Mujer quemada por su pareja recibe atención en Barranquilla

Mujer quemada por su pareja recibe atención en Barranquilla

La joven de 22 años, de Galapa, Atlántico, presenta quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo.

fg

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado domingo en el municipio de Galapa (Atlántico).

Foto:

22 de agosto 2016 , 11:45 a.m.

Richard Anderson Narváez, de 22 años, fue entregado a las autoridades por sus padres en la mañana del pasado domingo, luego de que contara que horas antes había quemado a su pareja, Ana de Hoyos, en medio de una fuerte discusión en el barrio Los Carruajes, en el municipio de Galapa, área metropolitana de Barranquilla. 

La mujer, de 24 años, permanece en la clínica Reina Catalina, de la capital del Atlántico, en la que es atendida por presentar quemaduras de primer y segundo grado en por lo menos el 40 por ciento de su cuerpo.

Según el reporte de las autoridades, se estableció que Narváez asistió a una fiesta con De Hoyos y que, luego de discutir en la casa, la mujer decidió irse a dormir a donde su mamá. Sin embargo, el domingo en la mañana, el hombre apareció con un cuchillo y una botella de gasolina para agredirla.

Familiares de la mujer aseguran que intentaron evitar el ataque, pero Narváez logró rociarle el combustible para luego prenderle fuego. También la habría apuñalado en una pierna.

En la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, en Barranquilla, a donde fue trasladado el joven por los agentes que lo recibieron, Narváez contó su versión de los hechos. Aseguró que el sábado estuvo bebiendo cervezas y aguardiente, en compañía de su pareja, pero, de un momento a otro, resultaron peleando porque “ella es muy celosa”, por lo que decidió irse a la calle.

Narváez narró que regresó a la vivienda en horas de la madrugada del domingo y, según él, se encontró con que De Hoyos quería botarle la ropa, por lo salió a comprar una botella de gasolina y, al volver, roció la ropa con el líquido y le prendió fuego. En su declaración, Narváez Fontalvo agregó que salió de nuevo y compró otra botella con gasolina para quemar unos zapatos, pero al regar el líquido también roció a De Hoyos y el fuego la alcanzó. Al verla en llamas, sostuvo, le echó agua con una manguera y se marchó.

Finalmente se dirigió a la casa de sus padres, en la urbanización Villa Olímpica, a las afueras de Galapa. Allí contó lo ocurrido y después se produjo la entrega a las autoridades.

Gloria Lamus Rodríguez, defensora regional del pueblo, aseguró por teléfono que ya fue asignado “un defensor público en representación judicial de la víctima, para que asista a la audiencia contra el capturado”.

BARRANQUILLA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA