Familiares de los desaparecidos forzados exigieron la verdad en Cali

Familiares de los desaparecidos forzados exigieron la verdad en Cali

En la Plazoleta de San Francisco, familias recordaron 9.114 desapariciones forzadas en el Valle.

Reconocimiento a las víctimas en Cali

Con ofrendas aromáticas se recordaron a las víctimas del conflicto armado

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

29 de junio 2017 , 12:14 p.m.

Aferrada a una foto ya desteñida, Sandra Milena Millán recorría la plazoleta de San Francisco recordando a su hermano Fernando, quien había posado por última vez con sombrero ‘vueltiao’ y sonrisa tímida.

Fue secuestrado el 21 de septiembre del 2010 por un grupo armado en la zona rural de Río Bravo, cerca a Restrepo en el norte del Valle, y desde entonces su búsqueda no ha terminado.

“Su felicidad en la casa era mi motor, el mismo que hoy me lleva a recorrer kilómetros para saber de él (...) el 22 de junio cumplió 31 años, aún sin su presencia se los celebramos en familia”, dijo Sandra.

Ella era una de las casi 150 dolientes en la plazoleta de la Gobernación del Valle, centro de Cali, en el IV Encuentro Departamental de Familiares de Víctimas de Desaparición Forzada, quienes se hacían la misma pregunta: ‘¿dónde están?’.

Conmemoración a las víctimas en Cali

Hubo momentos como este donde se hicieron ofrendas por los desaparecidos

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

Según Jessica Guerrero, del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), solo la verdad, la reparación y la no repetición calmará sus dramas.

“A pesar que ya se firmaron los Acuerdos de Paz aún hay líderes sociales y personas del común que están desapareciendo. Sólo en Buenaventura hay más de 6.000”, dice.

El Sistema de Información de la Red de Personas Desaparecidas y Cadáveres (Sirdec) reporta que desde 1998 hasta mayo del 2017 han desaparecido en Colombia 122.814 personas, de las cuales 9.114 son del Valle y 7.877 han sido documentadas en Cali.

Con la ‘galería de la memoria’ en medio de fotos y leyendas buscaron recordarlos y no pocos detuvieron su paso por el centro caleño para leer las historias de sonrisas que fueron silenciadas con balas.

“Las armas le dieron el poder a unos pocos sobre la vida de muchos, sangre que brama de la tierra reclamando justicia”, dijo Ana Rosa Mosquera, quien llegó de Buenaventura.

Entre las postales de ausentes estaba la del estudiante Jhonny Silva, en septiembre de 2006. Muerte por la que el Estado condenó al Esmad

También hubo quema de plantas aromáticas. Luego el corte de mariposas de colores en las que estaban los nombres de las víctimas, para dejarlas ‘volar’ en búsqueda de la verdad.

Las lágrimas cayeron de los ojos de los asistentes al acto. “A mi tío Willian y mi papá Luis se los llevaron, pueden estar muertos pero su recuerdo vive”, dijo llorando Claudia Mondragón.

Conmemoración a las víctimas

Con una galería para la memoria se pudieron ver fotos de las víctimas

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

Los líderes hicieron un llamado para que se desmonten los grupos paramilitares en el nuevo tiempo de paz, pues aseguran que aún sigue siendo un arma de control y persecución contra los integrantes del movimiento social y popular en la región.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA