Los niños que le ayudan a la Nasa a medir el clima

Los niños que le ayudan a la Nasa a medir el clima

Estudiantes de un colegio de Jardín ganaron el reto ‘Diseña el cambio’, de la Fundación Terpel.

Niños Nasa

Samuel y Juan Andrés se sienten felices de haber ganado entre 188 instituciones educativas que participaron en el 2016.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

02 de mayo 2017 , 03:19 p.m.

Medir las variables atmosféricas, la temperatura, el viento y su velocidad, las nubes y el color del cielo en su municipio se convirtió en trabajo diario para varios estudiantes de la Institución Educativa Desarrollo Rural Miguel Valencia, de Jardín (suroeste antioqueño).

Pero la aventura científica no se queda allí. Cada día, los niños sistematizan los datos y los incluyen en una plataforma de la Nasa, por medio del proyecto ‘School’, en el que participan colegios de todo el mundo. La idea es ayudarle a la entidad a conocer cómo está el clima en todos los rincones del planeta.

Nos dimos cuenta de que los estudiantes teníamos miedo y pereza de aprender Matemáticas, y Ciencias y empezamos a buscar soluciones

"El detonante del proyecto fue que nos dimos cuenta de que los estudiantes teníamos miedo y pereza de aprender Matemáticas, y Ciencias y empezamos a buscar soluciones, hicimos unos talleres con apoyo de la Universidad Nacional y luego nos unimos a la red global de la Nasa”, relató Juan Andrés Tobón, del grado 10°.

La iniciativa fue la ganadora, el año pasado, del reto ‘Diseña el cambio’, liderado por la Fundación Terpel y que contó con 188 I.E. oficiales competidoras en 2016. El objetivo del concurso es que los niños identifiquen una problemática de la comunidad, se reúnan, busquen soluciones y las implementen, explicó Silvia Madriñán, directora ejecutiva de la fundación.

En ‘Diseña el cambio’, iniciativa que está en 44 países del mundo, han participado 376 colegios de Colombia, en los últimos seis años, y la idea es que sean oficiales, para contribuir a cerrar las brechas con la educación privada.

Para Samuel Suárez Vargas, del grado 8°, esta experiencia les ha permitido desarrollar muchas competencias. Por ejemplo, cuando la Nasa les compartió un descubrimiento sobre cómo medir variables de temperatura de acuerdo al color del cielo, salían al campo y se les dificultaba mucho, no solo porque el campo visual era muy amplio sino también porque les costaba distinguir los variados tonos de azul. “Por eso, se nos ocurrió crear un visor para hacer las mediciones mas exactas”, manifestó Samuel.

Asimismo, con ‘Los Niños de la Nasa’, como se llama su proyecto, lograron crear e instalar 180 pluviómetros que miden la cantidad de la lluvia en las fincas cafeteras y capacitaron a las familias en su uso. “Nos inventamos también el juego ‘Agua arriba, agua abajo’, con el que aprendimos más del ciclo y el cuidado del agua”, añadió Juan Andrés.

El apoyo de la familia

Para Luisa Fernanda Vargas, madre de Samuel, los logros de su hijo en el proyecto es un orgullo para toda la familia. Se siente feliz de que desde muy pequeño sea disciplinado y muy interesado por el estudio. Además, con su participación en el proyecto se siente tranquila porque su hijo está “bien encaminado y se mantiene alejado de los malos pasos”.

Lo mismo piensa Joaquín Alberto Tobón, padre de Juan Andrés, quien contó que le han brindado todo el apoyo a su hijo y se sienten muy felices del reconocimiento que recibió.

Por ser los ganadores del reto, la fundación acompañará a la institución educativa durante seis meses en la consolidación del proyecto. Además, un representante del grupo viajará a España en el segundo semestre de este año, para hablar sobre su iniciativa en el Encuentro Internacional 2017, que reúne a los mejores de otros países.

Para este año está abierta la convocatoria en ‘Diseña el cambio’. La idea es que participen todas las instituciones educativas oficiales con proyectos enfocados en temas sociales, ambientales, de ciencia, tecnología o cualquier necesidad que encuentren en sus comunidades.

Según John Jairo Roldán, rector del colegio de Jardín, este reto es una gran oportunidad pedagógica, porque se pueden trabajar muchos temas de formas lúdicas. Su meta es ampliar el proyecto con el que ganaron a todas las asignaturas académicas y buscar estrategias que permitan involucrar más a los habitantes del municipio.

HEIDI TAMAYO ORTIZ 
Redactora de EL TIEMPO
heitam@eltiempo.com
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA