Este es el futuro que Medellín les ofrece a los excombatientes

Este es el futuro que Medellín les ofrece a los excombatientes

La ciudad brinda a los desmovilizados una oferta educativa, laboral y oportunidades de crear empresa

Futuro de excombatientes

En la feria, los desmovilizados  de grupos armados venden artesanías y bisutería. 

Foto:

Guillermo Ossa /EL TIEMPO

12 de mayo 2017 , 10:09 a.m.

Las mismas manos que por años empuñaron un fusil, hoy pintan paisajes, peces y flores. El exparamilitar Alexander Humberto Villada dice que el arte le ayudará a reparar el daño que hizo y a construir un futuro para él y su familia.

Estuvo dos años en las filas del bloque Metro de las Auc y 14 en la cárcel, pagando una condena por participar en la masacre Obreros de Cristo en La Ceja (Antioquia), hecho en el que murieron tres campesinos y tres más resultaron heridos, el 17 de enero del 2001.

Alexander salió de prisión el pasado 17 de noviembre, ese día la vida le dio otra oportunidad. En seis meses, construyó una microempresa que fabrica pisos en cerámica con impresiones de tercera dimensión y acabados manuales, hechos por él mismo.

Hoy exhibe sus obras en una feria de emprendimiento exclusiva para desmovilizados de grupos armados, en La Alpujarra, donde hay bisutería, artesanía, ropa, arequipe, galletas y otros productos de Antioquia.

Esta feria es posible gracias al apoyo que brinda el programa de Reintegración Sostenible para un Territorio en Paz, de la Alcaldía de Medellín, que da recursos y asesoría a los excombatientes para que construyan un futuro y no reincidan en las armas.

Futuro de excombatientes

El exparamilitar Alexander Humberto Villada tiene una microempresa que fabrica pisos en cerámica con impresiones de tercera dimensión y acabados manuales, hechos por él mismo.

Foto:

Guillermo Ossa /EL TIEMPO

Jorge Gaviria, asesor del programa, cuenta que además de ofrecer apoyo psicosocial, acompañan a estas personas en su idea de negocio. “Los asesoramos con el estudio de mercadeo y la ejecución del proyecto, que es posible también por los recursos que les brinda el Gobierno Nacional en el proceso de resocialización”, explica.

Además, el Banco de las Oportunidades les otorga préstamos a intereses muy bajos. “Por tratarse de una población con dificultades para ingresar al sistema financiero por sus antecedentes, los apoyamos y ayudamos a salir adelante”, agrega Gaviria.

Alexander empezó su idea de negocio con dos millones de pesos que le donó la Agencia Colombiana para la Reintegración. Su familia fue la que lo animó a tener su propia empresa.

Él se casó con la madre de sus tres hijos un mes después de salir de prisión y trabaja duro para darles un mejor futuro. “Al principio fue muy difícil porque los desmovilizados somos estigmatizados, falta sensibilidad para que no nos miren como monstruos sino como nuevas personas”, agrega.

Falta sensibilidad para que no nos miren como monstruos sino como nuevas personas.

Pintar las figuras de los pisos de su empresa, lo ayudan a sanar el dolor. A los 25 años de edad, Alexander fue reclutado a la fuerza por paramilitares en Santa Bárbara (Antioquia), su pueblo natal. En el 2002, cuando resultó herido en combate decidió dejar las filas de las Auc, pero tres años después fue capturado por las autoridades.

Tras pagar su condena decidió empezar de nuevo en Medellín, ciudad que ha recibido 5.900 excombatientes en la última década. De esos, 976 estudiaron educación superior, 1.800 están vinculadas laboralmente y 560 conformaron empresas, 2.000 más, están en proceso de resocialización.

El asesor de la Alcaldía explica que el 75 por ciento de los desmovilizados no reincide, mientras que los delincuentes comunes que salen de las cárceles sí, en un delito, incluso más grave que el anterior.

“Una persona en la cárcel le vale al Estado hasta 20 millones de pesos  al año, mientras que una persona en un proceso de reintegración social 6´400.000 pesos y son casos más exitosos”, agrega.

El programa de Reintegración de la Alcaldía de Medellín empezó en el 2004 con la desmovilización de 868 miembros del bloque Cacique Nutibara de las Auc, luego la ciudad recibió otros 1.500 excombatientes del bloque Héroes de Granada.

“Medellín acogió a 4.200 exmiembros de 36 bloques de las Auc y a 1.700 de guerrilleros. Por ello, la ciudad tiene toda la experiencia, capacidad e infraestructura para recibir a los excombatientes de las Farc”, asegura Gaviria.

En el caso de Alexander, este programa le ayudó a no mirar atrás, a no desfallecer. “Me arrepiento de haber pertenecido a esa barbarie, pero voy a demostrar que soy distinto, que puedo reparar el daño y creer en mí para que los demás lo hagan”, concluye.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
Medellín 
En Twitter:@johapareja

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA