Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Recibe toda la información de Colombia y el mundo.

Suscríbete

Estudiantes serían quienes más atacan TransMilenio

Por: |

Estudiantes en TransMilenio

Auxiliares en la estación Jiménez en el centro.

Policías bachilleres y usuarios cuentan que los jóvenes son los más 'débiles' en cultura ciudadana.

La situación más dura y descarada que ha aguantado Sergio Vásquez en los 10 meses que lleva prestando servicio como auxiliar bachiller de TransMilenio fue cuando sacó a un usuario del sistema por colarse. “Cuando llegamos a la calle, el tipo me escupió en la cara”, contó.

Como él, hay 900 de estos jóvenes entre los 18 y 20 años que vemos en las estaciones y portales todos los días, con la misión de velar por la seguridad de los ciudadanos y apoyarlos. Debido a todas las situaciones que les ha tocado ‘sortear’, son ellos quienes, como nadie quizá, conocen lo que es la cultura ciudadana y el agite que se maneja dentro de este convulsionado sistema.

Cuentan varios de ellos que hablaron con este diario que “hay gente que se sube borracha y se orina en las estaciones. Hemos visto mujeres embarazadas o con bebés en brazos que se saltan las rejas, otros en muletas o cojos que brincan por las puertas”.

“Cuando se están colando 15 personas al tiempo, uno qué hace, si casi siempre está solo en una estación”, dice Stuart Palacios, un joven de 19 años que no ve la hora de terminar su servicio.

Stuart agrega que “las estaciones más duras son las de la troncal Centro, sobre todo las de Museo del Oro, Aguas, La Jiménez y la 57, en las que hay más estudiantes. Ellos son los más incultos y se meten al sistema como si fueran ratones. Se cuelan en grupos, se le atraviesan a los buses, abren las puertas, se saltan la registradora, en fin, y eso que deberían ser los más educados supuestamente”, cuenta este joven.

Wílmer Samaniego es otro de estos muchachos de 18 años que ha cuidado varias estaciones. Lo que argumenta con más fuerza y que sus compañeros apoyan es que nadie los respeta por tener esta gran etiqueta en su frente: auxiliares.
“Para la gente, nosotros no somos la autoridad; uno les va a hablar y en ocasiones siguen derecho y le dicen a uno, ‘¿usted quién es?, usted es un ‘pinche’ bachiller”. Él, como todos sus compañeros, recibió una inducción de tres meses, y cuando entró a TransMilenio recibió una capacitación de 80 horas para el manejo dentro del sistema, que no fue suficiente para todo lo que ha vivido.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Top de noticias

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.