Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Ahijados y macetas caleñas, camino a patrimonio

Por: |

Las Macetas podrían ser patrimonio inmaterial de la nación.

Fabian Sanabrtia, director del instituto Colombiano de antropología e historia.

Consejo Nacional de Patrimonio avaló que esta celebración aspire a Patrimonio Cultural Inmaterial.

Cali es la única ciudad de Colombia y del mundo donde se celebra el Día de los Ahijados y esa relación simbólica entre padrinos, madrinas y ahijados va camino a convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Nación.

El Consejo Nacional de Patrimonio presidido por la ministra de Cultura, Mariana Garcés, se reunió ayer en Cali y dio su aval para que esta celebración pueda aspirar a hacer parte de la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. 

"Estamos felices, orgullosos. Desde hoy mismo vamos a empezar a trabajar en el Plan de Salvaguardia que nos exige el Ministerio", dijo Clara Inés Cabal, secretaria general de la Cámara de Comercio de Cali, entidad que durante las últimas dos décadas se ha encargado de mantener viva esta festividad que nació a finales del siglo XIX.

"El Consejo ha visto con muy buenos ojos la propuesta, estamos conmovidos", dijo el director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), Fabián Sanabria.

La festividad que se celebra a finales de junio, durante el Día de San Pedro y San Pablo, va ligada a las macetas, ese palo de magüey lleno de dulces elaborados solo con agua y azúcar. Ese día, todos los padrinos y madrinas de bautismo regalan a sus ahijados una maceta.

Pero hubo una observación por parte de los consejeros y es que la maceta deberá mantener su calidad de origen. Debe conservar las figuras que la adornan intactas.

La maceta tradicional es blanquísima y solo trae figuras de azúcar en forma de piña y alfeñiques, una especie de entorchado, y al final del palo de magüey viene un ringlete de colores.

Pero con el paso del tiempo, para llamar la atención de las nuevas generaciones, las maceteras empezaron a incorporarles los muñecos de moda.

"La recomendación es que no le pongan ni el Pato Donald ni Micky Mouse, deben  mantener la tradición y los ringletes", dijo el director del ICANH.

Son 248 artesanas del azúcar los que se dedican a elaborar las macetas.

Pero, lo que más llamó la atención de los consejeros fue la relación del padrinazgo.

"Ese parentesco simbólico permite que se rompan contextos sociales, que se puedan adoptar muchos ahijados, es algo que se debe mantener como tradición cultural. Es una bella manera de romper las diferencias sociales, ustedes son un ejemplo para mostrárselo al mundo", dijo el funcionario.

Por lo general, se escogen padrinos muy solventes a nivel económico por la responsabilidad que implica tener un ahijado, en caso de que fallezcan los padres.

 

 

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.