Hay misterio en Tuluá por la suerte de cinco personas desaparecidas

Hay misterio en Tuluá por la suerte de cinco personas desaparecidas

Dos de ellos han aparecido muertos. Familiares piden justicia y verdad. 

Tuluá

Centro de Tuluá

Foto:

Alcaldía de Tuluá

29 de junio 2017 , 09:29 a.m.

No solo los familiares de las personas que se encuentran desaparecidas en Tuluá creen que, en la medida que pase el tiempo, se van perdiendo los rastros o indicios que puedan terminar con este martirio.

También consideran que a la Policía, Fiscalía y Gaula les ha faltado diligencia en acudir a la tecnología para obtener algunos elementos que les facilitara avanzar en las investigaciones.

Prueba de ello es que en uno de los casos, presuntamente, de una cámara se perdió valiosa información, ya que cuando se acudió, fue tarde y ya nada había grabado. Los rostros de angustia de todos es latente.

“Esta es una dura realidad, una persona desaparecida solo le importa a los suyos, porque en las autoridades la diligencia no es como uno espera”, según comenta uno de los allegados de una de las personas de las que no se volvió a conocer su ubicación.

Los casos

El primer caso se presentó el 27 de febrero del presente año y fue con Alba Emilse Duque Gómez, de 56 años, una funcionaria de la Cooperativa de aporte y crédito de los trabajadores de las comunicaciones, Coodeco, quien salió de su residencia poco antes de la siete de la mañana,  en el barrio Fátima, hacia su lugar de trabajo.

A la carrera 27 con calle 27 y 28, en el centro de Tuluá, donde se desempeña como asesora de crédito y cartera, nunca llegó y nadie volvió a saber de ella.

Alba Emilce Duque

Alba Emilce Duque.

Foto:

Archivo familiar

En el 2015, Alba Emilse también estuvo desaparecida, ya que fue víctima de la delincuencia,  que le suministró escopolamina mientras salía de un banco en Tuluá. Fue encontrada en Robledo (Trujillo),  cuando ya había transcurrido un día.

“Ella es de contextura gruesa, 1.60 metros de estatura, tez blanca, rostro ovalado, cabello corto y ojos color café. No tiene ni tatuajes o cicatrices”, dice Andrés Duque, su sobrino.

Un segundo caso es el de Jhon Eimer Valencia Gil, de 21 años de edad, quien desapareció desde el 27 de mayo, cuando salió a desempeñarse como mototaxista y se dirigió desde el Barrio El Bosque hasta el Terminal de Transporte de Tuluá.

Jhon Eimer Valencia Gil

Jhon Eimer Valencia Gil.

Foto:

Archivo familiar

Iba en su motocicleta ECO Deluxe de placa DSP-03C, la cual también se encuentra desaparecida.

“Es tez blanca, ojos azules, de contextura mediana, cabello castaño y con una estrella tatuada en uno de sus brazos”, revela su mamá Maria Teresa Gil.

Un tercer caso es el de Jhovanier Quintero Correa, de 37 años, un funcionario de Credi Uno, una compañía financiera no bancaria especializada en créditos de consumo en Colombia.

Jhovanier Quintero Correa

Jhovanier Quintero Correa.

Foto:

Archivo familiar

Quintero, residente del barrio Portales del Río,  salió el 1 de junio a un cajero bancario a retirar su sueldo e iba a bordo de su motocicleta Eco Deluxe, color azul y de matrícula FXF-38D 

“Jhovanier vestía un buso color verde, un jean azul verdoso, gorra blanca y tenis negros”, expresa Deiber, su hermano.

Ya hay muertos

Del cuarto hecho se supo que el 25 de abril, es decir 28 días después de ser reportado como desaparecido en Tuluá, fue encontrado José Alejandro Zapata Rios, de 47 años. Su familia había perdido todo rastro desde el pasado 30 de marzo.

Jose Alejandro

José Alejandro Zapata Rios

Foto:

Archivo familiar

El cuerpo,  que presentaba señales de tortura,  fue hallado en aguas del rio Cauca, en el municipio de Sopetran, a 59 kilómetros de Medellin, en el departamento de Antioquia.

“La última vez que nos hablamos, terminó su turno en la panadería en la que trabajaba y me dijo que venía para la casa”, dijo Ludivia Zapata, la ahora viuda del hombre, que dejó dos hijos huérfanos.

Zapata Ríos trabajaba en una panadería del barrio Las Veraneras, al occidente de Tuluá, y salió hacia las diez de la noche rumbo a su vivienda, a la que nunca llegó en su motocicleta Yamaha XTZ 125 de color negro.

Un quinto caso fue el Cristian Camilo Valdez Acevedo, de 24 años, desapareció extrañamente el 8 de junio. Laboraba desde hace 4 meses en el Supermercado Surtifamiliar de Tuluá.

Cristian Camilo Valdéz

Cristian Camilo Valdéz

Foto:

Archivo familiar

De él se supo que ese día salió en su motocicleta Eco Delux a ver por televisión el partido Cali – América. Su cuerpo fue encontrado cuatro días después en la vía Aguaclara – Zabaletas, entre los municipios de Tuluá y Andalucía.

Mientras que en la personería de Tuluá solo se tiene conocimiento de dos desapariciones, las autoridades buscan determinar si es solo coincidencia que tres desaparecidos iban en motocicleta.

“Solo por estadística le preocupa a los organismos investigadores estos hechos en los que no sabemos determinar si estamos hablando de desaparecidos o secuestrados”, dice María Teresa Gil, quien debió renunciar a su trabajo en una venta de arepas para buscar a su hijo 

TULUÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA