Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Deslizamiento en Jericó Boyacá destruyó 327 casas. 1.900 damnificados

Por: REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS | 5:06 p.m. | 09 de Mayo del 2011

Deslizamiento en Jericó

Varios de los damnificados han arriesgado sus vidas para tratar de recuperar sus pertenencias.

Foto: Luis Lizarazo García

Las cinco veredas más productivas y habitadas de ese municipio fueron borradas del mapa.

A diferencia de que en Jericó no hubo víctimas fateles, el panorama que se vive en cinco veredas de ese municipio, es muy similar a lo ocurrido en 1985 en Armero (Tolima).

"De un momento a otro, la tierra se abrió y se tragó nuestras casas, cultivos, animales y demás pertenencias, dejándonos en la calle", dijo Álvaro Avendaño, vecino del sector de Cheva.

Quizá más tragico que el mismo hecho es que así seguía la mayoría de los 1.900 damnificados en la calle, muchos de ellos viviendo en condiciones infrahumanas y hasta con la misma ropa que tenían puesta el 16, 22 y 28 de abril, noches en las que se presentaron la avalancha y los deslizamientos en el caserío de Cheva y las veredas de Tíntoba, La Estancia, Ovejera y Cucubal, respectivamente.

Todos los damnificados y el propio alcalde de este municipio, José Bayardo Arguello, albergaban la esperanza hasta el pasado 5 de mayo, - cuando lograron llegar a la zona y durante dos días recorrieron el epicentro de la tragedia el periódico Boyacá 7 días, el Canal El Tiempo y Noticias Caracol -, de que el Gobierno departamental y nacional entendiera que esta es la tragedia más grave que hasta hoy ha dejado el invierno en Boyacá.

"Nos dicen que el señor Gobernador sobrevoló la zona en un helicóptero, pero como afortunadamente para nosotros no hubo un solo muerto, siguió su camino y hasta el sol de hoy el único que sigue poniendo la cara es el Alcalde", dijo uno de los afectados.

Aunque el coronel (r) Luis Fernando Piñeros, director de Crepad Boyacá, aseguró que desde el primer momento de la tragedia el Gobierno departamental ha estado presente allí (entregaron colchonetas y mercados), muchos aseguran que se necesitó de la presencia de la prensa para que el mismo gobernador, José Rozo Millán, acompañado por varios de sus secretarios llegaran hasta Jericó entre el sábado y el lunes pasado (ayer) para buscar soluciones.

Hasta el viernes los damnificados seguían en el centro del municipio en 85 albergues temporales (incluidas viviendas, escuelas y hasta la casa cural que amenaza con venírseles encima).

Una tragedia de carne y hueso

Irónicamente, los cientos de damnificados en Jericó se están volviendo parte del paisaje del casco urbano.

Con la llegada del día la mayoría de hombres jóvenes y algunas mujeres salen al sitio de la tragedia a tratar de recuperar sus pertenencias o cuidar los animales que lograron salvar, mientras los niños y ancianos permanecen en el centro.

Caída la noche, como si se tratara de un 'hormiguero', el parque principal se empieza a quedar pequeño. Todos los damnificados regresan para escuchar instrucciones, ir a misa, recibir la comida en una de las tres ollas comunitarias que maneja la Alcaldía y buscar cómo resguardarse del inclemente frío, máxime si se tiene en cuenta que las veredas afectadas son de clima templado.

Mientras ancianos sentados en las materas y sillas del parque literalmente lloran su tragedia, los niños juegan trompo.

Ya sobre las 10:00 de la noche cuando el frío se hace inclemente un escalofriante coro con el eco del llanto de niños y adultos se confunde con la oscuridad y el trasegar de damnificados errantes.

La voz de las víctimas

Santos Rodríguez Cuevas, damnificado vereda La Ovejera,
"Había invertido más de $50 millones en mi casa en la que vivíamos con mis seis hijos. Perdí mi cultivo y molino de alfalfa al igual que mis marranos y gallinas. Quedé en la calle".

Martín Sáenz, damnificado vereda La Estancia.
"En este lugar ya se habían presentado deslizamientos. En los últimos 80 años se han presentado tres derrumbes: uno en 1910, otro en 1965 y este que es el más grave".

Rafael Humberto Paredes, concejal de Jericó y afectado.
"Perdimos absolutamente todas nuestras pertenencias y solo quedamos con la ropa que teníamos puesta en el momento de la emergencia. Esperamos que el Presidente nos ayude".

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.