'Lo mío es una persecución política': Jaime Rubiano

'Lo mío es una persecución política': Jaime Rubiano

Jaime Rubiano apeló fallo de la Procuraduría que lo destituyó por 12 años.

fg

Jaime Rubiano apeló fallo de la Procuraduría que los destituyó por 12 años.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

07 de septiembre 2016 , 02:19 a.m.

 Jaime Rubiano, exdirector del Hospital Universitario del Valle (HUV), ya apeló el fallo en primera instancia de la Procuraduría General de la Nación que lo destituyó por 12 años.

“Estoy tranquilo, aquí no hay dolo, no hay detrimento, no hay nada malintencionado, no hay hallazgos para acusar”, dijo el médico Rubiano, quien estuvo al frente del Hospital en el 2012 en calidad de encargado y luego en propiedad, hasta octubre del 2015, cuando renunció.

De lo que más se queja es de lo difícil que le ha resultado conseguir los documentos y el material probatorio para su defensa.

“No es fácil cuando uno está afuera, la información para defenderme ha sido complicado, la niegan, la demoran, variables que uno no maneja; personas que fueron de mi administración la dilatan, no se con qué intención y para que haya fallo se necesita información, es una complejidad”, contó el médico.

Según la investigación de la Procuraduría, Rubiano suscribió dos contratos el 25 de octubre y el 7 de noviembre del 2013 sin la debida planeación contractual requerida para su suscripción y ejecución.

Uno de los contratos era para la ‘prestación del servicio para la operación del servicio de hermodinamia, cirugía cardiovascular, unidad de cuidado intensivo coronario’ y el otro para el ‘montaje y puesta en operación, administración y gestión del servicio de cirugía digestiva y cirugía bariátrica por laparoscopia y todos aquellos procedimientos inherentes a los servicios mencionados’.

“Al revisar los documentos que respaldan estas contrataciones no se encontró el respectivo amparo presupuestal, lo que permite concluir que el implicado, sin haber realizado los estudios previos o requerimientos del servicio completos, comprometió al Hospital por un término de cuatro años y un valor indeterminado, desconociendo el principio de anualidad y las vigencias fiscales”, dice el fallo de la Procuraduría.

Rubiano alega a su favor, que durante sus tres años de administración el HUV nunca estuvo cerrado, facturó 20.000 millones de pesos, la ocupación fue del 95 por ciento y la oportunidad de medicamentos del 98 por ciento.

“No me arrepiento de haber aceptado la dirección del Hospital, lo hice conscientemente, agradezco a quienes me nombraron. Lo que hice lo hice bien, lo que ha pasado conmigo es una persecución política e ideológica, no comparten una administración moderna”, dijo Rubiano.

“Las alianzas son las que hoy tienen al HUV funcionando. La gente piensa que estamos en el siglo XX y antes del muro de Berlín, la gente no se ha dado cuenta de que eso se cayó y que hay formas modernas de administración. En una institución que no tiene plata, pues haya que buscar soluciones. Las alianzas están permitidas por la ley. Eso es lo cuestionado políticamente y jurídicamente, no me arrepiento”, agregó.

CALI

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.