El peso social que carga la construcción de Puerto Darién en Necoclí

El peso social que carga la construcción de Puerto Darién en Necoclí

La comunidad respalda el proyecto y lo ve necesario para el desarrollo de la región.

Puerto Necoclí en Urabá

Según los gestores del proyecto, la ubicación del puerto respetará las zonas verdes protegidas y tampoco llegará a la zona turística de Necoclí.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

04 de abril 2017 , 01:49 a.m.

Ni siquiera las 680.000 toneladas que movilizaría el Puerto Internacional Darién se comparan con la carga social que el proyecto tiene a cuestas.

Más allá de los 1.000 empleos directos que generará la obra, la comunidad pide un proyecto ‘ancla’ que traiga desarrollo en diferentes sectores como el turismo, el comercio y el agroindustrial. Y eso lo ven en Puerto Darién, uno de los tres planes que se están llevando a cabo en Urabá.

Una tasa de desempleo del 20 por ciento, de informalidad del 50 por ciento y de analfabetismo del 12 por ciento son cifras que avalan la necesidad de que el municipio necesita desarrollo.

“Después de la Guajira, Necoclí es el segundo territorio del país con más playas, por lo que ofrece mejores condiciones que cualquier otro en Urabá”, manifestó Jaime López, alcalde de Necoclí, quien aclaró que para que haya un cambio real en la zona, el proyecto debe tener un impacto social.

“Es cierto que la comunidad necesita un proyecto jalonador, pero la verdad es que no estamos listos para adaptarnos a la dinámica de un puerto, Pero esta iniciativa nos obliga. Y de la mano con el proyecto y la administración podemos propiciar un cambio para estar al nivel del momento histórico del municipio y su nueva vocación portuaria”, contó David Monroy, representante de las Asociación de Comerciantes y Empresarios Turísticos, que cuenta con 141 establecimientos, los cuales ya le dieron el espaldarazo al puerto.

Algo que, según Iván Darío Echeverry, vocero del proyecto con la comunidad, ya se tiene contemplado.

“Somos conscientes de que es un cambio que modifica un territorio, y no los vamos a dejar solos en ese proceso. Por eso se diseñó un plan de manejo, para acoplarse a un escenario con puerto, hay un programa de readecuación del sector productivo y de servicios”, contó Echeverry.

La verdad es que no estamos listos para adaptarnos a la dinámica de un puerto, pero esta iniciativa nos obliga

Puerto Necoclí en Urabá

Según la Alcaldía, la informalidad es uno de los problemas que tiene Necoclí, por lo que un proyecto portuario dinamizaría la economía de la región en sectores comerciales y turísticos.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Puerto Necoclí en Urabá

El Turismo es otro de los sectores que se beneficiará con la construcción de un puerto.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Puerto Necoclí en Urabá

Los constructores tardaron cinco años haciendo los estudios para encontrar el lugar ideal para construir el puerto

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Puerto Necoclí en Urabá

Los gestores del proyecto han realizado reuniones con la comunidad socializando los beneficios que un puerto traerá a Necoclí.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Y es que con la construcción de Puerto Darién, la población de Necoclí casi se triplicaría la población pasando de 60.000 a 150.000.

“El 80 por ciento somos campesinos, por eso no creo que debamos de cambiar la vocación productiva del municipio, sino pensar en una educación pertinente para preparar, especialmente a los jóvenes, en áreas que va a demandar la llegada de un puerto, y aprovechar las que ya hay”, opinó el representante de los comerciantes.

En eso concordó Juan Camilo Ritoró, representante de la comunidad juvenil de la vereda San Sebastián, en Necoclí, quien pidió que el proyecto portuario también tenga en cuenta a la comunidad joven, que puede estar en riesgo de prostitución y tráfico de sustancias ilícitas.“De los 2.000 habitantes de la vereda hay cerca de 500 jóvenes, de esos, el 20 por ciento está involucrado en prostitución o en bandas criminales”, precisó el joven.

El proyecto cumple con variables técnicas, económicas, ambientales y sociales para llevarse a cabo. Tardamos cinco años en hacer esos análisis”

Sin embargo, a pesar de los beneficios socializados, del apoyo de la Alcaldía y la comunidad, es la licencia ambiental lo único que tiene en ascuas al proyecto, pues para que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), apruebe dicha licencia, se necesita un aval de Corpourabá, el cuál no se ha entregado por estar en proceso de evaluación.

A pesar de que se ha dicho que el proceso se ha agilizado este año, según los comerciantes, dicho trámite ha tardado más tiempo de lo estipulado, por lo que más de 120 personas ya han mandado misivas a la Corporación pidiendo agilizar los trámites.

“Desde mayo de 2016 se presentaron los documentos para la licencia ambiental y estamos confiados de que en menos de dos meses se resuelva esta situación pues el proyecto cumple con las variables técnicas, económicas, ambientales y sociales para llevarse a cabo. Tardamos cinco años en hacer esos análisis”, explicó Pablo Agudelo, representante legal de la sociedad promotora del puerto.

El lugar es el propicio
Puerto Darién NecoclíPablo Agudelo, representante legal del Grupo Elemental explica el proyecto portuario en Necoclí
Nueva Ciudad Urabá

Pablo Agudelo, representante legal de los constructores del puerto, habla sobre el proyecto

Ubicado a 7 kilómetros del casco urbano de Necoclí, el lugar donde se construirá el puerto coincide, según Echeverry, con el primer sitio donde los españoles comenzaran a asentarse en el país.

No solo eso. Según Agudelo, se estudiaron ocho lugares diferentes y el elegido es el más apropiado desde el punto de vista térmico, económico y ambiental. “No hay reasentamiento de poblaciones, es un solo predio y está en zona de potreros, tiene menores impactos ambientales y los mayores impactos positivos para la región”, explicó el representante legal del proyecto.

Además, la buena profundidad, el poco oleaje y poco depósito de sedimentación complementan la idoneidad del terreno.

La zona tiene menores impactos ambientales y los mayores impactos positivos

“Al ser una obra marítima genera unos impactos en los ecosistemas, como a los pescadores, pero a nivel de compensación, se construirán unas granjas camaroneras que, además, serán más rentables que la actividad pesquera, pues esta ha ido en declive según los pescadores de la zona”, aclaró Agudelo.

Agregó que el sector donde se construirá la primera etapa del puerto, conservará la zona de bosque (área protegida) y no alcanzará a llegar a la zona de desarrollo turístico del municipio dejando espacio, incluso, para que allí se desarrolle una nueva ciudad planeada como ya lo había estipulado el Departamento Nacional de Planeación (DNP), quien eligió a Necoclí, como una de las tres zonas potenciales donde se construirán las ‘Ciudades del Futuro’.

DAVID ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com*Por invitación del Grupo Elemental

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA