Las causas que afectan la salud mental de los jóvenes de Medellín

Las causas que afectan la salud mental de los jóvenes de Medellín

La soledad, así como el conflicto, la pobreza y la desesperanza en el futuro son factores de riesgo.

fg

El consumo de sustancias sicoactivas pueden provocar cambios del estado de ánimo, según expertos.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

17 de agosto 2016 , 05:12 p.m.

Solos y ‘desparchados’. Así se sentían 116.000 jóvenes que acudieron el año pasado a uno de los 21 centros de servicios amigables que hay en Medellín, que brinda acompañamiento y asesoría a la población joven que necesite atención en salud mental, sexual y reproductiva.

Esa sensación de soledad, además de la falta de compromiso de la relación de los padres con los hijos, son factores que inciden en la adquisición de un trastorno mental.

Así lo explica Sandra Rueda, investigadora y coordinadora de la maestría en Salud Mental de la Universidad de Antioquia. Para la experta, las situaciones personales que deben enfrentar los adolescentes en el diario vivir impone cada vez retos y presiones mayores para los jóvenes.

“En Medellín, por ejemplo, los adolescentes en edad escolar pueden presentar un alto grado de desesperanza, pues no encuentran respuesta a su futuro laboral, académico e, incluso, familiar. Esto genera incidencias suicidas y miedo al futuro, lo que se asocia al consumo de sustancias sicoativas”, explica Rueda.

Asimismo, otras causas como la falta de afectividad, el retraimiento, la indiferencia, y el aislamiento pueden ser señales de presencia de un trastorno mental.

Los factores que llevan a un joven a sufrir un problema o un trastorno de salud mental dependen del contexto familiar, económico y social. Sin embargo, el hecho puede resultar desapercibido si se tiene en cuenta que en Medellín hay 559. 747 habitantes entre los 14 y 28, quienes la Alcaldía considera jóvenes.

Los trastornos de ansiedad, que según el primer Estudio Poblacional de Salud Mental en Medellín 2011-2012, hecho por la Secretaría de Salud, afecta al 18 por ciento de los jóvenes y van ligadas a las situaciones personales, pueden desembocar en trastornos obsesivo y en fobias.

“Los jóvenes no controlan fácilmente sus estados emocionales. La inseguridad personal los hace muy susceptibles a las influencias de las personas de su entorno”, explica Rueda.

Por la misma línea, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, explica que es cierto que las problemáticas de la ciudad hacen más visible temas como la drogadicción, el embarazo adolescente y otros problemas de salud mental.

“La gran tragedia de esta violencia es que los jóvenes son las principales víctimas. Estamos haciendo una intervención integral, lo que significa un estado fuerte que proteja a la juventud”, añade el alcalde.

A través del arte, el deporte y la cultura la Alcaldía espera brindarle espacios a los jóvenes para el sano disfrute del tiempo libre.

Las mujeres son las más vulnerables

En Medellín hay cerca de 280.000 mujeres, siendo todavía el sector más vulnerable en términos de oportunidades, condiciones de equidad, generación de ingresos y, adicional a esto, está la posibilidad de quedar en embarazo.

Según Sandra Rueda, investigadora de salud mental de la Universidad de Antioquia, una de las razones por las que las adolescentes quedan embarazadas es el apego hacia su pareja, sumado con la ausencia de un proyecto de vida claro,

“Hemos descubierto que el amor sí juega un papel fundamental a la hora de quedar embarazada, así como en la decisión de cuidarse sexualmente o no”, explica Rueda.

Según el Sistema de Información Ruaf, hecha en el 2014, el 4 por ciento de las jóvenes de Medellín quedan en embarazo en la juventud.

La investigadora agrega que es necesario averiguar si los valores sociales a los que se está haciendo mención se mantienen o se han desdibujado por conflicto y la guerra.

Rueda aclara que “el conflicto que azota algunas zonas de la ciudad, sumado a situaciones de inequidad y pobreza, dan lugar de manera simultánea a formas de sobrevivencia extrema con heridas sicológicas y físicas”.

Drogas, un eterno flagelo

En Medellín, el 5 por ciento de los jóvenes son adictos a un estupefaciente y necesitan atención inmediata según el estudio de Salud Mental de la Alcaldía de Medellín, que también indicó que el consumo de drogas tiene una estrecha relación con la detonación de un trastorno mental.

Para Juana Botero, secretaria de la Juventud, “hemos estado trabajando en la prevención. No estamos prestando atención a la droga en sí, sino en la persona como tal.

"Por eso no buscamos prohibir el consumo, buscamos que el joven desarrolle la capacidad de autogestión de la mano de las Habilidades para la Vida”, dijo Botero, quien explicó que Habilidades para la Vida es un programa de la Organización Mundial de la Salud que trabaja desde el individuo para que se enfrente y tome decisiones en su realidad a través de diez puntos: autoconocimiento, empatía, comunicación asertiva, relaciones interpersonales, toma de decisiones, manejo de problemas y conflicto, pensamiento creativo, pensamiento crítico, manejo de emociones y sentimientos y manejo de tensiones y estrés.

Según la funcionaria, la idea es desarrollar un tipo de oferta que cambie radicalmente la mentalidad de un joven, porque no es solamente prevenir el consumo, sino la capacidad de decisión.

“La vulnerabilidad de consumir drogas no tiene estrato. Un joven de estrato uno, dos y tres está en igual de condiciones que alguien cuatro, cinco o seis, es cuestión de formar a un joven que sepa tomar decisiones”, concluye Botero.

Trastornos mentales y suicidios

En los trastornos de salud mental, las causas de las alteraciones son una mezcla de factores biológicos, experiencias vitales adversas, factores sociales, entre otros.

Según Sandra Rueda, investigadora en Salud Mental de la Universidad de Antioquia, el conflicto que afecta los barrios y la pobreza puede desembocar en desesperanza y violencia que afecta la salud mental de los jóvenes.

En la ciudad se estima que la mitad de los intentos de suicidios son cometidos por jóvenes entre 15 y 19 años. Un estudio de la Universidad de Antioquia sobre el perfil de orientación al suicidio según indicadores de salud mental en adolescentes escolarizados en Medellín muestra que los estratos socioeconómicos más frecuentes fueron el 2 y 3, representando estos el 74 por ciento del total.

De otro lado, un informe de Consumo de Sustancias Sicoactivas en adolescentes escolarizados de 11 a 19 años de edad, hecho por la misma institución, indicó que ese hecho puede ser generado por el abuso de las bebidas alcohólicas, considerada una sustancia sicoactiva legal.

El estudio agrega que esas sustancias pueden provocar un trastorno del estado de ánimo, lo que hace que la actitud de la persona cambie radicalmente.

JESÚS DE LEÓN
MEDELLÍN
jesver@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA