Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Alcaldesa declaró la urgencia manifiesta en Cartagena

Por: JUAN CARLOS DÍAZ M. | 10:04 p.m. | 18 de Octubre del 2011

La ciudad vive una situación crítica por inundaciones y problemas en dos de sus principales vías.

La alcaldesa de Cartagena, Judith Pinedo Flórez, declaró la urgencia manifiesta ante la gravedad de la situación generada por las fuertes lluvias que azotan a la ciudad desde hace tres días (Caos en Cartagena por cuenta del regreso de las lluvias).

Pinedo Flórez hizo un llamado a gremios y medios de comunicación para tratar de solventar la crítica situación que se vive en estos momentos en la ciudad (Estos son los departamentos más afectados por la nueva ola invernal).

En estos momentos hay más de 30 barrios afectados por las fuertes lluvias, que hoy continuaron durante varias horas de manera inclemente (Lluvias provocan emergencia en Cartagena: Audiogalería).

Se reportó que sectores como Marbella, La Boquilla y el Centro de la ciudad también sufren por los estragos del invierno.

Los moradores del corregimiento Lomita Arena decidieron taponar una de las dos entradas que tiene habilitada para ingresar a la ciudad, luego de que la carretera La Cordialidad y la Troncal de Occidente están colapsadas.

Confirman muerte de tres personas

Las fuertes lluvias que azotan a Cartagena ya han cobrado la vida de tres personas en diferentes sitios de la ciudad. 

Una niña de tres años de edad murió a raíz de un deslizamiento de tierra ocurrido en el sector San Bernardo del barrio La María. Según las primeras informaciones, la menor no había asistido al colegio por la crítica situación que se vive en toda la ciudad.

Este miércoles también se conoció que las fuertes corrientes que inundaron el barrio El Pozón provocaron la muerte de dos personas. Las víctimas fueron identificadas como Jhon Alexander Arroyo y Danis Patricia de Hoyos Ávila. Estas dos personas estaban desaparecidas desde la tarde del lunes y solo hasta las 11 de la noche del martes se conoció el fatal desenlace.

Arroyo, de 16 años, murió al ser arrastrado por el agua cuando intentaba ayudar a una familia a sacar sus enseres de la vivienda., Mientras de Hoyos Ávila fue arrastrado cuando se encontraba jugando en las aguas del fuerte arroyo.

Empeora la situación

Delfina Cáceres, encaramada en el techo de su casa, hacía malabares tratando de poner a salvo de las aguas algunos enseres y electrodomésticos en el barrio El Pozón, de Cartagena.

Cáceres, de 58 años, trataba de salvar lo que más pudiera mientras los vecinos le gritaban que se bajara, que eso era "material" y después se conseguía. (Lea más noticias sobre  el invierno en Colombia)

Ella era una de las cerca de 2.000 personas que ayer resultaron afectadas en este barrio cartagenero por las lluvias que comenzaron el lunes por la tarde. "Prefiero morir que comenzar de nuevo tras de nada", decía la mujer, que ya ha sufrido varios inviernos.

Y mientras la mujer hacía malabares encima de su techo para salvar sus pertenencias, a unos 150 metros de allí la Defensa Civil les arrebataba a las turbulentas aguas que bajaban de Turbaco a un bebé de ocho meses de nacido. (Vea galería de la emergencia en Cartagena)

El Pozón fue apenas uno de los 20 barrios afectados por el primer gran golpe que da la temporada invernal a Cartagena, que dejó más de 500 familias damnificadas en diversos sectores; otras 100 sin techo; partió en dos la doble calzada de la vía La Cordialidad (que comunica a Cartagena con Barranquilla) y terminó de resquebrajar la tierra en Turbaco, provocando el cierre de la Troncal de Occidental (que comunica a Cartagena con el interior del país).

La dimensión del boquete que se abrió en la vía La Cordialidad fue tan impresionante que la alcaldesa de Cartagena, Judith Pinedo, se vio en la obligación de pedir ayuda al Gobierno Nacional. (Escuche declaraciones de la alcaldesa en 'La W Radio').

Vecinos de la zona manifestaron que por las aguas-lluvias que cayeron el fin de semana en Cartagena, el canal Matute no presentó problemas. Según ellos, la inundación fue provocada por las aguas-lluvias provenientes de Turbaco, que desbordó la capacidad de este canal.

Para la Alcaldesa, lo positivo de la jornada fue el buen comportamiento que tuvieron los canales pluviales.

"A pesar de que a esta fecha ya cayó toda el agua que había caído en el año pasado por el mismo mes de octubre, los canales tuvieron un comportamiento adecuado", dijo. (Lista de las vías cerradas en el país)

Además, en el barrio San Francisco, afectado recientemente por una falla geológica, el agua que cayó ayer fue la gota que rebosó la copa, resquebrajando las pocas casas que quedaban en pie.

"En San Francisco, el agua sigue afectando algunas zonas, que sabíamos que se iban a afectar, particularmente la calle de Los Fundadores, que es una calle que nos ha dolido profundamente, porque son viviendas muy buenas que todavía conservaban la esperanza de que no se iban a seguir afectando, pero las lluvias de la noche y el día las doblegó", dijo la Alcaldesa.

Las autoridades locales pusieron en marcha un plan de choque para atender las emergencias, pues, según los pronósticos, las lluvias continuarán.

'Niña' aumenta las lluvias

Expertos dicen que el fenómeno natural podría seguir de largo hasta marzo del próximo año.

Pese a que es común que en estos meses llueva, los expertos advierten que está cayendo más agua de lo normal, por un nuevo fenómeno de la Niña, menos intenso que el del 2010.

En Colombia, en esta temporada, ya cayó un poco más del ciento por ciento del agua que usualmente se registra hasta el final del año, dice el Ideam. (Damnificados por el río Cauca viven momentos difíciles)

Ricardo Lozano, director de esta entidad, explicó que esta situación, además de poner al país en alerta por crecientes súbitas e inundaciones, aumenta la vulnerabilidad de derrumbes porque los suelos han recibido mucha agua.

Manatí, afectado por un arroyo

Doña Erminia Reales cumplía ayer 12 horas llorando. Su esposo, Miguel Domínguez Padilla, no se quedaba atrás, y entraba, por momentos, en sollozos de angustia.

Ambos caminaban de un lado a otro dentro de su casa, observando las camas y muebles mojados, el barro en las paredes y el escenario de desastre que terminaba en el patio con el resto de los enseres arrumados.

Su casa está en el barrio San Vicente, de Manatí (Atlántico). Ya se estaban recuperando de la inundación del año pasado provocada por el río Magdalena, pero ayer quedaron bajo el agua de un arroyo.
"Estábamos esperando que nuestras casas se sequen, pero vemos el asunto muy lejos", dijo Rafael Ortiz, otro afectado.

JUAN CARLOS DÍAZ M.
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARTAGENA.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.