Adicionalmente, se seguirá realizando un juego de roles, en el que los conductores de buses asumen el papel de ciclistas. También, se harán carreras de modos que medirán el tiempo que una persona se puede demorar en un viaje, dependiendo del medio de transporte utilizado.

“Es muy importante el tema de conciencia ciudadana, que miren la bicicleta como una opción y también el poder caminar, pero que lo puedan hacer de forma segura”, aseveró Prieto.

Los ciclistas están en riesgo por el comportamiento de los conductores de automotores, no porque la bicicleta sea peligrosa

Acciones por mejorar

Para Sebastián Mattos, líder ciclista y director de la corporación Bellocicleta, el programa es positivo pero requiere de mejoras para su implementación.

Una de ellas se refiere a la seguridad vial, hecho que deja en vulnerabilidad a los biciusuarios de toda el área metropolitana. “Hay que tener una infraestructura mínimamente segura para que el ciudadano pueda llegar desde el sistema de bicicletas al transporte público masivo”, detalló.

Como ejemplo de lo anterior está el puente de la Madre Laura, ubicado en la zona norte de la ciudad y el cual requiere de una pronta intervención pues en él “se olvidaron del ciclista” al no tener en cuenta aspectos como la velocidad vehicular que se usa para transitar.

Otra de las dificultades gira en torno a la comunicación entre los diferentes municipios respecto al sistema EnCicla, el cual tiene restricciones de uso y unos términos de operaciones que impiden que una persona se movilice entre los municipios.

Mattos puntualizó que se deben replantear las condiciones de movilidad para que el sistema, tal como se viene pensando desde el Área Metropolitana, llegue a funcionar.


MARÍA CAMILA SALAZAR RUIZ
Para EL TIEMPO
camsal@eltiempo.com
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.