La creciente del río Nima se habría agravado por tala de árboles

La creciente del río Nima se habría agravado por tala de árboles

Se trabaja para restablecer servicio de agua a 180.000 habitantes de Palmira. Alerta roja por ríos.

Río NimaLa creciente del río generó caos en la ciudad
Creciente en Palmira
22 de marzo 2017 , 05:34 a.m.

Las clases suspendidas, un 60 por ciento de los más de 300 mil habitantes sin agua potable, veredas incomunicadas, familias que perdieron cultivos y animales, son los efectos del invierno en Palmira, en tanto que las autoridades del Valle decretaron la alerta roja ante los altos niveles de numerosos cauces.

La emergencia en Palmira, el segundo municipio del Valle, se registró el lunes en la tarde cuando una avalancha del río Nima afectó vías y taponó una de las dos bocatomas que abastecen el municipio. 

Ayer las autoridades trataban de establecer si a las lluvias se sumó la tala indiscriminada de árboles erosionando las tierras y provocando taponamientos.
"En la bocatoma se encontraron muchos trozos de árboles de un mismo tamaño, se ve que no son por efectos de invierno. Para esas talas arrasan el rastrojo, que retiene el agua, y se erosiona el suelo. Esto agravó la situación", se indicó en el sector.

Con el retiro de la guerrilla de las Farc que hacía presencia en la parte alta de la Cordillera Central, diversos intereses se estarían moviendo y en este caso para la explotación forestal. 

Para los habitantes fueron momentos de pánico. Sonia Ñañez Morales, de la vereda Tenjo, expuso que "empezó a llover como a las 4:00 de la tarde. A las 5:00 se sintió como si la tierra temblara y comenzó la avalancha. Fue como una hora y todo el mundo corrió para las partes altas. Las familias llevando los niños en hombros, las abuelitas cargadas. Era salvarse antes que todo". 

Señaló que las familias perdieron criaderos de truchas, galpones con gallinas ponedoras, vacas y marranos, en especial actividades con las que las mujeres ayudan para el sustento familiar. 

Guillermo Adolfo Naranjo Rodríguez, director de la Oficina de gestión de riesgo y desastres de Palmira, informó que se afectaron vías y algunas unidades productivas y se dispuso ayudas inmediatas a los damnificados.  

El director de la gestión del riesgo en el Valle, Jesús Antonio Copete Góez, expresó que "se afectó el acueducto y hay daños considerables en las vías. Por fortuna, en un primer barrido, no hay reporte de personas lesionadas o víctimas fatales. Esperamos llegar a las partes altas para un censo definitivo”. 

Aquaoccidente, la empresa que opera el acueducto de Palmira, envió técnicos que ayer trataban de restablecer el servicio y se trabajaba intensamente para sacar los escombros, pero eran enormes piedras y palos por remover. 

Entre tanto, la Empresa Acuavalle también reportó la suspensión temporal del servicio de agua en el municipio de Pradera ante la alta turbiedad del río Bolo, y en Buga las lluvias y fuertes vientos originaron la caída de árboles que afectaron la movilidad. 

Entre tanto, el Ideam dispuso la alerta roja en distintos puntos del Valle ante los altos niveles de diversos causes y las altas precipitaciones en la Cordillera Central. 

Se trata de los ríos Nima en Palmira, Frayle en Candelaria, Tuluá (Tuluá), Guadalajara, en Buga y el río Dagua en Buenaventura.  

Al tiempo, se mantiene monitoreo constante en el río Cauca donde van a dar esos crecidos ríos.

Dramas en Cauca y Nariño
En el Cauca, cuatro pasajeros fueron arrastrados por una creciente cuando el bus escalera en el que viajaban fue alcanzado por una empalizada. Tres fueron rescatados con heridas y uno hallado muerto 12 horas después. 

El trágico accidente se registró en el sector conocido como Casa de Piedra, vereda El Jigual, corregimiento Loma Bajo, de Rosas, donde un bus tipo 'chiva' o escalera, fue arrastrado por la corriente de la quebrada Golondrinas, que se desbordó debido a las fuertes lluvias. 

La víctima mortal fue identificada como Jorge Enrique Muñoz, de 24 años, hallado kilómetros abajo del sitio del percance.

Otros municipios donde se presentan estragos por el desbordamiento de afluentes son Piamonte, en el oriente del departamento, y Miranda, norte del Cauca, según el reporte de las autoridades. Por fortuna sin víctimas fatales.

Y en Pasto el Cuerpo de Bomberos reportó el desbordamiento de la quebrada Pamba Aguita, en la vereda San Fernando, que afectó cinco viviendas con seis familias damnificadas y daños en cultivos de papa, cebolla y yuca.

Desde la semana pasada se mantiene la atención a más de 50 familias de Taminango, en el norte de Nariño, por la creciente del río Mayo. Se pide estar atento a los niveles de los ríos.

Cali

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA