$5.000 millones para darle alivio al río Mira, en Tumaco

$5.000 millones para darle alivio al río Mira, en Tumaco

Más de un año después de tragedia ambiental por atentado, quedan rastros de petróleo en el río.

fg

Gobierno Nacional dispuso $5.000 millones para recuperación del río Mira, afectado por derrame por atentado a mediados de 2015.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

20 de noviembre 2016 , 01:54 a.m.

Un año y cuatro meses después de un atentado de la guerrilla que produjo uno de los mayores desastres ambientales en el país, el Gobierno Nacional definió una partida de 5.000 millones de pesos para eliminar los restos de petróleo en el río Mira, en Tumaco (Nariño).

El ataque a la infraestructura petrolera se produjo el 21 de junio de 2015 cuando 410.000 galones de combustible - 10.000 barriles- cayeron al río Mira, afectando el suministro de agua potable para 200.000 habitantes de Tumaco, y el sustento de unas 11.000 familias de pescadores y agricultores. Otros cauces también fueron alcanzados por la mancha de crudo.

Ahora la gran ilusión para las comunidades es que la mancha negra desaparezca del más importante recurso natural que los baña.

El pasado fin de semana, Corponariño y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en un evento que se cumplió en Tumaco y con participación del ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, se firmó un convenio para la descontaminación de la bahía de Tumaco y zonas afectadas, para lo cual se contempla una inversión de $5.000 millones en un proyecto que por fin ya entró en su etapa de ejecución.

Una primera etapa consistente en un proceso de investigación y evaluación para determinar la afectación ambiental en fuentes hídricas, ecosistemas de manglar y zona continental y en el que participarán la Universidad del Valle, Corponariño y las comunidades.

En la segunda etapa se prevé la ejecución de proyectos dirigidos a la atención de la comunidad y la recuperación de los ríos como tal por un monto total de $12.000 millones.

Y es que tras 16 meses, los pobladores cuentan su drama. Juan Aníbal Torres, dice que no se resigna a tener que reemplazar el pescado recién capturado por una lata de atún.

A sus 57 años, en medio de la espesa selva y un espectacular paisaje natural en el Litoral Pacífico, cuenta que "cuando el caudal del río aumenta baja con residuos de petróleo y toca dejar de pescar y regresar con las manos vacías”. Y en Bajo Jagua, una pequeña vereda con más de 1.000 habitantes, pobladores exponen que consumen agua contaminada y no tienen otra opción.

La voladura al Oleoducto Trasandino (OTA) por parte de las Farc, alcanzó los ríos Rosario y Caunapí, originando una emergencia ambiental y una crisis socio económica para pescadores y agricultores.

El río Mira con 400 kilómetros desde su nacimiento en la Cordillera y su desembocadura en el Océano Pacífico ha sido parte fundamental en la vida de las comunidades ribereñas que derivan su sustento de la pesca, la explotación de la madera y la agricultura.

Luego de la emergencia y por espacio de 10 meses Ecopetrol con el apoyo de la Agencia de Desarrollo Local de Nariño (ADEL) puso en marcha un proyecto para apoyar la recuperación productiva de los pescadores y piangueros. Se beneficiaron 200 familias vinculadas a las asociaciones Mar es Vida, Asofuturo y El Carmelo y el Consejo Comunitario Unión Río Rosario.

El primer componente fue la generación de mano de obra como alternativa de ingresos, en trabajos de recuperación ambiental. Fueron nueve mil jornales y como contrapartida por la recuperación de su territorio, las comunidades aportaron seis mil jornales.

Otro componente fue la entrega de 20 equipos de transporte y otros elementos para la recuperación económica y productiva de los pescadores y piangüeros de la zona.

Además, el Sena y la Universidad Católica del Norte de Chile pusieron en marcha un programa para la cría en cautiverio de la piangua y en jaulas flotantes se reprodujo el pargo.

Además a partir de este año con un técnico en maricultura, el Centro Agroindustrial y Pesquero de la Costa Pacífica apoya a unas 4.000 familias que se dedican a esta actividad.

"Se busca sostener este recurso natural y las personas que se dedican a la explotación de la concha o piangua puedan solventar su situación porque la especie se está agotando, estimamos en menos de un mes implementar este proyecto y que sea replicado en la zona pacífica del país” indicó el instructor del Centro, Ramiro Quiñonez.

La alcaldesa de Tumaco, María Emilsen Angulo, cree que la atención que el Gobierno Nacional le brindó a esa emergencia fue inmediata, aunque reconoce que aún quedan rezagos de la contaminación "porque pensar que se puede recoger todo el daño causado es totalmente imposible".

PASTO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA