Crece robo en menudeo en Barranquilla

Crece robo en menudeo en Barranquilla

Fenalco reveló estudio en el que supermercados de la ciudad reportan perdidas de hasta el 12%.

robo en tiendas

Los llamados robos internos, mermas por artículos que los clientes y  empleados hacen en los supermercados  que casi no se notan, y  afectan al negocio.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

26 de septiembre 2017 , 09:51 a.m.

El vigilante que pide la factura y la raya; el detector que pita y convierte a la víctima en blanco de todas las miradas, los espejos por todos lados, las cámaras, mucha tecnología, pero los robos se siguen dando de la manera más sutil, y representaron, el año pasado, el 12 por ciento de las pérdidas en las cadenas de supermercados de Barranquilla.

Se trata de las cifras extraídas por Fenalco Átlántico a partir del Censo Nacional de Mermas, realizado por la firma consultora We Teamy que se dio a conocer la semana pasada en Santa Marta durante el Congreso Nacional de Comerciantes.

Es que según ese estudio el 48 por ciento de la merma (disminución del inventario) en almacenes y supermercados del país obedece a la modalidad de robo y alcanza una cifra cercana a los 226 mil millones de pesos.

En Barranquilla, en el caso de los establecimiento que hacen los controles de inventarios cada año, las pérdidas por este tipo de robo equivale al 12 por ciento, tanto por hurto interno y externo.

Otras grandes cadenas, que hacen valoraciones trimestrales registraron filtraciones (así se les denomina a este tipo de salida de mercancía) de entre 10 y 13 millones en su último periodo de análisis.

En el caso de las estadísticas en general, se destacan los resultados por secciones.
Por ejemplo, en el área de aseo personal y enlatados, el 60 por ciento de los robos tienen que ver con cremas dentales, máquinas de afeitar, desodorantes, enjuagues bucales, cremas de mano, champús.

En la sección de carnes, la mitad de los robos ocurren en las carnes frías. En este caso el impacto en los inventarios es grande porque en esta sección se manejan precios altos.

Entre los artículos más robados están: las salchichas, tocinetas, jamón de pavo y carnes de primera.

También se evidencia que el robo interno en la sección de carnes se ha convertido en algo muy frecuente, revela el informe.

En este caso, hay dos modalidades que se han detectado: una es la de empacar carne de primera categoría con precios de la de segunda (eso quiere decir que hay complicidad de empleados internos con personas externas) y que solo se detecta cuando el empleado de la caja entra en sospecha.

La otra modalidad es la de llevar carne en las botas. Ya hay revisión muy clara y minuciosa con la que se está evitando. Lo otro es que la carne de primera categoría se vende ya empacada y con precio previo, para que no quede a merced del vendedor del momento.

A menudo los robos se dan debido a las alianzas que se establecen entre los clientes y empleados de los almacenes


En cuanto a la sección de licores, bebidas y productos de lactosa; el 22 por ciento de los robos se dan en whisky, aguardiente, cervezas, gaseosas y yogures.

Pero el dato más desesperanzador es que el hurto se da con la participación de los empleados directos e indirectos de los almacenes y supermercados (conocido como robo interno). Se da en el 70 por ciento de los casos.

Fenalco explicó en su informe que a menudo los robos se dan debido a las alianzas que se establecen entre los clientes y empleados de los almacenes.

Varios de los gerentes afirman que los robos internos no se detectan a tiempo; solo si los actores cometen algún error, y determinar el valor de las filtraciones puede llegar a ser muy inexacto.

Para estos casos, en los inventarios se asumen las pérdidas como robo a cliente o faltantes.

Al entregar consejos al respecto, Fenalco recomendó que se adopte la práctica de hacer control de inventarios de manera más seguida, mínimo una vez al mes, y así detectar las grandes variaciones existentes de las diferentes secciones, con el fin de poder hacer los seguimientos necesarios.

El 52 por ciento de los robos externos tienen la participación de bandas delicuenciales; y el 60 por ciento de ellos son cometidos directamente por una sola persona en el supermercado. Las modalidades de hurto individual más comunes es la de mercancía camuflada en ropa o maletines (10 por ciento).

Javier Franco Altamar
Redactor de ADN
Barranquilla

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA