Las dudas y los secretos de dos desapariciones amargas

Las dudas y los secretos de dos desapariciones amargas

Tío político condenado por caso de niña de 11 años y en Nariño, siete capturas por Paula Nicol.

fg

Videos, testigo y llamadas llevaron a sentencia contra tío político de Jaqueline en Cali. Por la desaparición de Paula Nicol, de 5 años, en Nariño hay siete capturas pero ella no aparece.

Foto:

Archivo particular

06 de febrero 2017 , 11:54 p.m.

En la montaña, en una zona rural del sur del Cauca, Flor Alba Martínez, de 35 años, ha encontrado un poco de alivio y respaldo familiar ante su dolor de madre por su hija desaparecida y hallada muerta meses después.

Su drama se desencadenó en Cali, a donde había llegado en su anhelo de un mejor futuro.

Hacia las 4:20 de la tarde del 7 de septiembre de 2012, su hija Jaqueline Velasco, de 11 años, fue vista por última vez. En ese entonces, la niña cursaba quinto grado.

Con su esposo y padre de su única hija, José Dídier Velasco, empezó el calvario de su búsqueda y diligencias judiciales.

Pero 19 meses después, Medicina Legal confirmó que unos restos encontrados el 3 de abril de 2014 en Palmira correspondían a los de su hija. El día que llamaron al reconocimiento de esos restos, ni ella ni su esposo fueron porque andaban tras una llamada en la que decían haberla visto en un municipio cercano.

En cambio, asistió Óscar Eduardo Cadavid, tío político de la niña, hoy el único sentenciado por el crimen,

El pasado martes, el Juzgado Primero Especializado de Cali condenó a 42 años de cárcel a Cadavid como responsable del desaparecimiento forzado.

Desde su captura negó los hechos, pero el trabajo de Fiscalía y Policía, y la insistencia de la mamá apuntan a responsabilidad.

Ese día la niña salió a llamar a su mamá, que trabajaba en un restaurante de una tía de su mamá Flor Alba y compañera de Cadavid.

El testimonio de un vigilante en el barrio Santander arrojó luces porque reveló que hacia las 4:30 de la tarde, vio a una niña a la que un hombre le hacía señas y más adelante ella se subía a un carro.

La descripción coincidió con las prendas y característica físicas de Jaqueline y una camioneta Dimax, color plata, en la que se movilizaba ese día Cadavid.

También quedó el registro en cámaras de su paso, a esa hora, por las calles del barrio Santander.

Flor Alba dice que otro hecho determinante fueron unas llamadas.

En las primeras diligencias surgió un hombre que manifestó que a esas horas habían estado juntos.

“En los primeros días negó que hubiera tenido contacto telefónico con ese testigo. Insistí en que rastrearan su teléfono y el del hombre de la coartada. Resultó que sí hubo un cruce de llamadas hacia las 7:00 de la noche, no solo con esta persona, sino con otros. Si estaba con él como dijo, por qué tenía que llamarlo”, enfatiza la mamá. La triangulación de las llamadas por parte de las autoridades no coincidió con los sitios donde manifestó se encontraba a esas horas.

Cadavid permanece en la cárcel cumpliendo su condena por desaparición forzada. Sin embargo, una Fiscalía de Palmira sigue la investigación por homicidio.

“La condena no me va a devolver a mi hija, no va a reparar el dolor de todos estos años, que será por siempre, pero siente uno que por lo menos ha habido algo de justicia, esperamos que se avance en la investigación por el homicidio”, dice Flor Alba.

Dice que en El Bordo ha encontrado respaldo y apoyo, que no tuvo en medio del drama.

“Era hija única, no he tenido más hijos. Toca seguir adelante, precisamente, en memoria de la niña, seguir en la lucha para que se haga justicia”.

También encuentra un objetivo ayudando familias con personas desaparecidas, orientándolas a dónde dirigirse y pasos a seguir.

Y lo más importante, en el consejo a padres y mayores para que no dejen los hijos menores solos, que no los confíen a nadie.

Insiste la mamá: “Este es un dolor que no tiene comparación y lucho para que otras mamás no sufran lo que me ha tocado. Es el homenaje a mi niña”. 

Dos años de incertidumbre

Un drama similar vive una familia en Nariño, por la desaparición de su hija.

Cuando Elizabeth Narváez ve pasar frente a su casa a niños y niñas rumbo a la escuela, ruega que no les pase nada y sufre porque nunca ha visto a su hija con uniforme escolar.

Desde el 28 de diciembre de 2014 su Paula Nicol Palacios Narváez, apenas de 5 años, desapareció. Solo esperaba a enero para que pudiera estudiar. Ahora, 25 meses después, el misterio sobre qué pasó y donde pueda estar, sigue intacto.

El pasado 30 de septiembre del 2016 Paula Nicol cumplió 7 años y ya son dos años sin poder celebrarlo.

Elizabeth regresa en el tiempo dos años y un mes y se va al 27 de diciembre de 2014 cuando la niña estuvo jugando toda la tarde en una casa contigua en el corregimiento San Antonio de Padua, del municipio de Buesaco, norte de Nariño.
Lo hizo con primos y amiguitos. A las 7:00 de la noche Nicol comió algo y hacia las 8:00 se acostó.

Al día siguiente, el 28 de diciembre, su madre se levantó a las 7:00 de la mañana, le dio desayuno y salió a trabajar a una casa cercana. Dos horas después regresó a darle una mirada. Tenía la ropa mojada, como parte de la costumbre de los 28 de diciembre en Nariño, de arrojarse agua. Jugaba con primos y amiguitos. Elizabeth regresó a su trabajo. El proceso se repitió a las 2:30 de la tarde y la chiquilla dijo que no quería que le siguieran arrojando agua.

La niña se cambió y retornó a la calle. Vestía un camibuzo violeta y sandalias blancas con verde. Tenía el cabello suelto.
“Le pregunté que a dónde iba, no alcancé a escuchar, pero iba donde mi hermana”, dice Elizabeth, quien observó cómo su hija se alejaba a eso de las 3:30 de la tarde.

Después de un baño y al ver que la niña no regresaba, Elizabeth preguntó y le respondieron que se había ido donde su hermana Irma Narváez (tía de Paula) a traer una ropa. Como tardaba salió con su hermana a buscarla. Nadie dio razón. Entraron en desespero y su hermano Yamith Narváez se sumó a la búsqueda, que se extendió hasta La Bodega, un sitio a dos horas.

Hacia las 6:30 de la tarde su esposo Eduardo Palacios fue a la estación de Policía de Buesaco a denunciar la desaparición. Le indicaron que debía presentar registro civil, fotocopias de la cedula de los padres y esperar al fiscal, que no llegóy que debía esperar 72 horas para el denuncio. “Fue un error porque si se hubiera actuado pronto hubieran podido cerrar las vías”, dice.

A las 10 a.m. del día siguiente llegó una patrulla a la casa de los Palacios Narváez. Ella dice que la presencia de Defensa Civil y periodistas los llevó a asumir el caso.

En la investigación fueron detenidos Fabio Iván Insandará Narváez, primo de la mamá de la menor, Jesús Fernando López Bolaños, Gladys Yolanda Pinta, José Paiguatián, Erwin David Quintero, Luis Antonio López Ojeda y Blanca Digna López López, quien el pasado 26 de diciembre, a través de su abogado, en audiencia en un juzgado de Pasto solicitó su libertad por el vencimiento de términos.

El juez la negó al considerar que los derechos de los menores tienen prioridad.

Sin embargo, sigue el misterio sobre que pasó con la niña y su paradero.

Uno de los detenidos, según la Fiscalía, se volvió testigo y declaró en noviembre de 2015 que “lo último que supe fue que la vendieron por venta de órganos (...) En este momento no sé sí está viva o muerta”.

Las autoridades se mueven entre esa venta de órganos y una supuesta venganza contra la familia. Se han llegado a ofrecer 300 millones de pesos de recompensa.

Pero la mamá de Paula Nicole sigue en su ventana esperando y preguntando por qué la desaparecieron.

CALI Y PASTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA