Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

'Mi obsesión es acabar las mafias del Bronx': general Martínez

Por: |

'Mi obsesión es acabar las mafias del Bronx'

Para Martínez, uno de los hechos más dolorosos del 2012 fue el asesinato de un policía en el Bronx.

Comandante de la Policía de Bogotá dijo a EL TIEMPO que en 2013 se reforzará el Plan Cuadrantes.

Un año después de su posesión como comandante de la Policía de Bogotá, y aún sin saber si la Dirección General lo ratificará en el cargo, el general Luis Eduardo Martínez entrega un balance de la labor que le permitió obtener la tasa de homicidios más baja de los últimos 30 años (Lea la noticia del momento en el que el general Martínez fue nombrado como comnadante de Policía de Bogotá).

¿Cuál fue el secreto de su estrategia?

El Plan Cuadrantes se ha ido consolidando. En diciembre del 2011, cuando me posesioné como comandante, nos entregaron 1.500 uniformados más y pasamos de 769 a 1.036 cuadrantes.

Este es uno de los éxitos. Hay más tecnología y además se crearon siete gerencias a cargo de oficiales, que estudiaron de forma estadística las acciones delincuenciales que más afectaban a la ciudadanía en los últimos años.

Ellos hacen día a día el seguimiento de los delitos y de sus causas, y con el apoyo de las cifras focalizamos acciones de impacto y prevención. Para comienzos del otro año esperamos tener 1.100 cuadrantes, es decir que algunos territorios se van a reducir. Estarán integrados por los mil hombres que llegarán el 16 de enero, gracias al apoyo del director de la Policía.

¿Cuál será la principal acción en el 2013?

A partir de febrero se va a adelantar un plan piloto en 50 cuadrantes residenciales, en Chapinero y Usaquén. Cada uno, en un territorio reducido, estará bajo la responsabilidad de un solo policía por turno que irá en una patrulla inteligente (dotada con cámaras, computadores y bases de datos).

El Alcalde tiene un compromiso de entregar 70 vehículos más para fortalecer esta estrategia. La intención es que cada policía tenga una relación absolutamente estrecha con la comunidad. En caso de ser necesario, los policías de cuadrantes vecinos prestarán apoyo.

¿Cuál fue el momento más difícil de este año?

Crisis hay muchas, pero uno de los principales dolores de cabeza fue el atentado contra el exministro Fernando Londoño, porque es algo que no se esperaba. Sucede el mismo día en el que neutralizamos un posible atentado contra la Policía de Bogotá, pero se hizo un trabajo técnico y de investigación que permitió la captura de los responsables.

Otra situación complicada se vivió el 9 de marzo con los disturbios de TransMilenio. Yo estaba en Manizales atendiendo una calamidad doméstica. Fue muy duro y regresé de manera inmediata.

Esa situación dejó mucho que desear porque el TransMilenio es uno de los patrimonios de Bogotá, y algunos vándalos quisieron acabarlo. Pero a raíz de las medidas que se tomaron, nadie ha vuelto a tocar a TransMilenio. Quien intente bloquear el sistema será judicializado.

¿Alguna situación particular le generó tristeza?

Nos ha dolido mucho la muerte de nuestros policías y la indolencia de algunas personas que no reconocen ni valoran la labor y el esfuerzo de los hombres y las mujeres de la Policía.

Me dolió mucho la historia de un intendente que en el accidente que se presentó recientemente en la vía a Girardot perdió a toda su familia: sus dos hijos y su esposa. Le estamos prestando mucho apoyo. Nunca olvidaremos al patrullero Jeisson Mahecha, que nos asesinaron en el Bronx y por eso las mafias que allí operan sentirán todo el peso de la ley y la persecución implacable de la Policía.

¿Cuál es su principal obsesión?

Mi obsesión es acabar con las mafias del Bronx. La persecución sigue y la Policía no va a descansar hasta acabar literalmente con las mafias que hay en el Bronx. La obsesión de la Policía es tener en fila a todos esos criminales judicializados para presentarlos a los medios de comunicación, es decir, a los integrantes de los seis ganchos (redes de narcomenudeo).

Esperamos que la Administración Distrital nos acompañe con acciones de autoridad porque hay que entender que la Policía está atacando la criminalidad en el Bronx, no persiguiendo a los consumidores de droga ni a los habitantes de la calle.

La drogadicción es un problema de salud pública y como tal hay que atenderlo. Yo quiero disminuir los consumidores de droga, pero atacando los expendios de estupefacientes. Yo quedaría muy satisfecho el día que la autoridad pueda entrar al Bronx a hacer todo su trabajo sin ningún riesgo o amenaza.

¿Puede comprometerse con una fecha?

Es complicado dar una fecha, porque es un trabajo judicial que no depende solo de la Policía. Debe haber corresponsabilidad con la justicia: fiscales y jueces. Este es un país social de derecho y se debe respetar el debido proceso y por más criminal que sea una persona hay que hacer un procedimiento para poderlo privar de la libertad y para poderlo condenar.

Se necesitan muchos elementos materiales de prueba para que los jueces tomen decisiones. El proceso es largo, pero no vamos a descansar.

¿Qué les dice a las mafias del Bronx?

Que les quede claro a esos criminales que las intervenciones en el Bronx no van a parar por nada del mundo. No puede ser posible que exista un bar Homero estrato 6 que le hace apología al delito, porque hay un gancho que se llama igual y porque la droga que venden va marcada.

Esa vagabundería hay que acabarla. Hay un trabajo de inteligencia muy bien estructurado y tenemos identificados a unos integrantes de los ganchos. Conocemos el modus operandi y sabemos cómo se mueven. No estamos pescando en río revuelto ni capturando lo que salga.

¿Le quedaron espinas durante este primer año?

Es triste que haya 1.234 muertos este año (hasta el 27 de diciembre), y aunque bajamos las cifras porque salvamos 400 vidas con respecto al año pasado, son 1.234 dramas que duelen.

En este momento tenemos la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes más baja en los últimos 30 años: 16,5. Sin embargo, sigo creyendo que con el trabajo conjunto entre Administración, comunidad y Policía podemos bajar la tasa a un solo dígito.

El año entrante las cifras tienen que bajar. También queremos acabar con las cerca de 750 plazas de vicio (‘ollas’) que tenemos identificadas en la ciudad. Y si no se pueden acabar, las vamos a impactar y les vamos a hacer la vida imposible hasta erradicarlas.

¿Qué puede decir de su balance personal?

Tengo una satisfacción muy grande por los resultados obtenidos y por el equipo de trabajo que tengo en la ciudad. Ser el comandante de la Policía de Bogotá es un reto enorme, pero el reconocimiento de la comunidad y de los medios de comunicación es muy importante y nos compromete mucho más.

El año entrante debe ser mucho mejor para Bogotá en materia de seguridad. Mi sueño es ver a una Bogotá mucho más segura y, sobre todo, más tolerante.

¿Su principal ambición para el 2013?

A partir de febrero vamos a fortalecer en hombres, tecnología, campañas de prevención y en planes focalizados a las seis localidades más afectadas por los delitos: Ciudad Bolívar, Kennedy, Suba, Bosa, Rafael Uribe y San Cristóbal.

Si a esa estrategia se unen los territorios de gestión social integral (programas enfocados a atender las necesidades sociales de la comunidad), que hemos pedido a la Administración Distrital, llegaremos a la tasa de homicidios de un solo dígito. Las demás localidades también tendrán trabajos especiales de control de la criminalidad.

CARLOS GUEVARA
Redactor de EL TIEMPO

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.