Memo, el perro que disfruta que le lean cuentos en la biblioteca

Memo, el perro que disfruta que le lean cuentos en la biblioteca

Dos hermanos lograron que su mascota sea la primera en acercarse a los libros en Antioquia. 

Memo, el perro lectorEn la Biblioteca Pública Municipal de Cañasgordas, un municipio ubicado en el occidente antioqueño. Daniel y Daniela, los hermanos Aguirre Arteaga les gusta montar bicicleta y pintar, pero lo que más disfrutan es llevar a "Memo", su perro, a la biblioteca del municipio.
Memo, el perro lector de Cañasgordas

Según los hermanos, ‘El pato en bicicleta’ es el libro favorito de Memo. Cuando Daniel y Daniela se van a la escuela su canino los acompaña hasta el portón.

29 de junio 2017 , 06:27 p.m.

Cañasgordas, un municipio ubicado en el occidente antioqueño, es reconocido por la ganadería y las abundantes cosechas de café y murrapo. Las calles del territorio son cerradas y las edificaciones conservan un estilo colorido y tradicional. Cerca de uno de sus parques, al lado de la plaza de mercado, está la Biblioteca Pública Municipal.

La institución cultural es del tamaño de un salón de clases. Tiene pocas estanterías, varios computadores, 2.934 libros y una sala dedicada a la literatura infantil. De martes a sábado, Freddy Chica Arango, el bibliotecario, abre las puertas del centro para que los habitantes de Cañasgordas puedan hacer sus tareas, leer, pintar, bailar y hasta actuar.

Después del mediodía, la librería es ocupada por un grupo numeroso de niños; una pandilla similar a la de la película estadounidense Los pequeños traviesos, en la que Spanky, Alfalfa, Darla y Petey, un perro pitbull, son los protagonistas.

Los niños del municipio antioqueño se acuestan a leer cuentos sobre colchonetas con formas de plantas en la sala infantil. Del grupo se destacan Daniel y Daniela Aguirre Arteaga, quienes tienen varios detalles en común: además de compartir los mismos apellidos, también les gusta montar en bicicleta y pintar, pero lo que más disfrutan es llevar a Memo, su perro, a la biblioteca.

En ese lugar reservado para el encuentro con las palabras y el gozo de la creación hay 17 reglas para su uso, pero ninguna prohíbe el ingreso de mascotas.

Es así como Daniel lee en voz alta un fragmento de El pato en bicicleta, mientras su hermana se sienta a un lado, en el otro se echa Memo. El animal de pelaje negro, con manchas marrón claro, pequeño y de grandes ojos oscuros, permanece absorto en la voz del niño.

Parece que entendiera lo que le leen, algunas veces mueve sus orejas y otras bosteza hasta dormirse. ¿Cómo hablan los animales?  y La vida de los animales son dos de las historias que, de una alta pila de libros que le releen cada día, lo cautivan.

Memo, el perro lector de Cañasgordas

Sin falta, de martes a sábado, los mellizos visitan la biblioteca para disfrutar de cuentos infantiles y de actividades como la pintura.

Foto:

Jaiver Nieto/ EL TIEMPO

Esta actividad la realizan desde hace más de un año. Los mellizos almuerzan en casa, después de su actividad escolar, luego toman sus ‘bicis’ y pedalean hasta llegar a la biblioteca, en un recorrido de seis cuadras. Tras ellos, entre llantas, rines y sillines, corre su mascota.

Memo, el perro que va a la biblioteca de Cañasgordas, se ha convertido en la primera mascota "lectora" del municipio. Actividad que quieren replicar con otros niños de la localidad.

Para Juan José Sierra Mejía, etólogo, la afinidad del perro con los niños indica que este tuvo una buena crianza. Además, de que en sus primeros años de socialización con ellos desarrolló una empatía, lo que explicaría el apego que tiene con los mellizos Aguirre Arteaga.

En cuanto a la atención que supuestamente presta Memo cuando Daniel y Daniela le leen, Sierra dice que se debe a un estímulo de los sentidos.

“El hablarle ya conduce a unas necesidades que tiene el perro. Por otra parte, con el tono de la voz los animales aprenden a diferenciar lo que se les está diciendo, sea a manera de regaño o de cariño”, explica.

Con el tono de la voz los animales aprenden a diferenciar lo que se les está diciendo, sea a manera de regaño o de cariño

El bibliotecario lleva más de un año trabajando en la institución y cuenta que apenas llegó, los niños aparecieron. Ellos iban antes pero no podían ingresar al perro. “Memo es juicioso, lee al lado de ellos y ladra y corre cuando jugamos. No le vi algún problema y lo dejé entrar normal”, dice.

La familia Aguirre Arteaga adoptó al perro lector hace tres años, cuando una prima se los regaló. Calcular la edad de Memo es complicado por su tamaño y vitalidad, los mellizos dicen que tiene 12 años, mientras que Armando Arturo Aguirre, padre de Daniel y Daniela, asegura que tiene unos pocos más.

Según el papá de los mellizos, quien es técnico en radio y se dedica a la construcción, el animal cuida de ellos. Recuerda cuando Daniel se partió la clavícula y el que les avisó del accidente fue el perro.

“Llegó a mover la colita y ladraba y ladraba. Nos acompañó hasta el hospital. Memo no los deja, si ellos van a salir, él se va detrás”, afirma.

Cañasgordas parece una ciudad de perros. En cada esquina hay dos o tres batiendo sus colas y merodeando sin rumbo. Memo no es el más querido por ellos, pero sí por los cañagordenses.

Los hermanos les seguirán leyendo a su mascota los cuentos de la Biblioteca Pública Municipal. Para ellos, también es todo un festín que lleguen las celebraciones como Semana Santa y Navidad, pues disfrazan a Memo y lo ponen a actuar en obras teatrales abiertas. Eso sí, al lado de sus amigos lectores.

HANIER ANTURI RAMÍREZ
hanant@eltiempo.com
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA