‘Sentimos el paso del huracán Irma metidos en un closet’

‘Sentimos el paso del huracán Irma metidos en un closet’

Jennifer, Mario y Andrea son 3 vallecaucanos con historias de supervivencia en EE.UU y el Caribe.

Huracán Irma en el Caribe

Jaime Prado camina frente a dos barcos encallados en la orilla en Watson island.

Foto:

Giorgio Viera - EFE

12 de septiembre 2017 , 11:08 a.m.

Con reloj en mano, abrazada a su esposo, su niño de 2 años y tres mascotas, Jeniffer Guevara contaba el tiempo con el que el huracán Irma pasaba por encima de su casa, mientras se refugiaban en un closet, el sitio más seguro de su vivienda.

Los fuertes vientos y las inclementes lluvias hacían de la tormenta un concierto de golpes que asustaba a toda la comunidad de Ormond Beach, cerca de la ciudad de Daytona, en Florida, donde vive la familia.

“Nos preparamos días antes con agua, leche para el niño, comida para el perro y el gato, linternas y baterías; recibimos al celular la alerta de tornado por parte del Gobierno y a las 11:00 de la noche comenzó la pesadilla”, relata Jennifer, quien nació en Cali y vive desde hace tres años en esta ciudad estadounidense.

Semanas antes, ella y su esposo, Hazany Durand, habían ido a buscar, sin éxito, tablones de madera para cubrir su vivienda, al no encontrarlos formularon nuevas estrategias y aferrada en Dios, esperaron que pasara la tormenta.

“Cubrimos las ventanas con plásticos gruesos, cosa que si se reventaban los vidrios, al menos no saldrían volando por toda la casa, a la 1:00 de la mañana sentimos que el techo se iba a volar y con la oración en la boca clamamos a Dios que nos perdonara la vida”, relata la joven de 28 años.

Vallecaucanos afectados por Irma

Jennifer y su familia taparon los vidrios de la casa con plásticos durante la tormenta

Foto:

Cortesía Jennifer Guevara

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia dio un balance sobre la situación de los colombianos residentes en el Caribe tras el paso del huracán.

En total van 146 solicitudes de asistencia según la Cancillería, donde buscan reubicar y encontrar a varios ciudadanos. Actualmente trabajan en 46 solicitudes de ubicación.La historia no es diferente para Mario Gallego, un empresario caleño de 50 años, quien vive con esposa y suegros en Miami.

Vallecaucanos afectados por Irma

Humberto Gallego, hermano de don Mario, durante los trabajos de adecuación de su casa

Foto:

Cortesía Mario Gallego

Ubicados a 35 minutos de la playa, decidieron no salir, pues el viaje pondría en riesgo a los mayores de la casa.

“La ciudad se volvió una ciudad fantasma, todos salieron hacia el norte huyendo del desastre y las inundaciones. Nosotros nos quedamos”, cuenta don Mario.

Filas para conseguir gasolina en Estados Unidos

Las filas se vivieron en varios lugares de la Florida

Foto:

Mark Wilson - AFP

Este caleño comenta que sus vecinos hicieron de tres a cinco cuadras de fila para abastecerse de combustible, el agua era peleada en los centros comerciales y los enlatados eran sinónimo de supervivencia.

“Si el viento hubiera levantado el techo, todos correríamos al baño, el sitio más reforzado de la casa, para refugiarnos”, precisó.

Según el director de asuntos consulares, Javier Darío Higuera, el Gobierno Nacional conoce las historias de los colombianos.

“La Cancillería y el Gobierno están pendientes de todos los damnificados que están en el área que fue golpeada, esa asistencia implica todo un proceso y llevar a cabo una serie de protocolos”, dijo Higuera.

Andrea Grisales y Jorge Agudelo viven, con su niña de 9 años, un drama que aún no se acaba, en la localidad de Tortola en Islas Vírgenes Británicas, donde el Irma destruyó todo a su paso.

“Recibimos el huracán el martes al medio día y no quedó nada (...) Salimos bien librados de milagro pero ahora nuestra preocupación es salir de la isla pero mi pasaporte y el de mi hija está en la Oficina de Inmigración, la cual se la llevaron los vientos”, relata Andrea.

Isla caribeña destruida por huracán Irma

La mujer reveló fotos de cómo quedó la ciudad donde ellos habitan

Foto:

Cortesía: Andrea Grisales Naranjo

Santiago Grisales, hermano de Andrea, pide desde Cali apoyo para el regreso de sus familiares.

“Ellos tienen los pasaportes viejos con las visas americanas vigentes, esperan salir así con los papeles que tienen”, cuenta.


Se calcula que más de 4.000 colombianos habitan la isla caribeña, una de las más afectadas por el paso del huracán.

Mario Baos 
Redacción EL TIEMPO 
Cali

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA