Mujer analfabeta en líos por no cumplir como jurado de votación

Mujer analfabeta en líos por no cumplir como jurado de votación

Elsa María Miranda es la mujer de 52 años sancionada por la Registraduría. 

Mujer analfabeta

Elsa María Miranda Salgado, una mujer analfabeta de Montería, es la mujer afectada tras no cumplir como jurado de votación el año pasado.

Foto:

Archivo Particular

08 de abril 2017 , 07:39 p.m.

Elsa María Miranda Salgado, una mujer analfabeta de Montería, salió del anonimato por cuenta de una insólita notificación que le envió la Registraduría Especial del Estado Civil por no haber acudido como jurado de votación en el pasado plebiscito por la paz.

La mujer de 52 años no sabe leer ni escribir, pero aun así aparece inscrita en la base de datos de esa entidad como posible jurado de votación en una lista enviada por el partido Centro Democrático.

En su humilde vivienda de la manzana 176 lote 20 del sector El Ñipi en el barrio Cantaclaro, uno de los más deprimidos de la capital cordobesa, Elsa María recibió el pasado 2 de abril una notificación de la Registraduría en la que le informa que debe acudir a presentar descargos,  pena de una sanción, por su ausencia al cumplimiento de la jornada electoral del 2 de octubre de 2016.

“Yo no sabía qué era lo que decía en ese papel, porque no sé leer, por eso le pregunté a mi hija y a un vecino, quienes me dijeron que debía pagar una plata por no haber sido jurado de votación; pero yo no sabía nada de eso”, comenta la mujer.

Yo no sabía qué era lo que decía en ese papel, porque no sé leer, por eso le pregunté a mi hija y a un vecino

Tras conocer la dimensión de la noticia acudió a la Defensoría del Pueblo, donde le brindaron la asesoría necesaria para evitar la posible sanción.

“Yo estuve muy angustiada porque soy una mujer muy pobre, no tengo manera de pagar ninguna sanción y la poca plata que gano arreglando sillas es para atender mi hogar”, comentó la angustiada señora.

Katherine Ortega Miranda es hija de Elsa María Miranda Salgado, quien acompañó a su madre a la entidad que la requiere, sin obtener respuesta satisfactoria.

“No entendemos cómo escogen de jurado de votación a una persona que no lee ni escribe y para colmo de males en la Registraduría nos dieron diez días hábiles para hacer los descargos, pero fuimos allá antes de la fecha y nos dijeron que no había nada que hacer”, relató Katherine Ortega con notable molestia e impotencia.

El caso fue tratado en el más reciente comité de seguimiento electoral donde la Alcaldía de Montería, la Personería y la Defensoría del Pueblo hicieron serios reparos a la manera de depuración de la lista de jurados de votación.

Al parecer, la misma situación habría ocurrido en otras regiones del país, de acuerdo con lo manifestado por voceros de la Registraduría.

Gudilfredo Avendaño Méndez
Especial para EL TIEMPO
Montería

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA