‘Después de la tormenta’: de Hirokazu Kore-eda

‘Después de la tormenta’: de Hirokazu Kore-eda

Columna de opinión sobre la película 'Después de la tormenta'

Desués de la tormenta

Película Después de la tormenta.

Foto:

Babilla Cine

24 de mayo 2018 , 12:48 p.m.

El director japonés Hirokazu Kore-eda acaba de ganar la Palma de oro en Cannes con Un asunto de familia (Shoplifters). Por estos días, se estrena en la ciudad Después de la tormenta (2016), su antepenúltima cinta, que él considera como la más personal.

Kore-eda es un realizador con un gran tacto para acercarse a los temas de familia. En películas como Nadie sabe, De tal padre tal hijo y Nuestra hermana pequeña, confirma la maestría para retratar la vida cotidiana. La sabiduría modesta que destila su obra también se expresa en Después de la tormenta. Son muchas las reflexiones que ofrece la cinta sobre la relación con los padres, los hijos y con uno mismo. Y también sobre cómo lidiar con la pérdida, otro de los temas del director.

La pregunta fundamental del filme es: “¿Eres quien quiere ser?”. Como dice Kore-eda: “No todo el mundo puede convertirse en lo que desea ser”. Precisamente la conversación más significativa se da entre Ryota, el protagonista, y su hijo, Shingo de 11 años. El primero le pregunta al niño qué quiere ser. Luego y para sorpresa del padre y –del espectador- el niño le devuelve el mismo interrogante. Ryota, el personaje principal de Después de la tormenta, pasa por un mal momento, su vida es un desastre y da vueltas alrededor de la situación.

Trata de recoger las migajas e intenta aferrarse a lo que ya perdió. Es un escritor que tuvo prestigio en un inicio, pero que ya no escribe y que trabaja como detective privado, apuesta lo poco que gana en carreras y lotería y no paga la pensión alimentaria de su hijo. Cuando va a la casa de la anciana madre, esculca en busca de plata o de algo que pueda empeñar. Como quien dice, una “joyita”.

Tras la muerte del padre, con quien tuvo una relación conflictiva, Ryota trata de recomponer la que tiene con Shingo. Una noche, mientras se espera el paso de un tifón, la familia permanecerá reunida por obligación y tendrá la oportunidad de hablar.

Lo más admirable como siempre en el cine de Kore-eda es la capacidad para hablar de las cosas más profundas
, sinceras o dolorosas, en medio de una situación normal y contenida. 

Martha Ligia Parra
Columnista y crítica de cine

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.