Yumbo elevó aplausos por participación de Luis Javier Mosquera

Yumbo elevó aplausos por participación de Luis Javier Mosquera

El deportista no pudo conseguir bronce en levantamiento de pesas. En Yumbo celebraron lo conseguido.

fg

Jairo Mosquera y Diana Cadena, hermano y esposa del pesista olímpico, Luis Javier Mosquera, vivieron momentos de alegría y angustia durante la presentación del colombiano en Brasil.

Foto:

Juan Bautista Dìaz Narvàez/CEET

09 de agosto 2016 , 07:20 p.m.

A Luis Javier Mosquera siempre le han gustado los retos, por más difícil que el horizonte pinte el camino hacia sus metas, este vallecaucano de 21 años nunca ha dejado de ser positivo.

Lo saben sus amigos y familiares, quienes en medio de la tristeza por ver cómo a Luis Javier se le esfumó de las manos la oportunidad de alcanzar el podio olímpico en Río 2016, manifestaron que la llave queda abierta para la próxima oportunidad donde, aseguran, la pelea ya no será por un bronce.

El primero en el escalafón mundial juvenil de los 69 kilos de las pesas se quedó ayer con el cuarto lugar y un diploma olímpico al no poder superar los 190 kilos que quiso levantar para asegurar su lugar con una medalla de bronce y acabó su ilusión olímpica en los Juegos Olímpicos de Río.

En su casa, en el barrio Guacandá, en Yumbo, sus cinco hermanos, su esposa y su hijo de dos años, se unieron en un solo abrazo para festejar la oportunidad que tuvo el joven Luis Javier, quien desde hace un año redobló sus esfuerzos en el entrenamiento con el fin de dedicarle un triunfo en los Olímpicos a su difunto padre, de mismo nombre.

En medio de las lágrimas, sus hermanos aplaudieron a quien ha sido un ejemplo de disciplina y de constancia a tan corta edad.

Este vallecaucano se prepara cuatro horas diarias, dos en la mañana y dos en la tarde, su objetivo es claro desde que entró a practicar la halterofilia por cuenta de su padre al igual que su hermano menor, José David Mosquera, quien también destaca en la disciplina.

“Lo bueno de él, más allá de la fuerza y la mentalidad, es esa capacidad que tiene de ser positivo. Cuando la situación está más dura él no se deja afectar”, cuenta Damaris Delgado Castillo, quien lo entrenó durante 11 años.

Desde pequeño ha sido un ganador, una promesa, y reflejo de ello son sus resultados en el actual ciclo olímpico: ganó la plata en los Juegos Suramericanos de Chile y el oro en los Juegos Panamericanos de Toronto (Canadá). En el 2014, en Kazán (Rusia), logró tres medallas de oro en el Mundial Sub-20 y reeditó ese resultado en el Mundial de Wroclaw (Polonia), en el 2015.

En la actualidad, ocupa el quinto puesto en el de mayores. Siempre ha destacado por estar a la altura de los competidores de experiencia.

“Recuerdo mucho que para unos Juegos Departamentales él quería competir, pero la categoría era para niños de nueve años y él solo contaba con ocho, ese día lloró tanto. Es que él podía ganarles a los que competían, siempre ha sido así, un prodigio”, cuenta la entrenadora Delgado.

Su favoritismo se debe a que siempre ha destacado aún en la categoría de mayores, solidez que se inició en el Mundial de Almaty (Kazajistán), al colgarse el bronce en el 2014.  

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA