En vilo, obras para hogares de personas en condición de discapacidad

En vilo, obras para hogares de personas en condición de discapacidad

El Tribunal Superior de Cali ordenó a la Alcaldía y al Gobierno adecuaciones para tres hogares.

Sentencia en veremos para obras en casas de personas con discapacidad

Arsene Pinillo sufrió una afectación en su visión. Su vivienda no cuenta con las adecuaciones necesarias y ha sufrido caídas que pueden resultar fatales para su bienestar.

Foto:

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

17 de diciembre 2017 , 06:00 a.m.

El estallido de un artefacto colocado por grupos armados ilegales a pocos metros de la que fue la casa de Arsene Pinillo, ubicada en medio de la selva de San José, corregimiento de El Charco, en Nariño, le provocó a la labriega una ceguera total. Fue un día de 2007, cuando la nariñense, de 39 años, no solo tuvo que resignarse a no ver de por vida, sino a abandonar su hogar donde la selva y el río Tapaje en el litoral Pacífico le proveían de alimentos para su sustento, el de su esposo, Wílmar Micolta, y el de sus dos hijos.

Los cuatro llegaron desplazados a Cali y aunque en el 2014 recibieron una casa en Llano Verde, un humilde sector del Distrito de Aguablanca, en el oriente de la ciudad y que fue otorgada por el Gobierno Nacional, a través del ministerio de Vivienda y el Fondo Nacional de Vivienda (Fonvivienda), con participación de la secretaría de Vivienda de la capital vallecaucana.

Pero el inmueble tiene carencias. Una de ellas es la falta del pasamanos de la escalera de ladrillo para evitar que Arsene se caiga como ya le ha ocurrido en algunas ocasiones cuando desea llegar al segundo nivel donde, además, está el baño que no cuenta con un piso antideslizante que prevenga nuevos accidentes, como también le ha ocurrido en su condición de discapacidad. Su casa, la número 8 en la manzana Q13, donde hay otras familias vulnerables por la violencia y por los desastres naturales, fue otorgada con un subsidio entregado por la secretaría de Vivienda municipal.

Me caigo repetidas veces porque no hay manera de caminar segura adentro de la casa

“Pero en me caigo repetidas veces porque no hay manera de caminar segura adentro de la casa”, dice la señora, mientras su esposo Wílmar, quien mantiene a su familia como obrero de construcción, señala que está a la espera aún de que la Nación y la Alcaldía de Cali, así como a la constructora que levantó el inmueble y a la caja de compensación familiar, cumplan con esas obras para que doña Arsene se desplace adentro del predio sin ningún tropiezo. De hecho, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali les ordenó en una acción de tutela instaurada por la señora Pinillo y su esposo, a Minvivienda, Fonvivienda, a la constructora y a la caja de compensación familiar realizar estas adecuaciones en un plazo de un mes, plazo que se cumplió a finales de octubre y que hoy sigue en veremos porque el proceso judicial pasó a impugnación por parte de los demandados en la Corte Suprema de Justicia.

Cali es una ciudad con alrededor de 150 mil personas en situación de discapacidad, gran parte de ellas, por enfermedades y por accidentes. No obstante, la discapacidad física por causa del conflicto armado tiene a las autoridades sanitarias atentas, pues muchas de estas limitaciones han sido por arma de fuego.

“No han hecho nada y he tocado puertas para que la casa sea terminada, pero sigue igual”, dice Wílmar al referirse a que es incierta la solución para romper estas barreras en la casa que le otorgó el Estado, el 28 de mayo de 2014.

Sentencia en veremos para obras en casas de personas con discapacidad

El proyecto de vivienda Llano Verde, en el oriente de Cali, fue entregado en el 2014.

Foto:

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

En esta querella, Wílmar y Arsene recibieron la asesoría de los abogados del Grupo de Acciones Públicas (Gapi) de la Universidad Icesi, de Cali, dirigido por el docente y litigante Jorge Andrés Illera. El profesor explicó que esta no es la única familia en Llano Verde donde por lo menos uno de sus integrantes tiene alguna discapacidad.

Es así que Gapi también identificó un drama similar en esta misma zona de la comuna 15, en el suroriente caleño. Se trata del caso de Luis Alberto González, quien a sus 57 años padece artrosis degenerativa u osteoartritis, enfermedad que afecta las articulaciones. Pero además tiene tres hernias de disco que poco a poco le han quitado movilidad. Su hija, Íngrid González, quien es vendedora de tinto, es quien sostiene a su padre, así como a cuatro integrantes más que viven bajo el mismo techo de la casa 29 de la manzana 6 de Llano Verde.

La señora señala que el baño de la casa está en el segundo piso por lo que a su padre se le dificulta subir acosado por las necesidades fisiológicas. Es por ello que en el pequeño recinto del primer piso donde estaría la sala fue adaptada como la habitación para él. Además tiene que utilizar vasenillas. En esta situación lleva tres años desde que la casa les fue entregada.

El fallo del Tribunal obliga a que se “provean los recursos para adecuar la vivienda del núcleo familiar del señor Luis Alberto González, de acuerdo con la discapacidad que presenta en lo relacionado con el servicio del baño en el primer piso, y acceso y pisos de la vivienda”.

Además de ellos, María Elizabeth Mosquera sufre por su hija, quien tiene parálisis cerebral infantil y síndrome convulsivo. También se queja de que el único está en el segundo piso.

No han hecho nada y he tocado puertas para que la casa sea terminada, pero sigue igual

El ministerio de Vivienda respondió que no es la entidad competente para resolver estas barreras físicas para personas con discapacidad, “pues las adecuaciones que deban hacerse a las viviendas corresponden al ejecutor mismo, esto es, la empresa constructora”.

Fonvivienda explicó que ni el señor González o la madre de la pequeña con parálisis nunca se han postulado para alguna convocatoria con esta entidad. En cuanto a la señora Arsene Pinillo, sí son beneficiarios en Llano Verde, pero no manifiesta si hará o no las obras que el Tribunal ordenó.

La secretaría de Vivienda de Cali respondió que “el programa de urbanización casas de Llano Verde fue un proyecto netamente privado, ejecutado por la constructora en un terreno de su propiedad, liderado por el Gobierno Nacional”. Estos estamentos también informaron que la condición de discapacidad de las tres familias no habría sido notificada al momento de la entrega de las casas.

Todos estos estamentos públicos impugnaron el fallo del Tribunal. Así mismo, el abogado Illera de la Icesi indicó que el grupo de asesores a estas tres familias están atentos al cumplimiento de la sentencia, pero señaló que esperaban que dicho pronunciamiento judicial cubriera a toda familia vulnerable que viva en programas como Llano Verde, con participación del Estado y donde se requieren adecuaciones en obras adentro de los inmuebles donde haya barreras para personas en condición de discapacidad.

CAROLINA BOHÓRQUEZ
Corresponsal de EL TIEMPO 
CALI
@car49655116

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA