El martes arrancan en Cali cobros si se infringe el Código de Policía

El martes arrancan en Cali cobros si se infringe el Código de Policía 

En Cali se alista centro para quienes incumplan normas y se habilitó cuenta para pago de sanciones. 

Los controles de la Policía se intensifican cerca a donde transita el MÍO.

Los controles de la Policía se intensifican cerca a donde transita el MÍO.

Foto:

Juan Pablo Rueda / Archivo EL TIEMPO

01 de agosto 2017 , 11:00 a.m.

En la primera fase del Código de Policía y Convivencia, en Cali se aplicaron 4.874 comparendos pedagógicos.

Algunos fueron por consumo de licor y sustancias psicoactivas en espacio público; riñas que derivan agresiones físicas; irrespeto a la autoridad; porte de armas, necesidades fisiológicas en espacio público y arrojar residuos sólidos y escombros en sitios públicos, entre otros.

Desde este martes primero de agosto, no serán comparendos educativos. Quienes incurran en esos hechos pueden afrontar multas que van entre los 98.360 y 786 mil pesos, al entrar en rigor el Código de Policía y Convivencia.

Claudia Muñoz, subsecretaria de Acceso a los Servicios de Justicia, señaló que la ciudad se ha ido preparando para el Código de Policía y se esperan buenos resultados.

"Hemos estado preparando las inspecciones. Tenemos 24 para toda la ciudad y hay cuatro comunas con dos inspecciones (la 7, 13, 14 y 20). En la parte tecnológica estamos trabajando con la Policía y creamos un software para hacer más rápido la sanción. Además, ya tenemos la cuenta corriente donde los ciudadanos pueden ir a pagar sus multas", explicó Muñoz.

Afirmó que en las dos casas de justicia de la ciudad se han habilitado espacios para realizar las capacitaciones para condonar parte del valor de la multa.

"Acabamos de entregar 4.870 comparenderas que esperamos sirvan de aquí a diciembre. En los ajustes realizados para el Código, se han invertido más de $2.000 millones", indicó.

Agregó que se adecúa un Centro de Protección a Personas (CPP) en la Comuna 4 donde serán trasladados quienes infrinjan algunas de las conductas consignadas en el Código. Este lugar, fundamental para la implementación de la normativa, estaría listo para el servicio entre la segunda y la tercera semana de agosto.

“El Código no solo es del municipio. Es de todos conocerlo y saber cuáles son las obligaciones. Si estoy viendo que están fumando mariguana o tomando licor, pues mi deber es llamar a la Policía hasta el cansancio. Vamos a educar a la gente con un trabajo conjunto, porque el Municipio solo no es capaz”, dijo.

Según la Policía Metropolitana de Cali, la comuna con mayor número de infracciones al Código fue la 15, con 512 comparendos, seguida de la Comuna 3, con 362; la Comuna 16 (357) y la 19, con 326.

Duván Vélez, edil de la Comuna 15, dijo que esa estadística les sirve a las autoridades como diagnóstico de lo que sucede en cada zona.

Para Vélez la idiosincrasia de los barrios populares es muy diferente a la de otros sectores, por lo que los hace más propensos a ser multados. "El Código no está diseñado para los estratos 1, 2 y 3, por lo que es una necesidad impactar más la parte pedagógica. Ya se hizo una lectura de los comportamientos, saben en dónde la gente falla. Hay que hace pedagogía en eso", cerró Vélez.

Para la profesora Lina Martínez, directora del Observatorio de Políticas Públicas (Polis) de la Universidad Icesi, la ciudad aún no se encuentra preparada para la implementación de la parte sancionatoria del Código.

"Ni los ciudadanos tienen una cultura de pago de multas, ni la Administración local tiene la capacidad de hacerle control a los innumerables actos que busca controlar. Sería un gran despropósito y mal uso de los recursos tener a una persona sancionando a alguien que come en un bus, por ejemplo", explicó.

Pablo Borrero y Luz Betty Jiménez, de la Veeduría Ciudadana por la Democracia y la Convivencia Social, señalaron que el nuevo Código "puede terminar convertido en un mecanismo alcabalero para recaudar ingresos para el Estado, más que de convivencia, en la medida en que la pedagogía ha sido insuficiente al no llegar a todos los sectores y clases sociales".

En relación con el espacio público, aseguran que el Municipio "no implementó ninguna política viable y sostenible que implique reubicar en condiciones dignas a los vendedores informales y recuperar los andenes, vías y espacios públicos para los caleños, lo que puede generar abusos, atropellos y multas para sus ocupantes". 

CALI

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA