Medellín: ejemplo de innovación y transformación
articulo patrocinado
LOGO EPM

Medellín: ejemplo de innovación y transformación

La ‘Capital industrial de Colombia’ se ha propuesto promover una economía del conocimiento.

EMP
Foto:
05 de diciembre 2017 , 04:53 p.m.

Actualmente la innovación ha sido clave en el desarrollo de las ciudades del mundo entero, esto se debe a su influencia en la transformación del tejido social y el crecimiento económico de la sociedad.

La transformación de la eterna primavera ha sido gracias a la migración de una economía tradicional a una del conocimiento, proporcionando productos y servicios a partir de la ciencia y la tecnología, que sin duda, han generado además de un valor agregado, mayores y mejores oportunidades de empleo.

Para realizar con eficacia la medición en la capital antioqueña, Ruta N, una corporación mixta de fomento de la innovación en Medellín, se unió con el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, la ONC y la Cámara de Comercio de Medellín para desarrollar una encuesta que lograra medir el impacto año por año en tres grandes mercados: salud, energía y TIC.

Según David Sierra Navarro, gerente de Proyectos Especiales de Ruta N, la ciudad está creyendo en la innovación y existe un constante interés en invertir en ciencia, tecnología y educación. “Los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) invierten entre el 2 y 3 por ciento de su producto interno bruto y en la segunda medición, Medellín alcanzó el 1.82 por ciento”.

Así mismo, en los datos arrojados en la segunda medición, se evidenció que el 48 por ciento de las empresas están innovando y que el 27 por ciento del empleo generado en el año 2016 fue gracias a este importante factor.

De igual forma, las cifras son sorprendentes al examinar los tipos de innovación y su porcentaje de participación. “El 50 por ciento corresponde a nuevos bienes o servicios, el 33 por ciento a los nuevos bienes o servicios mejorados y el 29 por ciento a los nuevos negocios”, explicó Sierra.

El Gran Pacto

En busca de movilizar a las diferentes organizaciones para invertir en nuevos proyectos, RutaN y la Alcaldía de Medellín crearon ‘El Gran Pacto’, una estrategia que busca incentivar el crecimiento y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de Medellín por medio de la innovación.

“El proyecto formaliza la intensión de las más de 2.500 empresas firmantes y comprometidas a implementar las acciones que sean necesarias para dar inicio o para fortalecer sus actividades transformadoras e incrementar su inversión en innovación”, afirmó Sierra.

La experiencia en Medellín es relevante porque demuestra que gracias a la planeación y al trabajo colectivo se pueden impulsar proyectos sostenibles que contribuyan al mejoramiento de la sociedad. Un claro ejemplo de ello se dio en el reconocido sector textil con la creación de una tela termosensible gracias a la nanotecnología. Actualmente, esta tela inteligente está siendo utilizada por los hospitales de la región y gracias a ella se ha logrado detectar y reaccionar de manera más rápida a los cambios de temperatura de cada paciente.

Concentrados en la creación de productos y servicios con un valor agregado y en la trasformación a la economía del conocimiento, Medellín está apostándole a generar nuevas oportunidades, más empleos y mejor remuneración.

Más cerca de la movilidad verde

Este aspecto es el que diferencia a las grandes ciudades y Medellín no se queda atrás. Con el fin de mejorar la calidad de su aire, el medio ambiente y cuidar la calidad de vida de sus habitantes, en la ciudad se han implementado iniciativas verdes para la movilidad. Por ejemplo, el pasado 21 de noviembre, EPM puso en funcionamiento tres Ecoestaciones de carga pública lenta, localizadas en el Parque Comercial El Tesoro, así como en Viva Laureles y Éxito Poblado. Se espera que a finales de diciembre entren a funcionar de manera escalonada otras estaciones que se tienen preparadas para abrir en algunos centros comerciales de la capital de Antioquia.

“Con esta amplia infraestructura, que permite atender hasta 5.250 vehículos eléctricos -hoy ruedan cerca de 200 en el Valle de Aburrá-, buscamos promover y consolidar la movilidad eléctrica en la región, tanto en el transporte público como en el particular, pensando en el bienestar de la gente”, indicó Jorge Londoño De la Cuesta, gerente general de EPM.

El funcionamiento de estas Ecoestaciones es sencillo, ya que cuentan con cargadores rápidos, y la carga de las baterías del vehículo toma un tiempo máximo de 25 minutos. Lo anterior depende de la carga que se tenga antes de la conexión y el tipo de carro.

Por su parte, la carga pública lenta se encuentra en lugares donde la gente puede dejar cargando el automotor mientras adelanta otras actividades, como hacer una diligencia, cenar, ir a cine o realizar compras, con el fin de optimizar su tiempo. En esta modalidad, la recarga toma entre dos y tres horas, según la capacidad de la batería y el modelo del carro.

Es importante tener en cuenta que, para acceder a estas estaciones, el usuario debe estar inscrito en el servicio de carga de vehículos eléctricos de EPM, ya que las recargas se hacen mediante una tarjeta de identificación entregada por la Empresa. Los consumos generados se facturan cada mes y se incluyen en la cuenta de servicios públicos.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA