En vía Medellín-Bogotá se vino abajo el comercio

En vía Medellín-Bogotá se vino abajo el comercio

Trabajos en la zona siguen afectando las ventas de los locales comerciales.

Vía Medellín Bogotá

En la zona se siguen adelantando trabajos de estabilización del terreno mientras la ANI decide si acepta o no la construcción de una nueva doble calzada.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

05 de marzo 2017 , 10:51 a.m.

Después de controlar la caída de material rocoso en el kilómetro 14+300 en la autopista Medellín-Bogotá, lo único que sigue cayendo en la zona son las ventas.

Así lo han denunciado comerciantes de la zona de influencia donde se adelantan trabajos de estabilización del terreno, que estuvo cerrado del 28 de diciembre del año pasado, a finales de enero de este año.

“Devimed hizo lo que tenía que hacer para sus intereses, lograr paso en la vía para que el peaje les siga dando plata. Pero los comerciantes de la zona seguimos perjudicados con las obras que siguen”, expresó Héctor Vanegas, propietario del local Fogón Paisa, a pocos metros del lugar del derrumbe.

Acorde al empresario, son más de seis establecimientos que han sufrido hasta un 100 por ciento de afectación en llegada de visitantes desde que ese sector pasó de cuatro a dos carriles mientras se define la construcción de una nueva doble calzada.

“De cada 100 personas que solían parar en esta zona, ahora los hacen máximo 10. Lo que vemos es que esta parte se volvió un cuello de botella y los conductores solo quieren salir de este sector lo más rápido posible”, explicó el propietario.

La solución, según había explicado Germán Vélez, gerente del concesionario Devimed, encargado del mantenimiento de la vía, es la construcción de una nueva calzada en el sector izquierdo de donde han ocurrido los deslizamientos.

Sin embargo, debe ser la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) la que debe aprobar los diseños que ya envió Devimed.

EL TIEMPO intentó dialogar con la ANI sobre el avance en estos trabajos, pero no hubo respuesta por parte de la Agencia.

Situación similar ocurrió con Devimed, quien no quiso ahondar sobre la futura nueva calzada hasta que la ANI aprobara los diseños.

“Los diseños ya los tiene la ANI, la interventoría hizo algunas observaciones, las cuales se están haciendo. Habrá algunas modificaciones pero hasta que no esté listo no se va informar”, expresó un vocero de Devimed.

Añadieron que tras más de un mes de haber habilitado la vía, no se han presentado problemas en la movilidad. Sin embargo, Vanegas, quien a pesar de no recibir clientes sigue abriendo diariamiente su local a las 7:30 a. m., contó una realidad diferente.

“Los fines de semana en la tarde esto se vuelve un cuello de botella, pasar de cuatro a dos carriles afecta la movilidad y genera trancones que duran horas. Creo que falta mucho para una solución a mediano plazo”, manifestó el empresario, quien indicó que han tenido que despedir hasta nueve personas de las que usualmente ayudaban en su local.

Y aunque Vanegas indicó que ni la Alcaldía de Copacabana ni el concesionario han puesto cuidado a la afectación comercial, Luz María Hincapié, secretaria de Gobierno de Copacabana, informó que a la Administración no han llegado quejas.

“Sabemos que el concesionario sigue adelantando los trabajos de estabilización del terreno, que por el momento va a quedar como está ahora. Solo resta esperar que la ANI apruebe la construcción de la nueva doble calzada para solucionar la movilidad”, contó la funcionaria, quien agregó que el radar que monitorea la actividad geológica no ha alertado nuevas amenazas.

Sobre ese nuevo tramo de doble calzada, el gerente de Devimed informó que de aprobarse, sería aproximadamente de 400 metros en la vía hacia Rionegro en el costado izquierdo de la carretera actual.

“La idea surgió de las quejas y la llamada de atención de la comunidad y trataremos de cerrar el menor tiempo posible la vía actual para afectar lo menos posible y terminar el problema de manera definitiva”, precisó Vélez.

El cierre de la vía desde finales de diciembre, le costó al concesionario más de 8.000 millones de pesos. Sin embargo, tras el paso provisional, son los comerciantes quienes esperan que se despeje el camino para no tener que echarle tierra a sus negocios.

Una vía que ya ha estado advertida

Esta vía no solo ha traído pérdidas materiales sino también humanas. A finales de octubre del 2016, un deslizamiento de tierra en el kilómetro 12+200 le costó la vida a 16 personas. “En la zona hay crecimiento urbanístico no controlado. No importa lo que se instale allí, son las características geológicas y pendientes abruptas lo que presentan movimientos en masa por las unidades de rocas fracturadas”, advirtió Osvaldo Ordoñez, Geólogo con Maestría y Doctorado en Geociencias, quien es perito de varios procesos en esa vía.

Para él, aunque se restablezca el tránsito, la zona aún tiene varios tramos malos por el tipo de macizo rocoso que presenta. El experto indicó que ofrecieron a Devimed hacer un estudio de cómo está la vía, que costaría cerca de 700 millones de pesos.

DAVID ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA