Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Taxista en Barranquilla prefirió entrar a un arroyo a ser robado

Martes 6 de diciembre de 2016
Barranquilla

Taxista en Barranquilla prefirió entrar a un arroyo a ser robado

Cuatro delincuentes le rompieron los vidrios del carro, aprovechando que estaba detenido.

Por:  BARRANQUILLA | 

Harold De la Hoz insistió a la Policía que cuando se formen los arroyos deben colocar agentes cerca, dado que los conductores deben detenerse incluso si transitan por lugares inseguros.

Foto: Archivo/EL TIEMPO

Harold De la Hoz insistió a la Policía que cuando se formen los arroyos deben colocar agentes cerca, dado que los conductores deben detenerse incluso si transitan por lugares inseguros.

0

compartidos

Al mismo tiempo en que la mayoría de transeúntes intentaban resguardarse de la lluvia que cayó al mediodía del pasado martes sobre Barranquilla, cuatro presuntos delincuentes aprovecharon para intentar robarle las ganancias del día al taxista Harold De la Hoz.

El conductor, con dos pasajeras a bordo, esperaba a que el caudaloso arroyo conocido como 'Hospital' bajara a niveles transitables cuando fue sorprendido por los atracadores, quienes, con las cachas de pistolas, intentaban romper los vidrios del vehículo. Las mujeres gritaban y a De la Hoz solo se le ocurrió acelerar al máximo y metérsele de frente al arroyo.

“Con el temor por los atracadores y con los gritos de las señoras dentro del carro, me asusté, aceleré y terminé en el arroyo”, dijo De la Hoz, quien lleva en este oficio 3 años.

Por fortuna, el conductor y su vehículo fueron rescatados por varios vecinos que estaban cerca. Con cuerdas lograron que el arroyo no los siguiera arrastrando, aunque los atracadores huyeron y se llevaron el bolso de una de las pasajeras y varias bolsas de compras que acababan de realizar.

El vehículo sufrió varios daños, entre ellos que el motor fuera permeado por el agua del arroyo, lo que imposibilitó que volviera a encender.

De la Hoz conminó a la Policía a ubicar agentes cerca a los arroyos, para que a los ladrones no se les ocurra robar aprovechando que los conductores no tienen más opción que detener la marcha de sus vehículos.

BARRANQUILLA

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Riñas de pandillas bajo la lluvia dejan un muerto en Barranquilla

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad