La Casa Museo de Julio Flórez, en Atlántico, epicentro de polémica

La Casa Museo de Julio Flórez, en Atlántico, epicentro de polémica

En Usiacurí, municipio en donde queda, aseguran que politiqueros le han puesto el ojo.

Casa Museo Julio Flórez en Usiacurí, Atlántico

El espacio cultural del Atlántico, por excelencia, recoge buena parte del legado literario del poeta colombiano nacido en el interior del país, pero que decidió establecerse allí en donde murió.

Foto:

Guillermo González/EL TIEMPO

27 de mayo 2018 , 10:38 a.m.

“Cuando esto era un peladero y la maleza crecía por todas partes; las casas casi cayéndose, con medio techo de palma; los pocos muebles que dejó el poeta Julio Flórez deteriorándose; los pozos de aguas termales sin servir, a muy poca gente le dolía... Pero, ahora que todo se ve bonito, arborizado y limpio, ya los politiqueros del pueblo le han echado el ojo…¡qué descaro!”.

Así resume la actual situación de la Casa Museo una veterana usiacureña de pura cepa, que pide reservar su nombre, “porque en los pueblos todos nos conocemos y yo no quiero tener problemas; ya estoy muy vieja pa’ eso”, mientras se ríe y, desde una loma, señala el escenario y el recuperado entorno de la finca del afamado poeta nacional, en la que pasó sus últimos días aquejado de dolencias.

Todo lo genera el manejo de recursos aportados por la Gobernación del Atlántico, desde hace 12 años, para el sostenimiento del escenario que es referente cultural, no solo del Departamento, sino a nivel nacional e internacional. La situación ha ido escalando en estrados judiciales; incluso, ya está en la Corte Suprema de Justicia.

De un lado está un grupo de concejales y el abogado Hugo Rafael Silvera Peña, quien dice ser “veedor natural” y cita el Artículo 3 de la Constitución Nacional, que según él le da derechos para pedir cuentas claras sobre el manejo de recursos públicos recibidos por el ente que administra el espacio cultural, la Fundación para la Cooperación y el Progreso de Usiacurí (Coprous), e igualmente el destino del dinero obtenido por taquilla, detalles del pago de nómina, inversiones que se hacen, entre otros requerimientos.

"Es simplemente que responda sobre cómo ha administrado lo que ha recibido de la Gobernación. No es una cuestión personal, sino constitucional”, dice.

Y por el otro, Margarita Sofía Macías Ramos, quien ha estado al frente de Coprous, sorprendida por la actitud “malévola y oportunista cuando él sabe del manejo transparente que le hemos dado a la Casa Museo durante todos estos años”, refiriéndose al vocero de sus contradictores que, en el pasado, hizo parte de la fundación.

Silvera asegura que en todo esto no hay tinte político; sin embargo, se sabe que ha hecho antesala en el Concejo de Usiacurí buscando que miembros intervengan en apoyo ante su enfrentamiento jurídico con Margarita Macías.

En su trayectoria, él ha sido funcionario de la Alcaldía de Sabanalarga, Atlántico; candidato a la Alcaldía de Usiacurí, su pueblo, en 2015, a nombre del Partido Conservador; y asesor de entes públicos en Bogotá. En el municipio dicen que aspirará de nuevo a la Alcaldía y por eso busca protagonismo desde ya.

Rendición de cuentas

Ante la arremetida jurídica del abogado, calificado de incitador y desmotivador del trabajo voluntario por la Directora de Coprous, además de defenderse en los estrados judiciales a los que ha sido citada, sostiene que ha entregado toda la información pedida hasta donde se lo permite la ley, teniendo en cuenta que la Fundación “es una entidad de carácter absolutamente privado”. Ella, recientemente, expuso un balance de gestión en la plenaria de la Asamblea del Atlántico, durante una extensa sesión.

Los diputados recibieron documentación en la que Macías hizo un recuento desde la constitución de Coprous -23 de marzo de 1997-, la trayectoria que ha tenido con reconocimientos regionales y nacionales; las dificultades que se tiene en el país el sostenimiento de los museos –destacó la crisis que viven en Barranquilla, el Parque Cultural del Caribe, el Teatro Amira de la Rosa y el Museo de Arte Moderno, entre otros- y la poca asistencia de público que se ve en ellos; la manera sobre cómo fue el proceso para que la familia del poeta les cediera derechos, mediante escritura; más el comodato de la Casa Museo por parte de la Alcaldía de Usiacurí durante 30 años.

Aspecto de la Casa Museo Jlio Flórez en Usiacurí

Además de lla vivienda principal, la Casa Museo Julio Flórez cuenta con otras instalaciones que han sido preservadas.

Foto:

Guillermo González/EL TIEMPO

Además expuso la lucha por reconstruir sus instalaciones y su entorno con el apoyo del Gobierno Nacional, empresas privadas y universidades; el plan estratégico con horizonte que va hasta el 2027; y cómo se ha venido sosteniendo, mediante actividades propias y otras en alianzas con entidades interesadas en que siga preservándose la memoria literaria del reconocido poeta colombiano.

Destacó que hacía 15 años estuvo en el recinto de la Asamblea pidiendo apoyo al Gobierno Departamental y este se cristalizó en 2003 a través de la Ordenanza N° 00030. “El único aporte que le permite sobrevivir a este importante bien histórico. Hemos recibido la suma de $2.605.512.261 durante un periodos de 12 años, es decir un promedio anual de $217.126.022, lo que ha permitido garantizar la conservación de esta casa histórica. Nuestro compromiso con ustedes ha sido y será el manejo transparente”.

La Fundación es una entidad de carácter absolutamente privado

Explicó que el presupuesto que se manejó el año pasado fue de 581 millones, 600 mil pesos lográndose financiar el 74 por ciento, o sea 434 millones 147 mil 206 pesos. De esa cifra, el 73 por ciento corresponde a lo que aporta Gobernación, y el resto de recursos propios, con un faltante de 147 millones 452 mil 794 millones que “se subsana con trabajo voluntario”.

Macías sostuvo que lo ideal es que el acceso a la Casa Museo sea gratuito, pero eso requeriría de contar con un presupuesto anual, garantizado, de 3.678 millones 600 mil pesos. Esto también permitiría fortalecer los programas de educación patrimonial, incluso hasta contar con celaduría las 24 horas continuas en el lugar.

En la sesión de la Asamblea, estuvo presente el alcalde de Usiacurí, Ronald Padilla, quien dijo que para estímulos de actividades culturales en el municipio la Nación les aporta 39 millones de pesos y la Gobernación 40 millones, por lo que “nos queda imposible aportar recursos a la Casa Museo Julio Flórez”.

Al final, los diputados se comprometieron a evaluar la situación y buscar mecanismos para fortalecer los recursos a través de la Ordenanza que compromete a la Gobernación con este patrimonio cultural.

Álvaro Oviedo Castillo
Editor regional de EL TIEMPO
Barranquilla

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.