'Dijeron que a mi hija la mataron en Bolivia y ahora que fue suicidio'

'Dijeron que a mi hija la mataron en Bolivia y ahora que fue suicidio'

La caleña Érika Martínez había viajado por el sueño de ser modelo. Familia exigió esclarecer caso.

Erika Carolina Martínez, colombiana que apareció muerta en Bolivia

Erika Carolina Martínez Vargas, colombiana que apareció muerta en Bolivia.

Foto:

Archivo particular

21 de mayo 2018 , 07:50 a.m.

Las autoridades de ese país no han entregado mayores detalles sobre los hechos en los que la mujer resultó muerta en un conjunto residencial, en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Desde mediados del año pasado, Érika Carolina Martínez Vargas decidió viajar a ese país para seguir el sueño del modelaje, una carrera que le apasionaba.

Maritza Vargas, la mamá, dice que su hija era una persona trabajadora y amable que creció en Cali. Tenía estudios como azafata y encontró unas posibilidades para permanecer Santa Cruz de la Sierra, que suma más de 1,5 millones de personas y presenta el mayor crecimiento poblacional de Bolivia. "Primero me dijeron que a ella la asesinaron y ahora dicen que se suicidó. Pero no creemos eso", dijo la señora.

Las actividades siguieron durante los últimos 14 meses y la joven sostenía comunicaciones frecuentes con su familia. El lunes 7 de mayo,  los allegados recibieron una llamada que los dejó amargados. Eran autoridades que les reportaban la muerte de Érika Carolina, a sus 25 años.


"Viajé con una hermana con esa angustia de perder a mi única hija. Creo que las autoridades no nos atendieron como se debiera, era lo que llamamos una vaciladera para una cosa y otra", comentó la mamá.

La versión que les entregaron allá señala que la colombiana se habría causado la muerte al usar una sábana colgada de una varilla.

Para Maritza Vargas, "es muy extraño que aparecieran tantos nudos en sabanas y otros detalles que no entendemos. La varilla que habría usado no tiene el grosor de un dedo de mujer".

Erika Carolina no le había expresado nada que le permitiera anticipar una decisión fatal. "Ella amaba la vida, todo mundo la quería. Uno de sus sueños era terminar de pagar un apartamento en otra ciudad".

Érika Carolina amaba la vida, todo mundo la quería. Uno de sus sueños era terminar de pagar un apartamento que pagaba en Colombia

Las versiones recogidas en Bolivia señalan que la colombiana estuvo compartiendo con otras dos personas esa noche. Y que estos se marcharon unos 15 minutos antes de la trágica muerte.

Los familiares de la colombiana repatrió el féretro el viernes pasado para su sepultura el domingo en Cali. "Vamos a pedir justicia", insistieron.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.