Factura electrónica, un reto para el Gobierno y el país
articulo patrocinado por
zxczxczxc

Factura electrónica, un reto para el Gobierno y el país

Con esta implementación se busca un mayor y más controlado recaudo, ahorro en tiempo y dinero.

ASDasdasd

Héctor José García Santiago

Foto:

Certicamara S.A.        

26 de enero 2018 , 06:13 p.m.

A partir del 1 de enero de 2019, la Reforma Tributaria, Ley 1819 de 2016 en articulación con el Decreto 2242 de 2015, el Decreto 1625 de 2016 y el Decreto 1349 de 2016, permitirán que la factura electrónica se masifique en el país, lo que se logra al tratarse de un requisito de obligatorio cumplimiento.

Durante las vigencias fiscales del 2017 y 2018 los contribuyentes obligados por las autoridades tributarias para expedir factura electrónica, serán seleccionados bajo un criterio sectorial conforme al alto riesgo de evasión identificado en el mismo y al menor esfuerzo requerido para su implementación.

Dicho esto, es primordial tener en cuenta que actualmente el país está pasando por un período de transición con cuatro escenarios y dos normas que lo regulan, el decreto 2245 de 2015 y la Ley 1819 de 2016, artículo 308; los escenarios son:

1) El de los seleccionados a facturar electrónicamente. Este escenario ya entró en aplicación con la expedición de la Resolución 072 del 29 de diciembre de 2017, por medio de la cual se obliga a los contribuyentes que venían facturando bajo los preceptos del Decreto 1929 de 2007 a facturar bajo los lineamientos del Decreto 2242 de 2015. Seguirá la selección de los demás contribuyentes bajo un criterio sectorial conforme al alto riesgo de evación y buscando la implementación de una manera ágil y masiva.

2) El de los voluntarios, es decir, contribuyentes obligados a facturar que de manera unilateral deciden facturar electrónicamente bajo los preceptos del Decreto 2242 de 2015. Este grupo empieza a facturar a partir de la fecha establecida por la DIAN mediante acto administrativo que debe ser notificado personalmente, previa solicitud del contribuyente y acreditación del cumplimiento de los requisitos para poder facturar electrónicamente.

3) El de las empresas que venían facturando por computador acorde con artículo 13 del Decreto 1165 de 1996; este grupo podrá seguir emitiendo y recibiendo este tipo de facturas en los términos del artículo 20 del Decreto 2242 de 2015 que refiere al periodo de transición. En todo caso, si son contribuyentes obligados a pagar y declarar el IVA y el impuesto al consumo, les aplica el plazo establecido en el parágrafo transitorio 2° del artículo 308 de la Ley 819 de 2016 que modifica el artículo 616-1 del Estatuto Tributario, esto es, hasta el 31 de diciembre de 2018, ya que a partir del 01 de enero de 2019 deberán tener implementada la factura electrónica en su operación y emitir sus facturas electrónicamente.

4) El de los que facturan en talonario a quienes les aplica la misma regla de las facturas por computador.

Ahora bien, es importante hacer énfasis en que las entidades del Estado son las receptoras más grandes de facturas del país y en su calidad de personas jurídicas de derecho público deben recibir, y en algunos casos, emitir facturas electrónicas, y el plazo límite para estar listas no debe ser otro que el 31 de diciembre de 2018. En ese sentido, deben incluir en su plan anual de adquisiciones, los gastos y costos asociados a la implementación de la plataforma de emisión y recepción las mismas.

Las entidades del estado deben realizar un estudio de mercado que permita apropiar los recursos necesarios y prepararse para emitir y recibir las facturas electrónicas a fin de agilizar y fortalecer la transparencia en los pagos a los proveedores, y que el proceso de tesorería sea ágil y pueda darse una conciliación de las cuentas por cobrar y pagar expedita, lo que se logrará con un proceso de pagaduría 100 por ciento electrónico y con la seguridad de que los documentos públicos que hacen parte del trámite están cifrados y respaldados por una entidad certificadora en el marco del modelo de servicios ciudadanos digitales de MinTic.

Técnica y jurídicamente se han superado en gran medida las dificultades, y el país tiene proveedores tecnológicos idóneos y autorizados por la DIAN, como es el caso de la Sociedad Cameral de Certificación Digital, Certicámara S.A. Los beneficios de la factura saltan a la vista: disminuir el riesgo de duplicidad y pérdida de la factura, menores costos, agilidad, mejor servicio, y a mediano plazo, se prevé la masificación del ´factoring´ para fondear las operaciones de los empresarios que fungen en el mercado colombiano en el seno de un registro de facturas electrónicas que permitirá la circulación controlada y segura.

Este año, además de la selección por parte de la DIAN de los grandes contribuyentes que deben facturar electrónicamente, se espera que se aperture y adjudique el registro de facturas electrónicas, a fin de aterrizar y poner en marcha el Decreto 1349 de 2016. Adicionalmente, se requiere que la DIAN precise las reglas para el (los) validador (es) de facturas electrónicas que introdujo la reciente reforma tributaria en el parágrafo 1 del artículo 616-1 del Estatuto Tributario.




HÉCTOR JOSÉ GARCÍA SANTIAGO

Presidente Ejecutivo de la Sociedad Cameral de Certificación Digital CERTICÁMARA S.A. Director Académico del Centro de Estudios en Derecho y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones - CEDT -.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.