Nueve meses de incertidumbre para la familia de Odín Sánchez

Nueve meses de incertidumbre para la familia de Odín Sánchez

El hermano del excongresista, y quien también fue secuestrado, narró cómo ha sido este duro periodo.

fg

La la izquierda, Patrocinio Sánchez sostiene un retrato familiar. Desde el 3 de abril del 2016, Odín Sánchez Montes de Oca (der.) permanece en poder de la guerrilla del Eln.

Foto:

Archivo particular - Archivo / EL TIEMPO

08 de enero 2017 , 12:02 a.m.

El único familiar del excongresista Odín Sánchez Montes de Oca que conoce muy bien su sufrimiento en la selva en manos del Eln es su hermano Patrocinio, quien también estuvo casi tres años secuestrado por esa guerrilla.

Desde el 3 de abril del 2016, cuando su hermano se canjeó por él, Patrocinio no ha tenido un minuto en paz. “Yo viví tres navidades y tres 31 de diciembre en la selva. Por eso sé lo tétricos y largos que son los días y las noches en cautiverio. Sé lo sensible que es uno ante cualquier situación que evoque a la familia”, contó el exgobernador del Chocó.

Aseguró que una cosa es vivir un secuestro y otra, tener a un familiar en esa condición. A él le tocaron las dos. Por eso, para él, su sufrimiento es mayor al de sus 15 hermanas: pasa horas encerrado en su cuarto, sin salir de casa, sin ni siquiera hablar.

Todos los días espera a que suene el teléfono o que alguien toque la puerta de su casa con alguna razón. También ve noticias con la ilusión de que revelen otra prueba de supervivencia o anuncien la liberación de su hermano mayor.

Otra de las personas que más sufre con la ausencia de Odín es su hija Isabel Sofía, de 12 años, quien pasa ratos con crisis de angustia y de depresión. “Bajó su rendimiento académico y todos los días me pregunta por su papá”, contó.

En su familia, todos son muy unidos. Ahora más, pues tienen un mismo deseo: la liberación de Odín, la cual esperaban que se diera el pasado diciembre.

“Teníamos la ilusión de que lo entregaran. Ha pasado mucho tiempo, pero las esperanzas no las perdemos”, afirmó.

Uno de los días más difíciles fue cuando les llegaron con el rumor de que Odín había muerto ahogado. Patrocinio se asustó mucho. Por unas horas creyó que era real. No obstante, el Eln emitió un comunicado en el cual negaba esa información.

(Lea también: Queda una semana para saber si Eln está dispuesto a hacer la paz)

Lo que más le preocupa a los Sánchez de Oca es que pase más tiempo y Odín se enferme como le pasó a Patrocinio, razón por la cual su hermano se canjeó por él. “En las dos pruebas de supervivencia que hemos recibido, por medio de videos y cartas, vemos que cada día está más delgado y más decaído. Uno pierde la forma de la cara”, confesó Patrocinio, quien no ve a su hermano hace casi cuatro años.

El día del canje no se cruzaron. La familia recibió a Patrocinio en el municipio de Atrato, cerca de la finca donde fue secuestrado el 25 de agosto del 2013, delante de su esposa y su hijo.

Así como Odín hizo todo por la libertad de Patrocinio, el exgobernador ahora hace lo mismo por su hermano. Han tocado muchas puertas, han hablado con el Gobierno, el Eln y hasta han preguntado en resguardos ancestrales, luego de un rumor según el cual se lo habían entregado a indígenas.

“Hasta la superstición hace parte de nuestra vida. Yo no creo en esas cosas, pero tengo que aceptar que cuando había tanta incertidumbre, comentarios y poco conocimiento sobre la suerte de mi hermano, nos arrancaron unos pesitos quienes dicen tener poderes del más allá y otras personas que aseguraban tener acceso a información y a su libertad”, acotó.

Intentan reunir lo del rescate

La familia de Odín Sanchéz ha hecho de todo para reunir los 3.000 millones de pesos que exige el Eln por la liberación del político.

Vendieron carros, casas y terrenos. También rifaron dos motos Biwis, y en este momento están rifando una camioneta. (Además: No se descarta rescate militar de Odín Sánchez)

Pero, aun así, según Patrocinio, esa suma es imposible de reunir. La guerrilla exigía al principio 20.000 millones de pesos; luego, 10.500 y, tras las súplicas de la familia, bajaron la suma a 5.000. Finalmente, a 3.000 millones, con la advertencia de que no habría más rebajas.

“Estamos dispuestos a dar todo lo que tenemos por conseguir la liberación de mi hermano, pero cuando ponen unos precios tan altos, uno se siente impotente”, manifestó Patrocinio Sánchez.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Corresponsal de EL TIEMPO
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA