Calidad del aire es regular, aún sin emergencia ambiental

Calidad del aire es regular, aún sin emergencia ambiental

Autoridades ajustan planes de atención de episodios por contaminación ambiental.

Contaminación en Medellín

Por sus características geográficas, el valle de Aburrá es más propenso a contingencias ambientales.

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / Archivo EL TIEMPO

09 de julio 2017 , 09:15 a.m.

Casi cualquier fotografía del valle de Aburrá incluye, desde hace algún tiempo, una nube gris que cubre el cielo.

Aunque esta situación es particularmente notoria entre abril y mayo y de octubre a noviembre, por el cambio entre la temporada seca y la lluviosa, el problema de la calidad del aire está lejos de estar resuelto, a pesar de que la última alerta naranja fue este abril.

Las razones detrás de la nube de contaminación son varias: una estrecha cuenca topográfica que convierte al valle de Aburrá (en donde vive cerca del 60 por ciento de la población de Antioquia) en una ‘olla a presión’ para los contaminantes, un déficit arbóreo de cerca de 700.000 árboles y un crecimiento desbordado del parque automotor (que solo en motocicletas subió en 400 por ciento entre el 2005 y el 2015) causante del 60 por ciento de las emisiones de material particulado PM 2,5.

El problema es un tema de largo plazo, no se resuelve en un mes, es de acciones permanentes y tenemos que contar con la participación de todos

“El problema es un tema de largo plazo, no se resuelve en un mes, es de acciones permanentes y tenemos que contar con la participación de todos los sectores”, dijo María del Pilar Restrepo, subdirectora ambiental de Área Metropolitana (Amva).

La funcionaria explicó que durante los periodos no críticos se ha trabajado en el mejoramiento de los planes de atención a contingencias ambientales y, por ejemplo, el próximo mes será presentado en la Junta Metropolitana (integrada por los alcaldes de los 10 municipios del valle de Aburrá y las autoridades ambientales) el nuevo Plan Operacional para Episodios Críticos de Contingencia Atmosférica (Poeca). Por su parte, el Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire (Pigeca), cuya meta es para el 2030, también empieza a marchar.

Además, se han iniciado procesos con Ecopetrol para mejorar los combustibles, con el gremio volquetero para chatarrización de vehículos muy viejos, se moderniza el sistema de monitoreo de la calidad del aire y se han incrementado los controles a fuentes móviles y fijas.

De hecho, en lo que va del año se han realizado 39.729 pruebas a fuentes móviles, de las cuales 8.209 de combustible Diésel han sido rechazadas, al igual que 4.283 de motos y 5.955 de automóviles. Es decir, 18.267 pruebas de emisiones rechazadas, esto es casi el 46 por ciento.

Por su parte, los controles a las 136 empresas que emitían material particulado al aire dejan un saldo de 92 compañías que cumplen, ocho suspendidas, siete que cumplieron la norma después de ser sancionadas, 18 en evaluación técnica y 11 que ajustaron sus procesos y ya no emiten material particulado.

Ciudadanos exigen más

Daniel Suárez, vocero del colectivo Ciudadanos por el Aire, dice que aunque entienden que haya medidas a largo plazo, no ven las acciones en el corto plazo. Fue por esto que a inicios de junio un grupo de ciudadanos instauró una acción popular exigiendo medidas más inmediatas para resolver el problema.

Suárez dijo que el juez resolvió la acción popular dictando una media cautelar para que Amva la publique en su sitio web, cosa que no han hecho.

Sobre la acción popular, Amva indicó que están en el proceso legal del caso. Respecto de la medida cautelar, la institución dijo que no han recibido la notificación del tribunal de Antioquia con el extracto de la acción popular que están obligados a publicar. Este miércoles 12 de julio Amva deberá responder al tribunal por las denuncias y solicitudes que contempla la acción popular.

Fortalecen sistema de alertas tempranas y control del aire

Eafit y Área Metropolitana suscribieron en mayo un contrato de transferencia de ciencia y tecnología para que esta universidad sea la operadora, por los siguientes cuatro años, del Sistema de Alertas Tempranas de Medellín y el valle de Aburrá (Siata), encargado de la medición de la calidad del aire.

El contrato, por $20.000 millones, contempla la ampliación de la red de monitoreo del aire con la adquisición de 12 estaciones de monitoreo del aire. Estas, que están en proceso de compra, estarán distribuidas seis en Medellín, en las comunas La América, Buenos Aires, Aranjuez, El Poblado, y los corregimientos de San Antonio de Prado y San Cristóbal.

Mientras que las otras seis estaciones se distribuirán en los parques principales de Bello, Copacabana, Barbosa, La Estrella, Sabaneta y Envigado.

MARÍA ISABEL ORTIZ FONNEGRA
Redactora de EL TIEMPO
En Twitter: @M_I_O_F 


MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA