Se agudiza el problema del Museo Romántico de Barranquilla

Se agudiza el problema del Museo Romántico de Barranquilla

Propietarios afirman haber pedido ayuda a la Alcaldía para una restauración definitiva del inmueble.

Gloria de la Espriella

Al día de hoy, el señor Alfredo de la Espriella se encuentra en un grave estado de salud por su avanzado Alzheimer. 

Foto:

Heiner Durán / EL TIEMPO

24 de julio 2018 , 04:00 p.m.

Museo Romántico de Barranquilla cada vez es más visible, pues, aparte de que ya no está en funcionamiento, los objetos que se suponía eran de gran valor para la ciudad y que a su vez permitían enriquecer los conocimientos acerca de la historia de Barranquilla, hoy están llenos de comején.

La fachada se cae a pedazos y la deuda en servicios se vuelve millonaria, aunque ya no cuente con agua ni luz. El museo, situado en la carrera 54 N°59-199, es una casona republicana donada por las hermanas Carmen y Esther Freund, herederas de una familia de origen judío que llegó a la ciudad a principios del siglo pasado.

En estos momentos, de seguro, ya cortaron la luz, el agua, y no hay quién nos ayude

Según Gloria De la Espriella, esposa del dueño del museo, Alfredo De la Espriella (que por su edad, su cuerpo y su mente no responden), sostiene que Barranquilla le dio la espalda, tanto al museo como a su la familia, y que aun estando familiares de su esposo en el poder, dejaron "morir" el museo que era algo icónico de la ciudad.

"Nosotros íbamos casi todas las tardes, pero hace más de dos meses que se enfermó Alfredo, y dejamos de ir. Por esa razón, contratamos un empleado, al cual le pagaba yo, para que estuviera pendiente del lugar, pero fuimos quedando sin un peso y tuvimos que decirle que no fuera más al museo. En estos momentos, de seguro, ya cortaron la luz, el agua, y no hay quién nos ayude, pero lo más triste es que el abuelo de Eduardo Verano (actual gobernador del Atlántico), que se llamaba Roberto De la Rosa, era primo hermano de las señoras que regalaron la casa del museo. Y Elsa, es hija de una pariente de Alfredo, pero nada de eso sirvió", subraya Gloria.

Y es que ese templo cultural, turístico e histórico donde se guardaban objetos, fotografías y documentos originales -hoy llenos de comején-, ha pasado al olvido. Gloria se queja e insiste en que el barranquillero del común no trasciende más allá del Junior y del Carnaval, y aparte de ser malagradecido, es inculto. "Barranquilla le dio la espalda a Alfredo totalmente. Creo que perdimos 30 años en una ciudad que no se lo agradeció. Es pura carreta que le gusta la cultura. Sólo están pendientes al fútbol y a la fiesta. Todo lo que representa a la cultura está cerrado: el Museo del Caribe, Bellas Artes, etc., y el Museo Romántico está perdido. El único museo que tenía la historia de Barranquilla, era este donde, de seguro, ya se ha perdido la mitad de los objetos. La capilla, que era preciosa, se cayó y el teatro se dañó", agregó.

Museo Romántico

La Alcaldía afirma que el Museo no ha presentado un plan apto para llevar a cabo se restauración. 

Foto:

Oscar Berrocal / EL TIEMPO

Cuando el museo se fue cayendo, dejaron de venir los colegios y no se sabe ni cómo ni por qué, pero algo pasó

Por otra parte, asegura De la Espriella que tanto ella como su esposo han pedido apoyo a los últimos dos gobiernos distritales, el de Elsa Noriega y el actual de Alejandro Char, pero nunca recibieron respuestas. "Cuando empezamos, teníamos un buen grupo, estaba Fernando y Clara Cortissoz; Eduardo y Rodrigo Carbonell; Margarita Molinares, entre otros. Había una gente estupenda, pero fueron muriendo todos y solo quedamos Alfredo y yo. El museo teníamos dos porteros, tres guías, una administradora, etc., todo eso lo pagaba la Alcaldía, y todo eso fue desapareciendo con el pasar de los días. Solo nos quedó un guía que pagábamos nosotros, pero llegó un día en el que no lo podíamos pagar, y decidimos que se fuera. Pedimos apoyo a los últimos dos gobiernos para no dejar morir al Museo, pero no les interesó", asegura Gloria.

Un ingreso fundamental para que el museo sobreviviera, era el de la visita de los colegios de la ciudad y de los municipios cercanos, pero de un día para otro, no fueron más. "Cuando el museo se fue cayendo, dejaron de venir los colegios y no se sabe ni cómo ni por qué, pero algo pasó. Porque si tu familia va a tu casa todos los días y de repente no van más, es porque algo está pasando. Las malas lenguas dicen que alguien le regaló una buseta a la Galería de Arte para que sacara a los muchachos de los colegios y los llevara a la galería y al Parque del Caribe", señala De la Espriella.

'Sí apoyamos: alcaldía'

El Distrito de Barranquilla, por su parte, a través de la Secretaría Distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo, se defendió de los comentarios de Gloria De la Espriella en el sentido de que sí se han realizado acercamientos con los propietarios del
Museo Romántico con el fin de fin de ajustar y modernizar la institución a los estándares internacionales, pero los propietarios a la fecha no han presentado una propuesta que se ajuste a los parámetros que exige la ley.

"Es de notorio conocimiento para este despacho, el actual deterioro del Museo Romantico, el cual requiere acciones inmediatas para su conservación, es por eso que el Distrito de Barranquilla, comprometido con la salvaguarda del patrimonio material e inmaterial histórico y cultural de la ciudad, se encuentra adelantando los trámites necesarios para realizar la Declaratoria del Museo Romántico como Bien de Interés Cultural del ámbito Distrital", expresa Juan José Jaramillo, secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo de Barranquilla.

Agrega que "en la actualidad, el Distrito de Barranquilla, a pesar de que no existe una declaratoria particular como BIC del ámbito distrital sobre el inmueble en donde funciona el Museo Romántico, al estar ubicado en los límites del sector de interés cultural de los barrios el Prado, Bellavista y una parte de Altos del Prado, goza de un régimen especial de protección y puede acceder a la exención establecida en el Estatuto Tributario de Barranquilla, en concordancia con el artículo 14 de la Ley 1185 de 2008.

Museo Romántico

Actualmente, todos los objetos están llenos de comején. Gloria afirma que todo va a la destrucción total. 

Foto:

Oscar Berrocal / EL TIEMPO

Se extingue la memoria

Con referencia al estado de salud del señor Alfredo de la Espriella, su esposa explicó que ya no puede casi ni caminar. "Alfredo tiene Alzheimer, pide la misma información todos los días. Hay que ayudarlo para que vaya al baño. Teníamos una enfermera hasta hace un mes, pero era muy costosa y nos tocó cancelarla".

Actualmente nos ayuda un enfermera con la que se siente muy feliz, pero esto es costoso. Y con el museo nunca ganamos un peso, siempre tuvimos que poner plata. De cosa y Alfredo logró una pensión de la Universidad Autónoma con la cual sobrevivimos", concluye.

Lo único que se puede estar seguroes que cada día que pasa, van desapareciendo objeto tras objeto en el museo, y con ellos, una buena parte de la historia de Barranquilla, en objetos, pinturas, esculturas, atuendos y una larga lista de elementos que dan fe de la grandeza que tuvo la ciudad como pionera nacional.

BARRANQUILLA.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.