El Corazonista le apuesta a la excelencia académica y deportiva

El Corazonista le apuesta a la excelencia académica y deportiva

"Para ser excelente hay que ser diferente", es uno de los lemas del Corazonista.

fg

Desde los primeros grados, los niños empiezan a tener contacto con el deporte.

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez/EL TIEMPO

01 de septiembre 2016 , 09:54 a.m.

Decenas de trofeos brillan en estantes distribuidos por pasillos y salas. Cada vez que ganan uno más deben encontrarle un espacio.

Esa imagen de triunfo ya se ha vuelto habitual en el Colegio Corazonista, de Medellín, y alimenta la pasión deportiva que acompaña a los estudiantes desde que empiezan sus primeros años escolares.

Y es que a las altas exigencias académicas que ubican al colegio entre los mejores 80 del país y los 10 primeros de Antioquia en el Índice Sintético de la Calidad Educativa, se suma una alta dosis de deporte y la adaptación de grandes espacios para que los estudiantes puedan entrenar.

“Han llegado días en los que son las 10:00 de la noche y en el colegio hay estudiantes entrenando, ellos son muy buenos en los deportes y han logrado ganar muchos campeonatos”, expresó Alberto García Serna, rector de la institución educativa.

Balonmano, hockey, fútbol de salón, baile, porrismo, natación y judo son las siete disciplinas que se practican en el colegio, como parte de las actividades extracurriculares.

rtyhfgh

El colegio exhibe en distintos espacios los trofeos que han ganado los estudiantes a lo largo de varios años de práctica deportiva. Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Foto:

Todo empieza en los grados jardín, transición y primero, en la Escuela de iniciación motriz, un espacio en el que los pequeños realizan actividades recreativas y lúdicas y tienen sus primeros acercamientos con el deporte, una vez a la semana.

Después, los niños empiezan a rotar en las distintas disciplinas y van viendo cuáles son sus deportes preferidos, la decisión de aquel con el que se quedan la toman aproximadamente a los 7 u 8 años y ninguno es obligado a elegir un determinado deporte, indicó Jaime Rodríguez, exalumno del colegio, coordinador de Deportes y entrenador de balonmano.

Para cada uno de los deportes hay un escenario específico y un entrenador, además, hay un gimnasio que es usado principalmente por los deportistas, pero también está abierto para sus familiares.

Cada disciplina requiere entrenamientos alrededor de dos veces a la semana y competencias cada sábado y, aunque no es obligatorio, hay al menos 1.000 estudiantes que practican uno.

Por ello, en el ambiente escolar es frecuente que participen en torneos departamentales y festivales deportivos y los campeonatos que se han ganado son incontables.

En el balonmano, deporte insignia del colegio, son actualmente campeones en Colombia. “Acabó de pasar un nacional Interligas, participamos como clubes y, con los mayores y juveniles, quedamos campeones. En los juegos escolares somos campeones en infantil y cadetes. En la categoría Infantil siempre quedamos campeones en los Sudamericanos”, explicó Rodríguez.

Y es que gracias al talento, han podido competir en países como Argentina, Brasil, Paraguay y algunos de Europa.
Asimismo, los ganadores reciben estímulos como becas para educación superior o para aprender un segundo idioma, así como implementos tecnológicos.

Para Juan Camilo Vásquez, estudiante del grado once, quien pertenece a la Selección Colombia de balonmano hace cinco años, el hecho de que el colegio fomente el deporte desde los primeros años hace que este se vea como un medio que permite la salud física y mental, así como un medio para abrirse oportunidades en la vida.

El deporte les permite ser mejores estudiantes

Dijo también que el bienestar que produce el deporte les permite ser mejores estudiantes. “Lo académico y lo deportivo van muy de la mano, si uno quiere rendir en una cosa debe rendir en las dos, los entrenadores son muy exigentes con el rendimiento académico”, manifestó.

Esto también lo expresó el coordinador de Deportes, puesto que con el paso del tiempo han identificado que muchos de los mejores estudiantes también son los mejores deportistas, algo que según él se debe a la disciplina y la organización que requiere la práctica de un deporte.

Además, tanto el rector como el entrenador consideran que el deporte se ha convertido en una experiencia de vida para los niños y jóvenes, pues no solo los lleva a apasionarse por algo, sino que también les genera compromiso, responsabilidad, entrega, les enseña a ganar y perder y les da amistades para toda la vida, pues los grupos se conforman desde las primeras edades.

Juan Camilo le agradece al colegio que dé la oportunidad de elegir un deporte y practicarlo por tantos años. Desde que estaba en el grado primero eligió el balonmano y hoy le dedica casi cuatro días a la semana para entrenar, pues se ha convertido en parte de su vida.

“Es súper bueno que el colegio nos apoye, porque se dan cuenta de que no todo es el estudio, el deporte también es salud”, anotó.

Al ritmo de la innovación

Uno de los aspectos en los que el Colegio Corazonista trabaja para seguir manteniendo uno de los mejores niveles de calidad educativa del departamento y el país es la innovación tecnológica en la academia. Por ello, los computadores no se limitan solo a una sala de sistemas.

Cada aula cuenta con los elementos suficientes para que el docente pueda utilizar más que la tiza y el tablero y compartir los contenidos de maneras diferentes, tales como la proyección de videos y películas y la realización de ejercicios en formato digital.

Para Alberto García Serna, rector del colegio, este es el camino que debe seguir la educación de hoy. “Es una visión de futuro, no es anclada como nos ha tocado a nosotros siempre, que la sociedad va a 100 por hora y la educación va a 20. Pienso que tenemos que ir como va la sociedad, a nivel de programas, de velocidad y de cambios”, sostuvo.

Entre tanto, José Ortiz, estudiante del grado once, explicó que desde hace años se vienen haciendo una serie de cambios a nivel tecnológico, para fomentar el uso de aulas virtuales, tanto en la infraestructura como en la metodología de los docentes.

Para él, “esto ofrece más dinamismo, es una forma más didáctica y divertida de aprender, las generaciones que vienen aprenderán de una forma más fácil, el reto es manejar la concentración”.

En este camino, hace poco se incorporó una pantalla gigante en el coliseo, en el que los estudiantes pueden disfrutar distintos eventos, como fueron las competencias de los Juegos Olímpicos.

En los primeros años escolares, los niños tienen ambientes mucho más coloridos y divertidos, de modo que puedan desarrollar su motricidad y capacidades.

rtyhfgh

Los niños empiezan a estudiar en el Colegio Corazonista a los 4 años. En los primeros grados tienen diversas herramientas didácticas para aprender. Jaiver Nieto/EL TIEMPO

Foto:

Animales, juegos pintados en el suelo, colores, salones rodeados de ventanales, juguetes, cuentos, canciones y niños corriendo hacia la piscina. Ese es el ambiente que se ve en los espacios de los más pequeños.

Por otro lado, el colegio avanza en el proyecto de renovar los textos escolares impresos por espacios virtuales. Por ello, este año empezaron un plan piloto con ‘Aula Planeta’, una plataforma digital que permite ver los contenidos de las distintas áreas, hacer ejercicios e, incluso, presentar las pruebas.

“Para el año entrante se les evitará un gasto enorme a los padres de familia, pues no van a tener que comprar tantos libros y los estudiantes no van a tener que cargar 5 kilos en la maleta”, anotó el rector, quien agregó que esta solo será implementada en el bachillerato, puesto que a los niños más pequeños no se les puede quitar la posibilidad de leer y escribir.

Con esta herramienta, considera García, los jóvenes pueden acceder a los programas que les llamen la atención y la condición es que el rendimiento debe ser cada vez mejor, una característica que han mantenido por años, pues muchas veces los estudiantes del Corazonista han llegado a las finales de las Olimpiadas del Conocimiento de Medellín.

Para los docentes ha sido un reto empezar a trabajar con esta nueva plataforma, aunque el rector explicó que muchos de ellos la acogieron de una manera muy positiva, al igual que los estudiantes.

En el colegio también se dictan algunas materias en inglés, desde los primeros grados, aun cuando el colegio no es bilingüe. En las tardes y los sábados tienen un centro de idiomas para los estudiantes que quieran inscribirse, aunque también asisten niños de otros colegios.

“Los ‘pelaos’ son muy felices y tienen una disciplina ejemplar y un gran rendimiento académico”, puntualizó con orgullo el rector de la institución.

Disciplina es la clave del éxito

Según el rector Alberto García Serna, el Colegio Corazonista lleva en Medellín 53 años. Sus orígenes se remontan a la Revolución Francesa, cuando la comunidad de los Hermanos del Sagrado Corazón empezó la fundación de varios colegios.

“Para abrir un colegio en su ciudad arzobispal, Monseñor Tulio Botero Salazar no puso ningún reparo. Una casita alquilada en Perú con Sucre (carrera 46 Nº 55 - 168), a dos cuadras del parque Bolívar y de la catedral, recibió a los Hermanos Tomás Larrea y Cándido Arrieta, era el año de 1963”, reza la historia del Colegio Corazonista.

En sus inicios, la institución educativa fue solo para hombres, pero desde hace aproximadamente 15 años pasó a ser mixta.

La integración de niños y niñas ha sido muy productiva, considera García, en tanto que se ha tejido una sana convivencia. Los niveles de ‘bullying’ son muy bajos y cuando se presenta alguna situación es fácil resolverla mediante el diálogo.

El rector añadió que uno de los grandes logros es que los estudiantes han interiorizado la disciplina sin imposiciones. “Constantemente les ponemos ejemplos de los beneficios que trae ser disciplinado, tales como los de Mariana Pajón y otras figuras positivas”, indicó.

‘La diferencia entre los sueños y la realidad es la disciplina’, ‘Para ser excelente hay que ser diferente’, son algunos de los mensajes que adornan carteleras y paredes de la institución y cuyos mensajes han logrado quedar en la cultura del colegio.

Esto hace que en el quehacer diario se vean los contrastes en el comportamiento de los estudiantes: a una misma hora, muchos están concentrados en clases, otros están cantando, unos más se dedican a leer, otros corren y ríen, unos más practican un deporte.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA