El Cristo con cara de mujer que tiene dividido a Polonuevo

El Cristo con cara de mujer que tiene dividido a Polonuevo

Se dice que carga maldiciones y que ahora no tiene razones para perdonar, conozca su historia.  

Cristo Polo Nuevo

La imagen permanece instalada en la plaza principal de ese municipio del centro del departamento.

Foto:

Lewis A. Forest B. / EL TIEMPO

30 de marzo 2017 , 06:59 a.m.

Era uno de los días más soleados que hacía en el municipio de Polo Nuevo en el Atlántico y el pueblo se preparaba para el acontecimiento más importante de los últimos 30 años, la develación del Cristo del Perdón; su construcción era un compromiso adquirido por los habitantes de la población luego de que en 1963 se destruyera uno similar y según ellos, cayera toda clase de maldiciones sobre la familia que al parecer cometió el sacrilegio.

Esta historia se remonta al año de 1944 cuando en el altar de la Iglesia del pueblo, Leonor Martínez y Milciades Palma decidieron unir sus vidas con el sagrado vínculo del matrimonio; la felicidad duró hasta 1959, cuando Milciades murió y dejó viuda a Leonor.

En medio del dolor que le produjo esta pérdida, ella decidió hacer una escultura que representara lo que estaba sintiendo, por eso creó el Cristo del Dolor, inspirándose en Maura Mercado, una joven del pueblo, para la cara de facciones finas y en Anibal, su primo, para hacer el cuerpo de Jesús.

La escultura era bellísima, todo el pueblo tenía que ver con ella, entonces la viuda decidió ponerla en la tumba de su difunto esposo”, contó Alberto Espinosa, uno de los antiguos del pueblo.

Y efectivamente allí estuvo hasta 1963, año en el que Leonor decidió comprometerse con un pretendiente de Barranquilla; este hecho generó el rechazo de la familia de Milciades, quienes según su formación creían que ella debería guardarle luto por siempre.

Cristo Polo Nuevo en el Parque

La instalación del Cristo con rostro de mujer tiene hablando a todos los habitantes del municipio de Polonuevo (Atlántico).

Foto:

Lewis A. Forest B. / EL TIEMPO

La escultura era bellísima, todo el pueblo tenía que ver con ella, entonces la viuda decidió ponerla en la tumba de su difunto esposo

Heriberto Palma era el hermano del difunto y junto con varios amigos decidieron destruir el símbolo del amor entre Leonor y Milciades y con hachas, destrozaron el Cristo del Dolor; desde ese entonces, pesa una maldición sobre quienes hicieron este escabroso acto, maldición que se extendió a todo Polo Nuevo”, aseguró Espinosa.

Todos quienes participaron en la destrucción de la figura, murieron de manera violenta o sufrieron dolorosos accidentes que los dejaron mutilados de por vida. Estos hechos obligaron al alcalde de ese entonces a poner un Cristo en el cementerio, pero ni siquiera esto logró apaciguar los hechos aciagos.

Es entonces cuando Hermes Carmona, decide resarcir el daño y crear un nuevo Cristo del Perdón, durante años planeó su construcción y de la misma manera que la original, se inspiró en un hombre para el cuerpo y una mujer para la cara, emulando las facciones finas de Jesús, pero al parecer marcó mucho el rostro de su modelo y la imagen salió con cara femenina.

Mire todos creíamos que este iba a ser el final de la maldición, pero dígame ¿cuál perdón vamos a tener con ese señor o señora que nos pusieron en el parque?”, se preguntó Wendy de la Hoz, habitante de Polo Nuevo.

La imagen se encuentra en el parque principal de la población y dividió al pueblo, pues algunos lo toman como algo normal para la época, “Es una mujer con cuerpo de hombre, no me parece que este mal, representa que Dios no tiene género, nada de esto nos debe aterrar, es un simple monumento que representa la grandeza de Jesús”, expresó Javier Fontalvo, uno de los visitantes que llegó al pueblo atraído por la singular obra.

Es una mujer con cuerpo de hombre, no me parece que este mal, representa que Dios no tiene género, nada de esto nos debe aterrar, es un simple monumento que representa la grandeza de Jesús

Sin embargo, hay quienes piensan todo lo contrario, “esto es una falta de respeto, con el pueblo y con la Iglesia Católica, es una burla que no vamos a tolerar y menos ahora que se acerca la Semana Santa”, explicó Álvaro Lara, habitante de Polo Nuevo.

Mientras el pueblo debate, la imagen permanece ahí, en el parque principal; algunos aseguran que no la han destruido, no por respeto a lo que representa, porque, “para nosotros no es algo religioso”, sino por temor a que una nueva maldición caiga sobre Polo Nuevo.

LEWIS A. FOREST
Canal EL TIEMPO TELEVISIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA