Desalojo del palacete de 'La Gata' fue aplazado por tercera vez

Desalojo del palacete de 'La Gata'  fue aplazado por tercera vez

Delicado estado de salud de la empresaria del chance, que pesa 30 kilos, causa de nueva prórroga.

gata

Un fuerte dispositivo de seguridad se desplegó ayer para el desalojo de Enilce López.

Foto:

Carlos Capella/EL TIEMPO

25 de abril 2018 , 10:35 a.m.

El delicado estado de salud de la empresaria del chance Enilce López, alias La Gata, fue la causa por la que el pasado martes se frustrara, por tercera vez, la diligencia de desalojo del palacete en donde vive, en un barrio del norte de Barranquilla.

Los trámites de desalojo de López lo iniciaron el martes en la mañana, pero al hecho se opusieron, inicialmente, su madre y una tía, adultos mayores, que viven en e lugar, y luego los cuatro abogados que llegaron en su defensa.

Tras más de ocho horas de diligencias, al final de la tarde se conoció el dictamen de médicos de la Secretaría de Salud de Barranquilla, en cuyo informe reportaron el delicado estado de salud de alias La Gata, quien no está apta para ser trasladada a otro lugar, mientras no se acondicione.

El nuevo plazo acordado entre los abogados defensores de López y la Sociedad de Activos Especiales (SAE) es de 10 a 15 días hábiles.

La empresaria del chance será llevada a una casa que ya arrendó y que en estos momentos está siendo adecuada. Aquí continuará pagando su condena de 37 años de cárcel, bajo la figura de detención domiciliaria, por los delitos de homicidio y concierto para delinquir, mientras el Inpec lo decida.

Inicialmente, los funcionarios de SAE fijaron como fecha el 4 de mayo, pero los abogados aseguraron que en ese tiempo no alcanzan a tener lista la casa y por eso solicitaron como fecha el 10 de mayo, con el compromiso que podría ser antes. El tema quedó en discusión.

El compromiso de López es que entregará, voluntariamente, el predio de su propiedad, una lujosa casa de 1.200 metros cuadrados que se encuentra inmersa en un proceso de extinción de dominio, y en donde se encuentra desde enero pasado.

Gran operativo

La diligencia de desalojo de La Gata fue toda una película que despertó a los vecinos de la calle 91 con carrera 59 en el barrio Altos de Riomar.

Desde tempranas horas se sintió el ruido del helicóptero de la Policía, rondado en esta zona del norte de Barranquilla.

Antes de las 8 a.m. ya la Policía y el Inpec tenían acordonado el lugar y restringiendo la entrada y salida de los vecinos.

En total fueron 154 personas las que participaron en esta diligencia, entre esos 78 policías que estaban bajo el mando de un coronel que llegó de Bogotá designado para acompañar los planes de extinción de dominio de la Sociedad de Activos Especiales.

También llegaron funcionarios de la Personería Distrital, Procuraduría, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Defensoría del Pueblo, el Instituto Nacional Penitenciario, y la Alcaldía de Barranquilla.

Los funcionarios no pudieron pasar de la reja de la casa, en donde se encontraba la madre, una mujer de 90 años, y una tía, quienes acompañadas de cuatro abogados, lo impidieron.

 La diligencia comenzó con la discusión jurídica. La defensa mostraba los argumentos y amparos que tenia para evitar el desalojo de la propiedad de su cliente.

Así transcurrió gran parte de la mañana.

La situación era seguida por periodistas nacionales e internacionales que se apostaron en una de las esquinas del sector y transmitían en vivo todos los avances que se iban dando.

Sobre el mediodía, el turno fue para los médicos: cinco contratados por López, quienes entregaron el reporte del delicado estado de salud de la mujer.

De acuerdo con este dictamen, que al final de la tarde fue confirmado por los médicos de la Secretaria de Salud de la Alcaldía de Barranquilla, la mujer está pesando 30 kilos, y tiene problemas cardiovasculares y neurológicos.

Tras la evaluación médica se dictaminó que por su desnutrición severa no puede ser movida; de hecho, una veeduría ciudadana divulgó una foto de la empresaria del chance que probaría su crítico estado de salud.

En la diligencia trascendió que López solo sería movida si se adapta una cárcel como hospital de primer nivel, por tratarse de una medida atípica la diligencia fue de nuevo aplazada hasta nueva orden.

Leonardo Herrera Delgans
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla. 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.