Cultura Profética le canta al amor como acto rebelde

Cultura Profética le canta al amor como acto rebelde

La banda de Puerto Rico se presentará este sábado en el Parque Norte.

Cultura profética

Los boricuas participarán en el Grove Festival,uno de los primeros festivales independientes que llega a su fin luego de siete ediciones donde la banda ha participado en cinco de ellas.

Foto:

Cortesía Grove

08 de junio 2017 , 01:12 p.m.

Por más de 20 años Cultura Profética ha invitado a sus seguidores a ser críticos. Sus primeros trabajos de estudio con títulos como Canción de alerta, Ideas nuevas, Revolución estéreo, No me interesa, Canción despojo, entre otras, protestaban ante un gobierno demagogo y un sistema económico superficial que solo demandaba consumo. Su esencia contestataria se regó por el mundo y desde hace años se convirtieron en referente del reggae latinoamericano.

Sin embargo, muchos la conocerán por De antes o Ilegal, dos de sus canciones románticas donde la última hace parte de su más reciente trabajo La Dulzura, amor y seducción 100 por ciento, un álbum que conquistó a los enamorados.

Entre la dulzura y la protesta Cultura Profética regresa para cantar en Medellín. EL TIEMPO habló con Willy Rodríguez, vocalista y bajista de la banda.

¿Teniendo en cuenta sus letras, cómo es el proceso creativo?

Pues mira, siempre viene diferente. Especialmente en estos tiempos que somos padres la mayoría, no solo porque tenemos hijos sino porque estamos presentes en sus vidas. No nos tomamos tanto tiempo como antes para el taller. De Mota (trabajo lanzado en el 2005) para acá yo escribo la mayoría de las canciones, tengo ideas y se las traigo a los muchachos para que me ayuden a vestirlas. Vamos al estudio, hablamos de las cosas que están pasando y eso hace parte del taller que hacemos.

De sus líricas contestatarias pasan a La Dulzura ¿cambian su esencia?

Pues no, en este momento hacer un trabajo completo dedicado al amor es una acción contestataria. La falta de sensibilidad en el mundo es muy grande, pocas personas realmente analizan el amor para escribir sobre él. Nosotros tratamos siempre de buscarle el lado poético, por ejemplo Ilegal o En la oscuridad son canciones bastante sexuales pero…el que sabe sabe verdad, ¿me entiendes? Yo no creo que haya un cambio lejos de la clara madures a la que llegamos en ese punto. La diferencia es de contexto, cada disco es un concepto y en ese punto nos merecíamos un cambio, dejar esas letras que habían acostumbrado a la gente y mostrarles que también amamos y sentimos de otra manera.

¿Cómo ven el futuro del género en los nuevos exponentes con tantas mezclas?

Bueno, la verdad no estoy muy pendiente y mucho menos de géneros en específico porque siento que los géneros te limitan. Nosotros sí nos movemos en un género pero hemos hecho música. Tanto es así que cuando nos proponen para un premio no saben bien dónde ponernos que si en rock latino, pop (risas), también es difícil para nosotros definirnos porque saliéndonos un poco del estigma del reggae alcanzamos un público más grande y a mi personalmente eso me gusta. Yo lo que menos escucho es reggae y se siente eso en la composición, aunque esa sea la espina dorsal. Si tuviera que mencionar uno sería Dread Mar I, creo que se está presentando mucho, tiene un bueno momento.

Ya que lo que menos escuchas es reggae, ¿qué es lo que más escucha?

Yo (risas), lo que más escucho es música vieja, de los setentas. Mi música favorita es el soul afroamericano y trato de buscar cantantes que tú sientas que ponen el alma en su voz. Partiendo por Sam Cook, el mismo Steve Wonder. Si te dijera algo de ahora mencionaría a Anderson Paak, un afroamericano de California que rapea, canta y toca batería, y en este último año ha hecho mucho ruido. A mi y a mi esposa nos tiene pegados, pero la verdad prefiero inclinarme hacia la música vieja. Siento que hoy en día no hay nada diferente, pocas personas se arriesgan a hacer otras cosas, y si pega los demás hacen lo mismo y todos van detrás. Siento que esta música no me reta ni artísticamente ni como melómano que soy porque me gusta escuchar buena música. Soy bastante crítico incluso con lo que hago muchas veces ni lo escucho (risas). No es por ego, sino porque amo la música y me gusta escuchar la buena.

Según eso, ¿por qué pega entonces la música de Cultura Profética?

Creo que el secreto es que la música nos mantiene jóvenes y podemos seguir apelando a nuestro público de antes y también a los jóvenes. Lo otro es que lo que hacemos es sincero, genuino, la gente está en búsqueda de la genuinidad porque es algo que se siente bien, que te hace pensar cosas buenas.

Ya son siete años de su último trabajo, ¿y el nuevo?

Ahora mismo estamos en eso, en el proceso creativo. La idea es terminarlo este año incluyendo canciones como Música sin tiempo, Le da igual, de pronto Saca prende y sorprende con algunos cambios.

¿Qué veremos de Cultura en la ciudad?

Iremos con toda la energía de siempre a cantar en El Grove.

ANDREA MARÍN GÓMEZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA