Disturbios en el Metropolitano tras perder Junior frente a Nacional

Disturbios en el Metropolitano tras perder Junior frente a Nacional

Hinchas junioristas casi invaden cancha. Policía controló, pero atacan buses de Transmetro.

fg

La Policía enfrentó a los grupos de desadaptados y evitó que entraran a la cancha.

Foto:

Guillermo González / ETCE

18 de noviembre 2016 , 03:19 p.m.

El partido aún estaba jugándose entre Junior y Nacional en la noche del pasado jueves, cuando en las tribunas los aficionados locales empezaron a correr de un lado para otro.

Esto hizo que el árbitro Luis Sánchez detuviera el juego por varios minutos hasta que la situación se calmara. La primera estampida se dio en la tribuna de norte del Roberto Meléndez, lo cual obligó a que los agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) se desplazaran hacia el lugar para evitar una posible invasión de la cancha.

En el costado norte, la barra de Los Kuervos amenazaba con entrar al campo para pronunciarse frente a los jugadores locales, e igualmente para impedir que el encuentro terminara y de paso evitar que el conjunto visitante festejara en el gramado del estadio.

Después, los desórdenes se registraron en la tribuna de sur, con centenares de miembros de la barra Frente Rojiblanco. Hacia allá también corrieron efectivos para controlar la situación. Las tribunas de norte y sur quedaron desocupadas, mientras que en oriental y occidental mucha gente se quedó en sus puestos a la espera de que se calmaran los ánimos.

Producto de lo anterior, la celebración de Nacional fue a medias. Los jugadores recibieron sus medallas y el trofeo, pero no hubo vuelta olímpica, ya que las condiciones no estaban dadas.

Los aficionados del equipo verde, que estaban camuflados en occidental, tampoco pudieron dar rienda suelta a su emoción por la consecución de un nuevo título.

Antes del compromiso se difundieron mensajes violentos de varios hinchas a través de redes sociales. Hubo quienes declararon como “objetivo” a todos los que llegaran al escenario de la calle Murillo sin camiseta de Junior.

La salida del estadio también fue compleja para muchos aficionados y miembros de la prensa.

Por lo menos 1.200 policías fueron designados para el operativo en el estadio Metropolitano. Algunos aficionados se quejaron de abusos de autoridad.

Dañaron buses e hirieron a conductor

Los desórdenes propiciados en la noche del jueves por vándalos en los alrededores del estadio Metropolitano, justo después de la final de Copa Águila que perdió Junior ante Nacional, dejaron ocho buses de Transmetro por fuera de circulación.

Los vehículos fueron atacados con palos y piedras. Durante los disturbios también resultó herido un conductor. Por esta situación el sistema suspendió sus operaciones.

Enfrentamientos con la Policía, atracos a peatones, taxistas y comerciantes de la zona, también formaron parte del panorama en los minutos posteriores al encuentro.

“Esta vez el tema se nota más por ser un juego final. Pero la verdad es que esto es usual cada vez que juega Junior en casa y nadie nos pone atención”, manifestó Joel Gutiérrez, residente de la Ciudadela.

Manolo Ortega Ponce

Redactor de ADN

Barranquilla.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA