Pacientes se debaten entre la enfermedad y la falta de atención

Pacientes se debaten entre la enfermedad y la falta de atención

Entre enero y agosto de 2017 se registraron 7.700 acciones de tutela y 2.500 incidentes de desacato.

Crisis de la salud en Antioquia

Sindicatos, empleados de salud, estudiantes de Medicina, gerentes de hospitales y pacientes han realizado varias movilizaciones por el derecho a la salud.

Foto:

Guillermo Ossa / Archivo EL TIEMPO

15 de noviembre 2017 , 08:00 a.m.

A sus 8 años, Anyeli* sabe muy bien lo que significa luchar por el acceso a la salud en Colombia. Pese a su corta edad, es sobreviviente de un cáncer de ovario que le diagnosticaron en 2013, le hizo metástasis en la columna y le dejó importantes secuelas en una de sus piernas.

Como si fuera poco, hace algunos meses le diagnosticaron dermatitis crónica, una enfermedad que se agravó debido a las precarias condiciones del barrio de invasión en el que vivía con su madre y su hermano de 6 años, luego de desplazarse desde Chocó hacia Medellín, justamente para recibir tratamientos oportunos.

Hoy se enfrenta a una dolorosa situación, según describió su madre Sandra Ramírez. La niña debe esperar hasta el próximo año para que le asignen citas con especialistas y así tratar las enfermedades de la piel y la pierna.

Mientras tanto, espera desde un hogar de paso en el barrio Belén, al que la familia tuvo que mudarse, cuando se vio obligada a dejar el barrio de invasión, debido al polvo y la falta de agua potable, lo que aumentaba los daños en la salud de la pequeña.

En vista de que para la madre no fue sostenible viajar entre Chocó y Antioquia para las citas médicas de la niña, decidió quedarse en Medellín y logró que los afiliaran a la EPS Savia Salud (que se mantiene tras la sombra de una posible liquidación), si bien, para que el hijo fuera incluido tuvo que interponer una acción de tutela, el mismo mecanismo que usó para que a Anyeli le asignaran lo antes posible las citas con especialistas. Sin fruto.

El pan de cada día

La historia de Anyeli es solo una de las decenas que otros pacientes viven ante la falta de garantías para acceder a citas médicas, consultas con especialistas, tratamientos y medicamentos.

De acuerdo con Diana Patricia Guerra, coordinadora del Observatorio del Derecho Fundamental a la Salud de la Personería de Medellín, la situación no mejora y se refleja en distintos tipos de vulneraciones a los pacientes. La funcionaria explicó que una de ellas está relacionada con la corrupción en algunas entidades de salud, en las que importa más el dinero que la salud y la vida de los ciudadanos.

Asimismo, Guerra explicó que se ha aumentado el tiempo de espera para la asignación de citas con especialistas e, incluso, con médicos generales u odontología. “Preocupa que se está dando la cancelación de las cirugías un día antes de la mismas, porque ya no tienen contrato, por falta de pago o porque tienen otra actividad”, indicó la funcionaria, quien añadió que también hay errores de digitación en los documentos y eso afecta los trámites.

Persiste además la no entrega de los medicamentos o el hecho de que en la farmacia se les dé a los pacientes los que no corresponden para su tratamiento. Todo, sin contar, que algunas EPS se están negando a hacer el pago por las incapacidades, aseguró Guerra.

La situación se agrava porque los mecanismos que tienen los ciudadanos para hacer valer su derecho a la salud ya no dan ninguna garantía. Pese a que en la mayoría de los casos los fallos son a favor de los pacientes, las instituciones de salud no los cumplen.

Entre el primero de enero y el 31 de agosto de este año, se han registrado 7.700 acciones de tutela, 2.778 más que en el mismo periodo de 2016. Entre tanto, en el mismo lapso de tiempo, la Personería reportó 2.500 incidentes de desacato, 1.207 más que el año pasado.

Janeth Duque Cardona, una docente de 42 años, está evaluando la posibilidad de usar alguno de estos mecanismos de protección de sus derechos, pues lleva un mes esperando a que le den una cita con un especialista que determine cuál tratamiento debe seguir para el cáncer de seno que le diagnosticaron hace algún tiempo, luego de que ella se hiciera el autoexamen y empezara a sospechar que sufría la enfermedad.

“El problema es peor porque estoy afiliada a la Médico Preventiva, que opera hasta este mes. Me han dicho que debido a esa transición no me pueden dar la cita, me preocupa mucho mi salud”, indicó la mujer.

Al respecto, el Sindicato de los directivos docentes de Antioquia (Usdidea), expresó su preocupación por la transición entre la fundación Médico Preventiva y la nueva entidad Red Vital, para brindar atención a los profesores del departamento.

“Desconcierta a los docentes y su núcleo familiar que, según el nuevo contrato para la regional Antioquia, tienen presupuestadas 10 sedes, cuando en la actualidad se cuenta con 23”, sostuvo el sindicato en un comunicado, en el que se declararon en vilo al tener que esperar hasta el próximo 17 de noviembre para conocer la lista de clínicas y hospitales que atenderán a los maestros en el departamento.

Mientras tanto, Ramírez no logra conciliar el sueño pensando en su futuro, en un cáncer que avanza sin tregua y que necesita tratamientos oportunos. Piensa en su hija de 8 años y en que pese a que puede pagar la cita particular con el especialista, no podrá costear los tratamientos.*Nombre cambiado por petición de la fuente

Algunas acciones para mejorar el acceso a los servicios de salud

La Secretaría de Salud de Medellín realiza auditorías cada tres meses con las EPS que operan en la ciudad, para conocer cuáles son las dificultades que les obstaculizan la prestación de los servicios a los ciudadanos. De acuerdo con Yannet Castaño, subsecretaria de Gestión de Servicios de Salud, los hallazgos varían en aspectos como acceso a consulta general, especialidades o medicamentos.

Asimismo, explicó que actualmente algunas EPS que no tenían red de atención propia la están consolidando, para avanzar en la descongestión de los servicios de urgencias, y aclaró que la situación financiera de las aseguradoras también varía mucho, por lo cual a unas se les dificulta más que a otras prestar los servicios.

La funcionaria dijo que una de las grandes afectaciones que se vive es la prestación de servicios a los pacientes de Medimás, la EPS que asumió la atención de los afiliados a la liquidada Cafesalud. “Ellos están haciendo las negociaciones con las IPS para establecer los contratos, eso está en negociaciones, pero no puedo decir a ciencia cierta qué tanto están pudiendo acceder los usuarios a servicios de urgencias y tratamientos oportunos, el mes anterior hubo dificultades”, sostuvo.

Dificultades también hubo con los casi 700 u 800 pacientes que reciben atención en Esimed, la IPS que por orden de la Secretaría de Salud de Antioquia debió cerrar dos de sus sedes, mientras mejoraba sus condiciones.

Preocupa que se está dando la cancelación de las cirugías un día antes de la mismas, porque ya no tienen contrato, por falta de pago o porque tienen otra actividad

La situación es compleja, pues los pacientes que no reciben atención oportuna en el primer nivel de complejidad, van a los servicios de urgencias, lo que genera mayores costos y congestiones, sin contar que la enfermedad se puede agravar y ya debe tratarse en otro nivel de complejidad más alto, añadió Castaño.

Por eso, en la Personería de Medellín los ciudadanos también pueden acudir para que les orienten en la elaboración de derechos de petición, acciones de tutela, incidentes de desacato, entre otros mecanismos de protección, indicó Diana Guerra, coordinadora del Observatorio del Derecho Fundamental a la Salud de esta entidad.

“Nosotros también tenemos presencia de EPS en nuestras dos sedes para que ayuden con trámites a los usuarios y tenemos grupos focales, es decir, pacientes con VIH, cáncer o que necesitan trasplantes, pues su situación es más delicada”, puntualizó la coordinadora.

La salud es el aspecto más importante para la calidad de vida de los habitantes

La salud es el aspecto más importante para la calidad de vida de los habitantes de Medellín, al menos así lo considera el 74 por ciento de los 1.502 adultos consultados en la última encuesta de percepción ciudadana de Medellín Cómo Vamos, presentada en días pasados.

La salud está por encima de otras necesidades como el empleo (55 por ciento) y la educación (50 por ciento).

Asimismo, de acuerdo con el informe, el 50 por ciento de encuestados expresó que la ciudad es muy desigual en el acceso a una salud de calidad, mientras que el 41 por ciento dijo que en la capital antioqueña no se garantiza este derecho a los ciudadanos.

De acuerdo con Piedad Patricia Restrepo, directora de Medellín Cómo Vamos, en la encuesta aumentó el porcentaje de personas que indicó estar afiliado al régimen contributivo y disminuyó el del régimen subsidiado, lo que está complementado con el incremento de la formalidad del empleo en la ciudad.

Entre tanto, el 61 por ciento manifestó que en el último año él o alguien de su hogar necesitó algún servicio de salud o estuvo enfermo. Luego, el 91 por ciento aseguró que accedieron a una entidad para que les prestaran dicho servicio. Este es, según Restrepo, un punto muy favorable, debido a que 6 de cada 10 ciudadanos dijeron que en el último año requirieron servicios y accedieron a ellos, una variable favorable, teniendo en cuenta el año anterior.

Sin embargo, lo que no fue muy favorable, de acuerdo con la encuesta, fue el tiempo de espera para acceder a una consulta externa, añadió la experta.

Los resultados indicaron que el 38 por ciento dijo haber esperado entre uno y cinco días desde el momento en el que pidió la cita y el de la prestación del servicio, mientras que 21 por ciento aseguró que tuvo que esperar más de 30 días.
Finalmente, el 56 por ciento se mostró satisfecho con el sistema de salud, 20 por ciento no se consideró satisfecho ni insatisfecho y 24 por ciento se declaró insatisfecho.

Frente a este punto, sin importar el tipo de afiliación, las respuestas fueron muy uniformes, agregó la directora. “Quisimos revisar la diferencia entre contributivo y subsidiado y encontramos que no hay diferencias en los niveles de satisfacción entre ambos regímenes”, puntualizó.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA