La empresa 'Bengala' amplía su frontera agrícola

La empresa 'Bengala' amplía su frontera agrícola

El mango está en los planes de esta compañía, que espera potenciarlo, así como lo hizo con la piña.

Andrés Kuratomi, gerente de Bengala

Andrés Kuratomi, gerente general de Bengala Agrícola, lidera proyectos que buscan revolucionar la agroindustria.

Foto:

Juan Díaz / EL TIEMPO

09 de abril 2017 , 11:22 p.m.

Al frente de Bengala Agrícola, empresa del Grupo Riopaila Castilla, está Andrés Kuratomi, quien hace parte de la tercera generación de inmigrantes japoneses que llegaron al Valle y a quienes se les reconoce por su contribución al florecimiento del agro.

“Ya tenemos 18 hectáreas sembradas de mango, en La Paila, y estamos estudiando la mejor forma de entrar con el aguacate, variedad Hass, el de exportación”, dice Kuratomi, quien está convencido de que este proyecto significa la transformación de la agroindustria en el país.

Ya, dentro del Grupo Riopaila Castilla, se creó la empresa Belmonte, la que empezará a incubar estos productos y, una vez comiencen a andar, se decidirá si se fusiona o no con Bengala.

El fuerte de esta empresa es el producto en fresco, pero ya empezó a desarrollar el negocio de los procesados. El año pasado envió su primer contenedor a Japón de concentrado de piña. En el 2017 se espera una producción de 2,1 millones de cajas de piña.

¿Cómo va la parte de los procesados?

Ya no es un proyecto, es un negocio el ir optimizando todas las partes de los productos; estamos trabajando fuertemente en los procesados. El cultivo, inevitablemente, saca una gran proporción de la fruta ‘premium’ para manejar en fresco, pero hay otro porcentaje que se queda como fruta industrial, la que estéticamente no es igual en tamaño. Esa fruta la manejamos para los procesados. Ya sacamos el primer contenedor para Japón de jugo concentrado de piña; también estamos sacando jugo natural que se lo vendemos a Colombina y estamos trabajando en unos productos cortados en fresco.

¿Qué tanto exportan?

Prácticamente, el año pasado fue nuestro primer año de exportación, y a más de 10 destinos en Europa, Estados Unidos y Suramérica. Parte del crecimiento y parte del aprendizaje ahora es seleccionar muy bien los clientes y mejorar los precios de venta.

Para acceder a mejores precios, buscamos la certificación de GlobalGAB, la tenemos en trámite y esperamos obtenerla en abril.

La calidad de nuestra fruta es igual, o incluso mejor, que la de Costa Rica, el mayor productor exportador de piña.

¿Y en productividad cómo están?

Costa Rica tiene entre 42.000 y 45.000 hectáreas; Colombia, 15.000, y entre los que exportamos, unas mil hectáreas; la diferencia es enorme. Pero Costa Rica se ha dedicado a sacar más volumen que calidad. Nosotros hemos encontrado ahí una oportunidad y queremos maximizarla. En Colombia la brecha entre los productores tradicionales y los más tecnificados es grande; nosotros producimos 110 toneladas por hectárea, Costa Rica entre 100 y 105 por hectárea; estamos, incluso, mejor. Pero ellos tienen toda la logística armada, aquí tenemos que sincronizar muy bien los destinos a los que vamos a ir, tenemos capacidad para sacar 10 contenedores al día, pero los zarpes de los buques a Europa son una o dos veces por semana, entonces tenemos que seleccionar. Ya hemos ido ampliando un poco esa distribución, hemos ido sincronizando muy bien los destinos y nos toca hacer ese trabajo. Poco a poco, las navieras empiezan a poner más servicios.

¿Por qué la piña es tan atractiva para los vallecaucanos?


En Europa, entre las frutas que más se venden están banano, mango, aguacate y piña. Aquí empezamos a abrir el camino con la piña y la empresa ha acertado; es un producto de alta demanda internacional cuya exportación está concentrada casi que en un solo país: Costa Rica. Pero aquí las condiciones climáticas nos favorecen mucho; Costa Rica tiene unas precipitaciones de 4.000 milímetros al año y nosotros 1.100. Eso hace que nosotros podamos tener un mejor control del cultivo.

¿Qué se proponen con el mango?

Queremos hacer algo similar como con la piña. Estamos en la búsqueda de optimizar la calidad, de analizar las ventajas competitivas, de cómo entrar a mercados internacionales.

Pensando en la exportación, hicimos estudios y estamos cultivando las variedades kent, kits y ataulfo.

¿Lo manejarán en fresco o procesado?

Tenemos que hacer algo parecido. La piña tiene un crecimiento desbordado. Empezamos en el 2012 con la primera siembra, hemos tenido crecimientos del mil por ciento, del 140 por ciento y el año pasado tuvimos uno del 72 por ciento. Este año proyectamos entre un 18 y 20 por ciento. Esperamos lograr esos mismos crecimientos con el mango y el aguacate, pero no todos los cultivos son iguales, y ese es el trabajo que tenemos. Aquí, la meta es aprender y ajustarse rápido.

CALI

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA