Buscan a los niños para que ingresen a la escuela en Medellín

Buscan a los niños para que ingresen a la escuela en Medellín

'En el colegio contamos con vos' ha logrado identificar a más de 1.400 niños desescolarizados.

fg

El objetivo es recorrer los barrios de la ciudad en busca de los niños y adolescentes que no están estudiando, para motivarlos, así como a sus familias, para que empiecen clases en enero.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

15 de diciembre 2016 , 08:33 a.m.

A sus 8 años, la mayor alegría de Kevin es que en el 2017 ingresará a la escuela para empezar el grado primero. Aunque estudió alrededor de seis meses, hace por lo menos dos años, hoy no recuerda cómo es el ambiente escolar y quiere aprender a leer, escribir y sumar. “Allá voy a conocer más amiguitos y me siento muy bien”, expresó el niño.

La suerte de Kevin la comparten sus tres hermanos, de 10, 6 y 4 años, quienes tampoco están estudiando. Pero ayer esa situación cambió, pues ya se preinscribieron para iniciar un proceso de matrícula y estrenarse en el colegio el próximo año.

Todo, gracias al programa ‘En el colegio contamos con vos’, que adelanta la Secretaría de Educación desde septiembre de este año.

La idea es recorrer las distintas comunas y corregimientos de la ciudad en busca de los menores de edad desescolarizados, para invitarlos a que vuelvan a las aulas y asegurarles un cupo en alguna de las instituciones educativas oficiales.

Hasta el momento, por medio de visitas a casi 12 comunas, se han encontrado más de 1.400 menores en esta situación y ya hacen parte de la iniciativa, aseguró Luis Guillermo Patiño, secretario de Educación de Medellín.

Esta idea es ejemplo para Colombia. Así lo expresó Yaneth Giha Tovar, ministra de Educación, quien estuvo ayer recorriendo las calles del barrio Moravia, en el sector El Oasis, con la intención de conocer la iniciativa de primera mano y lograr que los pequeños regresen a la escuela.

“Esta es una experiencia que nosotros quisiéramos replicar, hablamos con el alcalde sobre conocerla para saber cómo la llevamos a otros lugares, es una iniciativa muy valiosa”, sostuvo la Ministra, y añadió que la escolarización de todos los niños y adolescentes es un trabajo que implica la vinculación del Ministerio de Educación, las alcaldías, las gobernaciones, pero también de las familias, para que motiven a sus hijos a asistir a clases.

Ese compromiso ya lo asumió Lina Marcela Hernández, la madre de Kevin, quien mientras lavaba ayer la ropa, escuchó que tocaban la puerta y al abrir se encontró de frente con los gestores de la Secretaría de Educación que la invitaron a inscribir a sus hijos en el programa.

“Apunté a los tres mayores, estoy muy feliz por esta oportunidad, porque ellos no estudiaban debido a que soy madre cabeza de familia y no tengo recursos para darles todo lo que necesitan”, anotó la mujer con orgullo.

Lina, desplazada por la violencia, llegó a Medellín hace casi nueve años y encontró un lugar para vivir en un asentamiento en el barrio Moravia.

Su sueño es que sus hijos tengan más oportunidades de las que ella tuvo y, como no sabe leer ni escribir, también se inscribió para empezar a estudiar a partir del próximo año, así, aseguró, les podrá ayudar a hacer las tareas.

Según la mujer, en el sector hay más de 30 niños que están en la misma situación que sus hijos.

¿Por qué no estudian?

Tal vez por eso, durante la jornada de ayer, las calles estrechas y empantanadas de El Oasis, estaban llenas de personas que salían de sus casas de madera, llevados por el llamado que hacían a sus puertas o por el sonido de un megáfono que indicaba que en esa inusual carpa blanca dispuesta en el sector estaban inscribiendo a sus niños para que pudieran ir a la escuela.

Es el caso de María Yaneth Zabala, que acudió al programa para que su hijo de 14 años con necesidades educativas pueda estudiar, ya que en muchos colegios le han negado un cupo, según explicó.

Las causas que se han identificado por las cuales los niños y adolescentes no están llegando a las aulas de clase son varias: vinculación a grupos ilegales, trabajo para ayudar al sustento de las familias, falta de motivación de los estudiantes, familias con poca participación en los procesos educativos de sus hijos, personas que llegan a la ciudad desplazadas por la violencia, entre otras.

Por ello, para lograr que el proceso sea efectivo, no solo se identifica a los menores de edad desescolarizados sino que también se hace seguimiento a su vinculación a los colegios. Entonces, se incluye también a las familias, organizaciones sociales y líderes comunitarios.

Asimismo, en el programa se vincula a niños entre los 0 y los 5 años que pueden hacer parte de Buen Comienzo, a adultos que quieren hacer la primaria o el bachillerato y a jóvenes que van a ingresar a la educación superior. La meta es realizar 25 jornadas buscando que más niños empiecen clases en la segunda semana de enero de 2017.

HEIDI TAMAYO
Redactora EL TIEMPO
@HeidiTamayo

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA