Excombatientes y víctimas conviven juntos en el Nordeste

Excombatientes y víctimas conviven juntos en el Nordeste

En el municipio de Remedios dialogaron 140 habitantes y 25 ex integrantes de Farc y de las Auc.

Reconciliación

En la ceremonia hubo un espacio para honrrar a las víctimas.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

16 de abril 2018 , 09:17 a.m.

Las bondades del suelo del Nordeste antioqueño, una de las regiones más ricas en oro de Colombia, han sido una condena a la guerra. Desde épocas coloniales, la zona fue motivo de disputas territoriales y en la historia reciente y sangrienta del país, estas se encrudecieron.

El municipio de Remedios, ubicado a unos 188 kilómetros de Medellín, ha padecido en carne propia la violencia. Caseríos quemados, asesinatos, proyectos de vida desplazados que se asentaron en la región por supervivencia.

Como una forma de cerrar esas heridas, nació ‘Encontrémonos por la reconciliación’, una iniciativa de la Mesa Departamental para la Reincorporación de Antioquia, articulada por la gobernación del departamento, el Gobierno Nacional, autoridades locales, Farc y las Naciones Unidas. El sábado 14 de abril, el coliseo municipal de Remedios se pintó de blanco y la comunidad se reunió alrededor de velas y flores, como tributo a las vidas perdidas en guerra.

Una de las víctimas presentes fue Melkin Castrillón. Hijo de campesinos, pasó su niñez de finca en finca. Su familia huyó cada vez que los amenazaban, hasta que en San José del Guaviare, cuando tenía apenas 13 años, los paramilitares mataron a su padre en 1998, delante de él.

Reconciliación

‘Pastor Alape’, excombatiente de las Farc estuvo presente en el acto realizado en el coliseo de Remedios.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Como otros remedianos, Castrillón participó en distintos actos simbólicos, donde se pidieron algunas explicaciones para las que los victimarios no tuvieron respuestas. Así, además del diálogo, hubo espacio para el silencio, ese que revela que el tiempo pasó y que en el municipio hay voluntad de salir adelante.

Melkin aún siente la necesidad de que el Estado pida perdón por su ausencia y por los malos tratos hacia el campesinado, que no siempre se sintió defendido por el Ejército Nacional. “Perdonar es difícil, porque uno tiene un rencor muy fuerte. Yo antes veía un soldado y me hervía la sangre, lo mismo un paramilitar. Pero hoy en día yo les doy la mano”, aseguró.

El reto para esta subregión es doble, pues algunos ex miembros de la guerrilla están ubicados en zonas de reincorporación como la vereda Carrizal, conocida por ser uno de los rincones del territorio más olvidados durante el conflicto. Entonces, mientras adelantan los procesos de reconciliación, víctimas y victimarios ya están conviviendo en el mismo espacio. Según Naciones Unidas, al encuentro llegaron 23 excombatientes de esa vereda, para pedirle perdón a los habitantes.

En medio de los actos, para los cuales víctimas y victimarios se prepararon con talleres psicosociales dictados por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, un par de ojos oscuros se emocionaron hasta las lágrimas. Braulio Enrique Gracia, de 75 años, siente rabia al recordar los maltratos y la facilidad con la que le arrebataron su tierra en Santander, en los años 90. Pero dice que antes de que se le acabe la vida, quiere perdonar.

Somos conscientes de que esta guerra causó mucho dolor, muchas atrocidades. Debemos dar las explicaciones que se nos requieran

Bajo un sombrero de ala ancha y con una mochila cruzada colgada del hombro, a Braulio le fe imposible quedarse sentado mientras tres excombatientes y tres víctimas, cuyo dolor él conoce de cerca, se encontraron en medio del coliseo para comprometerse a la no repetición.

El acto fue observado por verificadores de las Naciones Unidas, quienes son veedores de que lo pactado en el Acuerdo de Paz se cumpla y para eso hay en el país 120 observadores internacionales, quienes transitan entre los espacios territoriales de capacitación donde ex militantes de las Farc se reincorporan.

Frente al mural de la memoria, un espacio donde los remedianos escribieron sus deseos y sentimientos, estuvo parado unos 10 minutos Pedro Trujillo, quien por 39 años se presentó a sí mismo bajo el alias de ‘Alberto’ en las filas de Las Farc.

Sobre los pliegos de papel se leían frases en colores como “Queremos vivir en paz”, “Perdí a mi hijo y quiero la paz y que la guerra no se repita” o “Queremos hechos reales y ciertos, que no cobren la vida de nadie”.

Reconciliación

Al coliseo llegaron campesinos de distintas veredas.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Leyéndolos, uno por uno, Trujillo dijo sentirse esperanzado ante la tolerancia de los colombianos. “Somos conscientes de que esta guerra causó mucho dolor, muchas atrocidades. Debemos dar las explicaciones que se nos requieran”, comentó.

Acompañado por otros hombres que pertenecieron a la insurgencia, aseguró que las víctimas son valientes, pero que también se necesita valor para reconocer los errores y pedir perdón. Para prepararse para instancias como la que vivió con la comunidad de Remedios, Trujillo recibió preparación cuando aún integraba el frente del Magdalena Medio, en espacios en los que, ahora exguerrilleros, analizaron los posibles escenarios con los que se encontrarían al darle la cara a los colombianos.

Mientras dentro del espacio comunitario se vivían tantas emociones, la vida en Remedios por fuera transcurría con normalidad. En la esquina un grupo de hombres tomaba cerveza. Una señora de edad hacía sus compras en la tienda. Y en una casa azul le celebraban los 4 años a una niña vestida de princesa. Las historias de la gente, entre sí, comparten un mismo grado de dudosa y extraña esperanza de que la violencia se vaya por fin del territorio.

VALENTINA VOGT
Para EL TIEMPO
valalb@eltiempo.com
@ValentinaVogt

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.