Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

El exconcejal 'Lucho' Díaz, ahora vende empanadas

Por: |

'Lucho' le jala ahora a la venta de empanadas

El exlustrabotas es un personaje conocido por la gente que transita por la calle 85 con 11.

El polémico y suspendido exconcejal se convirtió en vendedor de esquina.

Una camioneta Renault 12 de color rojo se ve parqueada en la calle 85 con carrera 11, una de las esquinas más exclusivas del norte de Bogotá.

En su interior, exactamente en el puesto del copiloto, un hombre duerme. Al menor ruido se despierta y se adivina entonces que quien descansa, a pierna suelta, es el exconcejal de Bogotá Luis Eduardo Díaz, el popular 'Lucho', el humilde lustrabotas que llegó al cabildo en el 2000 gracias, en buena parte, a la ausencia de su foto en el tarjetón electoral.

'Lucho' vuelve a ser noticia, por estos días, no por sus polémicas propuestas en el cabildo, como la vasectomía obligatoria para los hombres más pobres de la ciudad, sino por su nueva faceta: la de vendedor callejero de empanadas.

"No tenía nada que hacer y entonces me vine a ayudarle a mi hija con la venta", cuenta 'Lucho' y luego lanza una carcajada que se escucha en todo el cruce de la 85 con 11, justo el sitio donde está ubicado el puesto móvil.

La vida del exconcejal cambió radicalmente desde que la Procuraduría lo destituyó e inhabilitó para ejercer cargos públicos durante 13 años por violar el régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

'Lucho' se posesionó en su cargo haciendo caso omiso de las dos sentencias en su contra por el delito de hurto agravado, una conducta que no niega. "En el 84 me robé unos cauchos de un carro porque no podía dejar morir a mi hija. Ella se había quemado la cara y en ese tiempo no había ni Sisben", se defiende.

Hoy, con 49 años encima, está más cerca de los fogones -donde a las tres de la mañana pone a hacer la masa de las empanadas- que de los corrillos políticos y de los escándalos por echar bala en estado de embriaguez. Ahora, atraviesa Bogotá desde el Veinte de Julio, donde vive con su esposa, Gloria Esperanza Vargas, en su camioneta Renault 12 roja con un cargamento de 100 empanadas entre el baúl.

Clientes lo reconocen

Al puesto llegan dos tipos con pinta de ejecutivos y se quedan viendo detenidamente al ambulante.

'Lucho' se anticipa y se presenta como aquel concejal desdentando que antes de político fue lustrabotas de parque y rebuscador de la vida.

"¿Cuántas les doy?", pregunta con su voz metálica, mientras se calza unos guantes transparentes y mete la mano a la vitrina en busca de dos mixtas de 1.400 pesos.

"La gente lo reconoce fácilmente. Los doctores de por aquí se ponen a hablar de política con él", dice Leidy, una de sus hijas y quien administra el negocio de familia desde hace ocho meses.

La venta de comida no es nueva para la familia Díaz. Hace nueve años, en su época de concejal, Luis Eduardo administró 'La Zarza Ardiente', un restaurante en el sur de la ciudad que se volvió punto de encuentro de políticos, 'lagartos' y líderes comunales.

Al mediodía, sin una empanada en el mostrador, el excabildante se dirige, junto con su 'tropa', a echar 'corrientazo' en un local cercano.

"La gente piensa que porque fui importante en el pasado almuerzo en el Andino. Nada qué ver", aclara él.

De lustrabotas a político famoso

Luis E. Díaz llegó al Concejo con 18.382 sufragios, una de las votaciones más altas de las elecciones del 2000. 'Lucho' celebró con mariachis y Arturo Calle le regaló un vestido. En el 2004, la Procuraduría lo inhabilitó por 13 años.

FABIÁN FORERO BARÓN
Redactor de EL TIEMPO

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.